jueves, 31 de diciembre de 2015

Expectativa de congresistas por la reforma tributaria de 2016

En marzo del próximo año, el Congreso regresará de su receso legislativo y dentro de los temas que abordará estará la reforma tributaria que ya se ha anunciado y que incluso se esperaba para este periodo que terminó.
 
La reforma, que según se ha conocido por los análisis de la comisión de expertos traerá un alza en el impuesto del IVA de tres puntos, haciéndolo pasar de un 16% a un 19%, es uno de los temas que tienen a la expectativa a los congresistas y muchos de ellos ya manifiestan su preocupación por el tema. 
Tal es el caso del representante del Centro Democrático, Pierre García, quien señaló el anunció como una mala propuesta. Para él, el gobierno tiene que esforzarse por conseguir otras formas de financiamiento y no que los colombianos y los empresarios paguen las facturas por medio de los impuestos. 
“Estoy aterrorizado con el anuncio para Navidad que le hace el Gobierno Nacional del aumento del IVA, que va a pasar del 16% al 19%. Un aumento de casi el 20%, cuando usted tiene en cuenta la inflación, tiene en cuenta el aumento de las tasas de interés, tiene en cuenta la devaluación que ha sufrido el peso, le dice a los colombianos que ahora les pide un esfuerzo de tres puntos más en el IVA, me parece que no es una buena propuesta. Me parece que los colombianos no tienen la culpa y no deben ser los responsables de los malos manejos administrativos del gobierno”, dijo el representante. 
En ese mismo sentido, y frente a los retos que se vienen para el próximo año, con el hueco fiscal que deja la caída del precio del petróleo y el proceso de paz, el senador del Partido Liberal Horacio Serpa, afirmó por medio de su cuenta de Twitter  que “lo más fácil es proponer una reforma tributaria subiéndole los impuestos a los pobres y a la clase media”. 
En medios, también el senador del Polo Democrático, Jorge Enrique Robledo, calificó como un mal regalo de Navidad, al igual que el anuncio de la venta de Isagén, la propuesta que el Gobierno Nacional llevará al Congreso. “Eso ya se sabía porque esas comisiones no son más que una pantomima, pero bueno, ese va a ser el regalo de fin de año a los colombianos, con lo cual vamos a terminar bastante mal el año”, manifestó el congresista. 
Por su parte, la representante Olga Lucía Velásquez, dijo que de subirse el impuesto del IVA, que afectaría a todos los colombianos sin excepción, esos recursos nuevos deberían tener una destinación específica, como la educación. 
“La reforma tributaria estructural es la reforma que el país está esperando. Nosotros incluimos en la anterior reforma tributaria el artículo que creó la comisión de expertos y esta comisión de expertos está haciendo un análisis integral de cada uno de los tributos. ¿Qué esperamos? Que haya un equilibrio entre la producción de quienes generan empleos y productividad en el mercado, pero además que esos tributos sean más redistributivos. (…) Yo creo que el IVA, para llegar a incrementarlo, tiene que ser una justificación suficiente y además con una destinación específica de esos ingresos, como por ejemplo educación”, señaló.

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Qué año para la economía!

Medido en dólares, todos los colombianos perdieron el 50 por ciento de su patrimonio en 2015. La devaluación fue la principal causa, pero no la única.


Este fue un año no apto para cardiacos. Aunque con la caída del petróleo, que comenzó en 2014, ya se presagiaba que 2015 sería difícil para las finanzas públicas, la verdad es que las principales variables de la economía sorprendieron negativamente a más de uno.

El dólar no dejó dormir a muchos. La divisa estadounidense arrancó el año en 2.392 pesos y durante el primer semestre se movió por debajo de los 2.600 pesos. Pero a partir de entonces comenzó una carrera ascendente hasta superar la barrera sicológica de los 3.300 pesos, hace apenas unos días. La devaluación del peso en lo corrido del año llegó al 40 por ciento. 

Por este efecto, ahora los colombianos se perciben más pobres pues, medido en dólares, su patrimonio vale casi la mitad. Y, por el contrario, los productos importados y los viajes al exterior están por las nubes. 

Lo peor es que la fortaleza del dólar, que ha sido un fenómeno mundial ante la caída del precio internacional del petróleo, no ha beneficiado las exportaciones colombianas como se esperaba. 

Sin embargo, sí se ha trasladado bruscamente a los precios de la canasta familiar. Esta es precisamente la segunda sorpresa. A pesar de que desde mayo se advertía que la mayor devaluación se estaba trasladando fuertemente a la inflación, algunos esperaban que se corrigiera en el segundo semestre del año. Sin embargo, el fenómeno de El Niño comenzó también a afectar los precios. 

Hay quienes opinan que la junta del Banco de la República se demoró en subir las tasas de interés para detener a tiempo la inflación, que en el quinto mes del año ya superaba la meta del Emisor. El banco central llevó la tasa de intervención a 5,50 por ciento (con alzas fuertes en las últimas sesiones) y envió al mercado la señal de que controlar la inflación es su prioridad.

Según la última encuesta de expectativas, realizada por el Banco de la República entre 43 analistas locales, la inflación promedio esperada para el cierre de 2015 se sitúa en 6,67 por ciento, una cifra que no se veía desde hace mucho tiempo. Hasta noviembre, según el Dane, los precios al consumidor presentaban una variación de 6,11 por ciento, cuando en el mismo periodo del año pasado era de 3,38 por ciento. Cabe recordar que el país viene de inflaciones muy bajas. En 2013, la variación del IPC fue de 1,92 por ciento –la más reducida en 16 años– y 2014 cerró con 3,66 por ciento.

El petróleo también desveló a todos en el planeta, en especial a los países productores y a los que dependen en alto grado de su exportación. Colombia sin ser un país petrolero es altamente dependiente de su renta. Pues bien, el crudo no paró de caer.

El Brent (referencia para Colombia) cerró 2014 a 72 dólares el barril y aunque hasta agosto de este año se movió entre 50 y 65 dólares, en los últimos meses se ha descolgado de 40 dólares. Según la página especializada PrecioPetroleo.net, el Brent se ha cotizado apenas a 13 centavos por encima del mínimo de 36,20 dólares por barril registrado en diciembre de 2008. Lo grave es que de acuerdo con expertos no hay razones muy fuertes para pensar que comenzará pronto a subir.

La caída del petróleo ha agudizado la situación de las petroleras en todo el mundo, afectando su valor en la bolsa. En Colombia, la acción de Pacific Rubiales es la más golpeada. Durante el año ha bajado 78 por ciento. La acción de Ecopetrol, entre tanto, se ha desvalorizado un 45 por ciento, hasta descolgarse de los 1.200 pesos.

Claramente, la caída no solo ha afectado las acciones de las petroleras. En general, todas las que cotizan en la Bolsa de Valores de Colombia han sido castigadas. El índice Colcap –que refleja las variaciones de los precios de las 20 acciones más líquidas del mercado– ha caído un 23 por ciento y completa cinco años de descenso.

A las cifras anteriores, y como consecuencia de algunas de ellas, hay que agregar el colapso de las exportaciones tradicionales, las cuales, hasta octubre, se contraían a tasas del 35 por ciento, mientras que las no tradicionales caían 10 por ciento.

Como se ve, 2015 fue un año para asustar a cualquiera. Qué pasará en 2016, es la pregunta del millón. Algunos creen que en el bisiesto se podrían corregir muchas de estas variables que ya han tocado piso o techo.

Barril sin fondo

El precio del petróleo no parece encontrar piso. Tanto el WTI como el Brent han caído con fuerza desde la reunión de la Opep del 4 de diciembre. Han llegado a los mínimos de los últimos 11 años.


Inflación por las nubes

Colombia venía de inflaciones controladas, lo que le daba al Banco de la República una calificación de diez, pues es su principal tarea. Sin embargo, en 2015 los precios se salieron de curso. La devaluación y el fenómeno de El Niño impulsaron la inflación a las nubes.

El precio del petróleo no parece encontrar piso. Tanto el WTI como el Brent han caído con fuerza desde la reunión de la Opep del 4 de diciembre. Han llegado a los mínimos de los últimos 11 años.

Trepada del dólar

El peso colombiano es una de las monedas más devaluadas del planeta. Se ha desvalorizado 40 por ciento durante 2015. La subida del dólar fue más pronunciada en la segunda mitad del año, cuando se trepó a los 3.000 pesos.


Tobogán bursátil

La Bolsa de Valores de Colombia es una de las más castigadas. Completa cinco años de descenso. Las acciones que más caen son las petroleras, pero no son las únicas. El Colcap, principal indicador de la bolsa ha caído más de un 23 por ciento.

martes, 29 de diciembre de 2015

El IVA aumentaría de 16 % a 18 por ciento el próximo año

El 90 por ciento de los productos y servicios de uso en el país están gravados con la tarifa general.

Según recomendaciones de la Comisión de Expertos Tributarios es necesario el aumento en la tarifa de este impuesto. Este informe será insumo de la reforma tributaria del 2016.

Luego de varios meses de estudio y análisis, quedó en firme la propuesta de hacer un incremento en el IVA general a muchos de los productos de la canasta familiar, cuya tarifa actual está en el 16 por ciento.
Esta recomendación, por parte de la Comisión de Expertos Tributarios fue presentada el 23 de diciembre. El informe será insumo para hacer la reforma tributaria del año entrante, no solo irá sin remedio, sino que además, el aumento sería de un 2 puntos porcentuales.
El ajuste llegaría en un momento en el que la inflación alta, por encima del 6 por ciento, ya está poniendo talanquera a la capacidad de los hogares para adquirir bienes y servicios, especialmente alimentos, en donde la inflación se trepa al 10 por ciento.
Según el Dane, el consumo de los hogares sigue aportando una gran cuota al crecimiento, pues su dinámica del consumo final fue de 3,5 por ciento entre julio y septiembre pasados, por encima del PIB.
Esto, sin contar con los anuncios de los empresarios, no solo de que no generarán tanto empleo nuevo, sino que, por el contrario, podrían reducir puestos de trabajo.
Por eso, el golpe del IVA al consumo, uno de los elementos que está haciendo crecer la economía colombiana, no se hará esperar.
Según la firma Raddar, al subir el IVA se produce una “contracción de la capacidad de compra y una reconstrucción de la estructura de consumo”.
Esto significa que las personas dejan de consumir los productos con un impuesto mayor, para migrar a otros con menores tasas.
Por ello, para el senador Iván Duque, del Centro Democrático, “aumentar el IVA cuando la inflación campea puede ser una medida peligrosa, más si el Gobierno no se amarra el cinturón y nos sigue pasando a todos la factura”.
Para Raddar, el IVA ya pesa bastante en el gasto de los hogares: el 4,85 por ciento, según sus cálculos.
Los colombianos pagan mensualmente una tasa de este impuesto que en promedio, es superior al 5 por ciento, lo que implica que, por cada 100 pesos que vale lo que necesitan para vivir, están sacando 5 pesos adicionales que van a parar a la bolsa tributaria, cuando no se quedan en las cajas registradoras de los evasores.
El promedio se da porque hay 3 tarifas diferenciales, aparte de bienes excluidos y exentos.
Pero, en términos generales, el 90 por ciento de los productos y servicios de uso en el país están gravados con la tarifa general.
En el 10 por ciento restante entran 156 bienes excluidos del IVA (ejemplo la cebolla y similares); otros 53 que están gravados con el 5 por ciento (ejemplo la medicina prepagada); 26 que están exentos, es decir, técnicamente no pagan nada porque la tarifa es 0.
ES NECESARIO
De un incremento del IVA, por ser un impuesto indirecto, no se escaparía nadie, porque todo el mundo tiene que comer (el servicio en unos restaurantes está gravado con el 16 por ciento y en otros con el impuesto al consumo, de 8 por ciento); todos tienen que vestirse, y suplir otras necesidades que están salpicadas por la tributación.
El lío es que la necesidad existe. La justificación de un aumento de la tarifa general está más que revelada en el país.
Hay un hueco fiscal dejado por la dependencia que Colombia tenía de la renta petrolera, la cual se cayó en 20 billones de los 24 billones de pesos que generaba.
Si a ello se le suma que Colombia tiene un nivel de recaudo del 17 por ciento del PIB, lo que es muy bajo en comparación con el de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), los argumentos sobran. Más aún, si se agrega el alto costo que implicará la paz, calculado a mano alzada entre 187 billones de pesos en 10 años, hasta 300 billones.
Mario Valencia, de la Red de Justicia Tributaria cita a la Comisión Económica para América Latina (Cepal), organismo que ha establecido que, “las tarifas elevadas de IVA aumentan la propensión a la evasión. Asimismo, altas tasas están relacionadas con bajos índices de productividad del impuesto. Esto sin mencionar que un aumento del IVA reduce el poder adquisitivo de las personas, pero también presiona el alza generalizada de precios, ya que al comprar el mismo bien, este resulta más costoso”.
Agregó que “con un posible aumento en el IVA, del 16 al 19 por ciento, se esperaría recaudar cerca de 10 billones de pesos adicionales”, lo que mermaría el consumo de los hogares, que en los últimos 5 años ha subido en 5 por ciento mientras que, “el IVA interno ha crecido en promedio en los últimos 4 años un 7,2 por ciento anual”.
Cada una de estas premisas tendrá que tener en la lupa la Comisión de sabios tributarios, que ya está dando los últimos toques al informe final en el que una de las sugerencias más impactantes será el incremento del IVA.

lunes, 28 de diciembre de 2015

Últimas reformas tributarias han aumentado el número de quejas

Una queja recurrente de los empresarios, tras la última reforma tributaria, ha sido la carga impositiva que ahora tienen que llevar. Gloria Nancy Jara, defensora del Contribuyente de la Dian, aseguró en Inside LR que las quejas este año han aumentado 126%.

¿Cómo cierra este 2015 en términos de quejas?
Como Defensoría recibimos 1.700 quejas, aproximadamente. Las más recurrentes son asistencia al cliente, el uso de los sistemas electrónicos, la simplicidad del sistema tributario, además, devoluciones es un tema que marca mucho en términos de quejas.

¿En Bogotá es donde más se reciben reclamaciones?
La Defensoría para atender las quejas a nivel del país cuenta con seis delegados: uno en Bogotá y tenemos sedes en Barranquilla, Pereira, Cali, Medellín y Bucaramanga. Casi 60% de las quejas se radican en Bogotá, no obstante, cuando vamos a otras ciudades y, en la medida en que hay mayor presencia, comienzan a incrementarse. 


¿Estas han sido mayores respecto a años anteriores?
Hemos tenido un incremento importante. Algo que ha marcado las quejas son las dos últimas reformas tributarias. En la medida en que se hacen, los contribuyentes sienten que la norma no es oportuna, no se dan los tiempos de transición para que se pueda aplicar. Ha sido uno de los instrumentos que ha generado mayores protestas. Pasamos de tener 500 quejas, a  casi duplicarlas este año en un 126%, con el último reporte.


¿Se vulneran los derechos del contribuyente?
Sí. Parte del trabajo que hacemos como Defensoría es ser un mecanismo de prevención de riesgos y de la vulneración de los derechos.


¿Cómo califica la cultura del pago de impuestos?
Así como hay derechos, hay deberes. El primero es contribuir con las cargas fiscales del Estado. En la medida en la que contribuyan todas las personas, habrá menos vulneración de derechos, porque parte de lo que sienten muchos contribuyentes es que sobre los cumplidos recae la carga tributaria. Es claro que Colombia necesita mayor cultura tributaria y educación fiscal. Hay sectores donde no les gusta pagar impuestos. Uno de los retos son las cifras de evasión: en renta de 39%, 2,5 del PIB. Las cifras en contrabando son de US$6.000 millones.


¿Cuál es la mejor forma de ampliar la base de tributación?
Hay que concientizar a los colombianos. Un país que tributa y cancela sus impuestos, va a tener mejores condiciones en infraestructura, salud y educación. Hay 3,5 millones de personas que pagan renta, no obstante, en el RUT hay registrados 11.000 personas naturales y empresas. Hay algo que hay que revisar en el ejercicio económico. La mejor manera es que haya un sistema tributario muy sencillo, racional, justo y equitativo. Que todos paguemos, pero paguemos lo justo. Pero sobre todo que sea muy sencillo de tributar y que la gente sienta que esos recursos que está dando se invierten. 


¿Qué expectativas tiene sobre la reforma tributaria?
Es una oportunidad única, que se haya constituido por primera vez una comisión de expertos es muy bueno. Esta nueva reforma debe traer la revisión de las cargas tributarias. Hay empresarios que sienten que son altas. No les permite ser competitivos. El segundo tema, es seguridad jurídica. Se presentó un estudio de buenas prácticas en otros países y, por ejemplo, se tienen periodos de transición. Usted no sale con una reforma tributaria sin darle el tiempo para que los empresarios puedan prepararse para cumplir. 


¿Es necesario simplificar el Estatuto Tributario?
Totalmente. Con estudios se demuestra que entender la normativa puede demorar diez años. El reto es simplificarlo, reducir el número de artículos hace el proceso más sencillo.


¿Recibió quejas de la industria con la antigua reforma?
Ellos dicen que por qué solo en unos recae la carga tributaria. Se está hablando de cifras de evasión de 39%, por qué no logra controlarse la evasión, para no generar mayores cargas a los que siempre tributamos. La segunda queja es la seguridad jurídica y es que cuando se hacen de manera recurrente reformas tributarias, no se ha preparado la infraestructura para cumplir una, cuando ya sale otra. Eso genera costos de cumplimiento. El otro es que genera riesgos jurídicos por pleitos, porque si la norma no está afianzada se pueden generar discusiones de carácter jurídico como demandas.


¿Cómo debe tratarse a las entidades sin ánimo de lucro?
Lo que le ha preocupado al Gobierno es que haya prácticas donde se utilice la figura sin ánimo de lucro, para generar cierto tipo de conductas que no están asociadas con la finalidad de la función social. El gran reto de la comisión es verificar que hay unas prácticas donde la gente incluye costos, deducciones, que no son pero no siempre se da de esta forma.


¿Cuándo estará la versión final del Estatuto Aduanero?
Cuando iniciamos, 60% de las quejas eran aduaneras, más que tributarias. Eso se ha invertido, porque la gente sentía que el Estatuto que había no era un instrumento que facilitara el comercio y permitiera la competitividad. Un estudio que presentamos muestra que se les acogió 78% de  las peticiones que hicieron los usuarios del comercio exterior. Están listos a expedir el nuevo Estatuto. 


El perfil 
Gloria Nancy Jara es contadora pública de la Universidad de la Salle, cuenta con un Magíster Internacional en Hacienda Pública en el Instituto Estudios Fiscales de España. Además, es especialista en Gobierno Municipal de la Universidad Javeriana y especialista en Finanzas Públicas de la Esap. Hace tres meses fue ratificada para un nuevo periodo. Para Jara son al menos tres los elementos de un buen sistema tributario: impuestos sencillos, cargas que consulten la capacidad del contribuyente y una buena cultura donde la contribución sea parte de todos. 

domingo, 27 de diciembre de 2015

La diversificación económica es la mejor estrategia para impulsar el crecimiento

Se conversó con Mario Pezzini, director del Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) sobre el panorama económico de América Latina para el próximo año.

Pezzini resaltó el crecimiento de PIB para los países centroamericanos y habló de la necesidad de trabajar en el capital humano y la innovación en el conjunto de la región. 

¿Cuáles son las proyecciones que la Ocde tiene en términos del PIB para la región para cierre  de 2015 y que se  espera para 2016?
En el informe de perspectivas que hacemos conjuntamente con la CAF y la Cepal es de -0,3% para  2015 y 0,7% para 2016.


Dentro de esas proyecciones ¿cuáles serían los países que tendrían mejores perspectivas? 
En términos de crecimiento los países de Centroamérica y las peores para países como Venezuela. Por ejemplo,  3,8%  para Guatemala, 3,4% por Honduras, 4% por Cuba, 4,3 % Nicaragua y 5,8% por Panamá. En general, Centroamérica está en un promedio de 2,6%, mientras América del Sur está por -1,3%.


Respecto a la contracción cíclica en la región , ¿cuáles  países pueden afrontarla?
Aquellos  que están haciendo una diversificación económica, como México y Uruguay, pero  los países que están menos listos a afrontar el cambio son los que han aumentado su dependencia a los recursos naturales: Brasil, Perú y Chile. 

En términos relativos Colombia y Costa Rica se han esforzado con intensidad y han logrado diversificación al aumentar el número de sectores en los cuales exportan, pero todavía les falta.  

¿Cuál es el indicador macroeconómico que más le preocupa y qué puede hacer América Latina para corregirlo?
La productividad, la proyección del capital humano y la innovación porque ahora la relación con China está basada en un modelo de desarrollo que está cambiando y va pedir  productos con un valor añadido, entonces las exportaciones tradicionales de China van a bajar. Antes crecían 16% anual, pero para 2030 se prevé que el crecimiento en exportación solo va a ser de 4% cada año; luego, la región necesita esa innovación en la productividad que generalmente es hecho por parte del sector privado, el problema es que la clase empresarial  está centrada en la renta y muy poco en estos temas. 


¿Cómo ve la recuperación económica de países  asiáticos como China y cómo va  a impactar las economías  de la región?
Los países del Sur Este asiático han mostrado una grande capacidad de ajuste, aún países como Tailandia. La tasa de crecimiento promedio de ellos se mantiene alrededor de 5% y en ese sentido la perspectiva  va a ser interesante en Latinoamérica donde se pueden encontrar partners. 


¿Qué llevó a que ustedes en esta versión anual del informe tomaran como eje a China?
Cada año decidimos darle un enfoque diferente, el año pasado fue educación, por ejemplo. Pero China es pertinente en el caso de Latinoamérica por su influencia como partner comercial, pues la cuota de exportación  es muy significativa y ha representado una locomotora en el desarrollo de la región en los últimos años.

sábado, 26 de diciembre de 2015

Diciembre es el mejor mes para…

No sólo por el espíritu navideño y porque viene una temporada de vacaciones, el último mes del año también tiene sus ventajas en temas financieros.

Diciembre es el mejor mes para… 

Para muchos, diciembre puede ser uno de los meses más anhelados porque trae sus ventajas: para muchos sectores empresariales es una temporada de mayores ventas, la producción puede tener un nivel menor (porque se trabajó fuertemente meses antes), los hijos no tienen tareas que hacer y las remuneraciones que se reciben pueden facilitar las condiciones para tener un respiro económico o darse uno que otro gusto.
Incluso, es esa época en la que las personas empiezan a pensar lo que no hicieron durante el año, así como todo lo bueno o malo que sucedió, para considerar nuevas metas y propósitos para el siguiente año porque “este ya no fue”. Y entonces surge ese espíritu entusiasta para hacer un listado con nuevos hábitos y metas personales y profesionales.
Bueno, hay quienes lo disfrutan pero también quienes no les agradan mucho porque también puede implicar una presión por cumplir metas o por terminar procesos que no se pudieron hacer antes y, entonces el tiempo apremia. O porque implica ver atrás y ser consciente que se pudo haber hecho más pero no se hizo o que sigue arrastrando los mismos propósitos de hace cinco años, que aún no ha cumplido.

Así, ya sea porque es o no un “grinch”, diciembre también es un buen mes para ciertas cosas a nivel financiero, como por ejemplo para…
  • Vender la casa
Si su propósito es finalmente vender esa vivienda de la que no ha podido estar muy pendiente para promocionar, puede que finalmente este mes “se le dé el milagrito”. Según los expertos de Berkshire Hathaway, en diciembre las probabilidades de que usted venda una vivienda pueden aumentar 20% que en comparación que los primeros meses de un año”, según reportó Nevada Business.
Lo que sucede es que en esta época las personas que finalmente se deciden por adquirir vivienda usada, cuentan con los recursos y el tiempo suficiente para hacer la búsqueda que han estado aplazando durante el resto del año y, porque a la gran mayoría, le gusta empezar el año sabiendo que está en su hogar propio.
  • Comprar acciones
Si finalmente ha considerado que la bolsa de valores puede ser un espacio de inversión importante para poner su dinero, considere que este mes puede llegar a presentarse una buena oferta de acciones con precios bajos. Bueno, eso sí, depende del sector. Pero lo que sucede es que dado que muchas empresas hacen el reporte de sus estados financieros, así como también se conoce el comportamiento económico del país, pueden existir varios factores que ayuden a considerar la compra de acciones de algunas empresas.
Incluso, porque muchos inversionistas consideran vender sus acciones con el fin de obtener recursos para el próximo año y empiezan a “liquidar posiciones”, es decir, vender sus acciones. Y dado que varios piensan así, los precios pueden verse favorables para comprar. Incluso, considere la estrategia de Warren Buffet: “Invierta cuando todo se ve mal”.
  • Comprar carro nuevo
Si su objetivo es empezar el año estrenando carro, considere este mes para hacerlo. Muchos de los concesionarios ofrecen unas buenas ofertas con el fin de acabar con el inventario que les queda y así, aumentar más sus metas de ventas, según señala Autotrader. Esto hace que usted pueda encontrar promociones mejores que pueden incluir algunos accesorios adicionales o servicios que lo lleven a tomar la decisión más rápido.
  • Renunciar
Así como para encontrar trabajo. Muchas personas finalizan los contratos para esta época, mientras que aquellos que tuvieron que aguantarse un trabajo que no les gustaba, finalmente encuentran la “fuerza interior” para hacerlo. Otros también empiezan a mirar nuevas opciones, por lo que dejan también vacantes y todo se convierte en el mismo ciclo.
Además, existe una gran ventaja para las empresas para contratar siendo año nuevo, mientras la gente se toma la temporada de vacaciones y llega con entusiasmo y determinación para el siguiente año, según ERE Media.
  • Conseguir dinero extra
Sin duda esta época es en la que la gente tiene una mayor predisposición a gastar dinero, por lo que siempre habrá alternativas que sean útiles para buscar nuevas fuentes de ingresos económicos: aproveche la temporada pero también gánese la confianza de esos posibles clientes que pueden llevar a que su emprendimiento de temporada se convierta en un negocio de verdad el próximo año. 

viernes, 25 de diciembre de 2015

El Banco de la República cerró 2015 con alza total de 125 puntos en tasas

La Junta Directiva del Banco de la República en su última sesión de 2015 decidió aumentar nuevamente y, por cuarto mes consecutivo, su tasa de interés en 25 puntos básicos y la ubicó en 5,75%.

Este es el cuarto incremento en la tasa de interés del Emisor, luego de permanecer por 13 meses en 4,50%. El primer aumento se dio en septiembre de 2015, cuando José Darío Uribe, gerente del Emisor, anunció  el aumento de 25 puntos básicos ubicando la tasa en 4,75%. 
Un mes después, en octubre, la Junta Directiva tuvo su sesión más larga del año, tras nueve horas, el Emisor decidió subir las tasas de interés 50 puntos básicos y la ubicó en 5,25%. En esa misma reunión, el gerente del Banco anunció un sistema de subastas de venta de dólares. Noviembre vino también con un aumento de 25 puntos dejando la tasa al nivel con el que la Junta Directiva arrancó la reunión de ayer (5,50%). Con el incremento de diciembre, la tasa de interés del Emisor ha subido 125 puntos básicos. 
En la última reunión del año, el gerente, José Darío Uribe, explicó que la decisión se tomó debido a seis puntos principales que se analizaron durante la reunión y en el que se destacan el aumento de los precios de los alimentos; el incremento de las tasas de interés de la Reserva Federal de los Estados Unidos; la nueva descolgada en el precio del petróleo y el traslado que ha tenido sobre el peso colombiano la devaluación y el Fenómeno de El Niño.
Al analizar el comunicado del Banco Central colombiano, se observa un énfasis sobre la preocupación del equipo técnico por el aumento de la inflación. “Se ve unos riesgos de inflación, por ahora, que superan a los riesgos de crecimiento y eso es parte de la explicación de las razones por las que se ha subido la tasa de interés desde septiembre”, anotó el gerente. 
Por su parte, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, complementó al señalar que “estamos entrando en la etapa de mayor intensidad del Fenómeno de El Niño  entre diciembre y marzo, lo que hace difícil predecir el precio de los alimentos”. 
Sobre el crecimiento económico, el Ministro reiteró que el desempeño de Colombia ha sido destacable en la región, si se tiene en cuenta el panorama externo, la economía este año crecerá en un nivel cercano al 3,3%. Sobre el salario mínimo, Uribe volvió a insistir en adoptar los criterios de inflación causada e inflación esperada para que se lleve a cabo el incremento salarial. 
Según el informe de Investigaciones económicas del Banco de Bogotá, “la preferencia de la mayoría de codirectores por implementar una senda de varios aumentos de tasa de interés, sumada a la posición disidente de aumentar la tasa pero en una magnitud mayor, garantizan que en la primera reunión de 2016 se presentará un nuevo aumento”.

Plan Financiero de 2016 se conocerá el 23 de diciembre
Arranca el lunes en el Ministerio de Hacienda la semana que tradicionalmente es conocido en el mercado financiero como el Confis navideño. El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, expresó que “la semana entrante comunicaremos nuestro escenario económico y nuestra hoja de ruta en 2016”. El Ministro agregó que la caída reciente del precio del petróleo pone nuevamente a trabajar al equipo técnico del Gobierno para revisar el impacto fiscal.

jueves, 24 de diciembre de 2015

ABECEDARIO PARA LA NAVIDAD


    Agradecer a Dios el habernos regalado a las personas con las que convivimos.
    Buscar el bien común por encima de los intereses personales.
    Caminar con seguridad por los senderos de Dios ha trazado para nosotros.
    Dar lo mejor de sí mismo, y estar siempre al servicio de los otros.
    Estimar a los otros sabiendo reconocer sus capacidades.
    Facilitar las cosas dando soluciones y no creando más problemas.
    Ganar la confianza de los otros compartiendo con ellos sus preocupaciones.
    Heredar la capacidad de aquellos que saben ser sinceros con valentía y respeto.
    Interceder por los otros a Dios, antes de hablarle de nuestras cosas.
    Juzgar a los otros por lo que son, no por lo que tienen ni por lo que aparentan.
    Limitar las ansias personales frente a las necesidades del grupo.
    Mediar entre los compañeros que no se entienden.
    Necesitar de los otros sin ningún prejuicio.
    Olvidar el miedo al qué dirán dependiendo de la opinión de los demás.
    Preocuparse por los más débiles o más necesitados.
    Querer siempre el bien de las personas.
    Respetar las opiniones de los demás, los derechos de las personas y de los animales.
    Salir al encuentro del otro, no esperando que él dé el primer paso.
    Tolerar los defectos propios y ajenos con sentido del humor.
    Unirnos todos para vivir en paz y armonía.
    Valorarse con realismo sin creerse superior a los demás.
    X es una incógnita que invita a la búsqueda constante de la verdad con mayúscula.
    Yuxtaponer ilusiones y esperanzas, trabajos y esfuerzos por crear fraternidad.

    Zambullirse sin miedo en el nuevo día que Dios nos regala cada mañana. 

FELIZ NAVIDAD