domingo, 24 de marzo de 2019

Indemnizaciones a las que tiene derecho un trabajador


Indemnizar consiste en el resarcimiento de un perjuicio causado, el cual debe ser reparado por quien lo ocasiona. En lo que concierne a las relaciones de índole laboral, existen ciertas circunstancias que dan lugar a que el trabajador deba ser indemnizado. Conózcalas. 
“Una indemnización se define como el resarcimiento de perjuicio o daño que una persona puede causarle a otra, de orden material o inmaterial”

Una indemnización se define como el resarcimiento de perjuicio o daño que una persona puede causarle a otra, de orden material o inmaterial, de tal modo que la parte causante se ve obligada a repararlo. 

En derecho laboral existen diferentes tipos de indemnizaciones, que pueden ser de orden general o especial, las cuales proceden por: 
Despidos sin justa causa. 
Despidos ilegales. 
No consignación de las cesantías. 
No pago de intereses sobre las cesantías. 
No pago de las acreencias laborales luego de la terminación del contrato. 
Indemnización durante la vigencia del contrato 

Entre las sanciones a título de indemnización que se generan durante la vigencia del contrato se encuentran: 
Sanción moratoria por no consignar las cesantías 

Como es ampliamente conocido, durante la vigencia del contrato el empleador debe consignar en favor del trabajador el valor al que haya lugar por concepto de cesantías. Dicha consignación debe efectuarse a más tardar el 14 de febrero de cada anualidad, en el fondo escogido o al que se encuentre afiliado el trabajador. Cabe recordar que no hacerlo se condena al primero a una indemnización reconocida para con este último a título de sanción moratoria, como lo establece el numeral 3 artículo 99 Ley 50 de 1990, la cual corresponde al pago de un día de salario por cada día de retardo. 
Indemnización por no pago de intereses sobre las cesantías 

En caso de no cancelar los intereses sobre las cesantías que deben pagarse directamente al trabajador a más tardar el 31 de enero de cada año, el empleador deberá pagar a este, a título de indemnización y por una sola vez, una suma igual al valor de los intereses a las cesantías, según lo dispuesto en el numeral 3 del artículo 1 de la Ley 52 de 1975 y el artículo 2.2.1.3.8 del Decreto 1072 de 2015
Indemnizaciones a la terminación del contrato 

Entre las indemnizaciones a las que es acreedor el trabajador a la terminación de contrato de trabajo se hallan: 
Indemnización por despido sin justa causa o causa imputable al empleador 

El artículo 64 del Código Sustantivo del Trabajo –CST– establece que en caso de terminación del contrato sin justa causa, el empleador debe al trabajador una indemnización según el tiempo pactado para la duración de este, así: 

Para los contratos a término fijo se liquida lo que corresponde a salarios, según el plazo que falte por cumplirse en el contrato. Por ejemplo, si el contrato se pactó a seis meses y se da la terminación en el segundo mes, se deberán cancelar cuatro meses de salario. 

Para los contratos a término indefinido las reglas varían según la remuneración pactada y el tiempo de servicio cumplido. Para aquellos trabajadores que devenguen menos de 10 salarios mínimos mensuales legales vigentes –smmlv– se liquidará por el primer año de servicio 30 días de salario y 20 días por cada año subsiguiente o a prorrata del tiempo cumplido si fuese menor. En el caso de los trabajadores que devenguen más de 10 smmlv, se cancelarán 20 días de salario por el primer año de servicio y 15 días de salario por cada año subsiguiente o a prorrata del tiempo cumplido. 
Indemnización por sanción moratoria 

Esta indemnización opera en el evento de que a la terminación justa o no del contrato de trabajo el empleador no cancele la liquidación de los respectivos salarios y prestaciones sociales al trabajador. Esta actuación –si determina el juez que fue de mala fe– lo condenará al pago de un día de salario por cada día de retardo, por un período de hasta 24 meses. Al respecto, se tiene que a partir del mes 25 dicha sanción debe liquidarse conforme a la tasa máxima de intereses moratorios para créditos de libre asignación certificado por la Superintendencia Bancaria, según lo establece el artículo 65 del CST
Indemnización por despidos ilegales 

Entre las indemnizaciones que se generan por despidos ilegales se encuentran: 
Indemnización por fuero de salud 
“si el trabajador se encuentra en período de incapacidad por riesgo común o laboral, bajo tratamiento médico de rehabilitación o próximo a ser calificado por invalidez, no puede ser despedido”

Durante la vigencia del contrato, si el trabajador se encuentra en período de incapacidad por riesgo común o laboral, bajo tratamiento médico de rehabilitación o próximo a ser calificado por invalidez, no puede ser despedido, desmejorado en sus condiciones laborales ni trasladado sin prescripción médica. En caso tal que alguna de las anteriores situaciones se presente, se constituirían actos discriminatorios hacia sus derechos y el acceso al trabajo, por lo cual dicho trabajador será acreedor del pago de una indemnización equivalente a 180 días de salario, según lo previsto en el artículo 26 Ley 361 de 1997
Indemnización por acoso laboral 

Si un trabajador es sometido a acoso laboral y presenta queja ante el comité de convivencia interno de la empresa o ante las autoridades competentes por estos hechos, gozará del fuero de estabilidad por acoso laboral para no ser despedido. En caso de ser despedido deberá serle reconocida una indemnización, según lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 1010 de 2006
Indemnización por despido de trabajador sindicalizado 

En caso de que el trabajador ostente la garantía de fuero sindical de acuerdo a lo dispuesto por los artículos 406 y 407 del CST y sea despedido, deberá ser reintegrado e indemnizado con el valor de los salarios dejados de percibir por causa del despido, conforme a lo establecido en artículo 408 de la ley en mención. 
Indemnización por despido durante el período de gestación o licencia de maternidad 

Una de las indemnizaciones más conocidas tiene que ver con las que ocurren durante el período de gestación o licencia de maternidad. Al respecto, en caso de darse el despido de la trabajadora habrá lugar al reconocimiento de 60 días de salario como indemnización, independientemente de las que se desprendan del contrato de trabajo (como salarios, indemnización por despido injusto, etc.), tal como lo establece el numeral 3 del artículo 239 del Código Sustantivo del Trabajo.
“No son compatibles con el reintegro laboral, excepto en el caso de fuero sindical”

Es importante tener en cuenta que las indemnizaciones: 
Solo comprenden el valor de salarios. 
No son compatibles con el reintegro laboral, excepto en el caso de fuero sindical. 
Son compatibles entre sí, como, por ejemplo, las indemnizaciones por despido sin justa causa y/o ilegales. 
Caducan de acuerdo al término de prescripción de la acción laboral frente a su reclamación (3 años), contados a partir de que la obligación se hace exigible (artículo 488 del CST).


https://actualicese.com/actualidad/2019/02/18/indemnizaciones-a-las-que-tiene-derecho-un-trabajador/?referer=email&campana=20190218&accion=click&utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=20190218&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

sábado, 23 de marzo de 2019

Impuesto sobre la renta para extranjeros sin residencia fiscal a partir de 2019


Las personas naturales extrajeras no residentes que obtengan rentas ordinarias en el territorio nacional tendrán que tributar con una tarifa del 35 %, según el artículo 247 del ET. Sin embargo, si reciben dividendos deberán tener en cuenta los cambios efectuados por la Ley de financiamiento. 

A continuación, daremos respuesta a la siguiente pregunta: ¿Cómo opera a partir de 2019 el pago del impuesto de renta para los extranjeros sin residencia fiscal? 

Cuando las personas naturales sin residencia fiscal en el país obtengan rentas ordinarias dentro del territorio nacional, deberán aplicar la tarifa única sobre la renta gravable de fuente nacional equivalente al 35 %, de conformidad con las disposiciones del artículo 247 del Estatuto Tributario –ET–. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que con relación al caso en el que la persona natural no residente reciba dividendos, la Ley de financiamiento 1943 de 2018, a través de su artículo 51, modificó el artículo 245 del ET, señalando que la tarifa del impuesto sobre la renta aplicable a los dividendos o participaciones percibidos por personas naturales sin residencia en Colombia será del 7,5 % sobre la parte no gravada; y cuando los dividendos correspondan a utilidades gravadas, determinadas de acuerdo con las indicaciones de los artículos 48 y 49 del ET (modificados por el artículo 122 de la Ley 1943 de 2018), la tarifa será del 33 %, como se indica en el artículo 240 del ET, modificado por el artículo 80 de la Ley 1943 de 2018

Cabe señalar que la tarifa antes mencionada dependerá del período gravable en que se paguen o abonen en cuenta los dividendos a la persona natural no residente, es decir, si los dividendos cancelados pertenecen al período gravable 2018 la tarifa aplicable sería del 33 % (artículo 100 de la Ley 1819 de 2016). Por el contrario, si estos pertenecen al año gravable 2020, la tarifa que se aplicaría sería del 32 % (artículo 240 del ET). En consecuencia, el impuesto aplicable a la parte no gravada será practicado una vez se disminuya el impuesto en mención.


https://actualicese.com/actualidad/2019/02/19/impuesto-sobre-la-renta-para-extranjeros-sin-residencia-fiscal-a-partir-de-2019/?referer=email&campana=20190219&accion=click&utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=20190219&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

viernes, 22 de marzo de 2019

Retención en la fuente sobre salarios causados pero no pagados, ¿cuál es su procedimiento?


La retención en la fuente no se practica si el salario es causado pero no pagado. Por otro lado, cuando este es efectivamente cancelado al trabajador, debe efectuarse un procedimiento especial con el fin de determinar y practicar la retención, de conformidad con los artículos 383, 385 y 386 del ET. 
“Los pagos por concepto de salario realizados por las empresas a sus trabajadores deben ser sometidos a retención en la fuente solamente al momento de su pago, y no cuando se efectúa su causación”

Los pagos por concepto de salario realizados por las empresas a sus trabajadores deben ser sometidos a retención en la fuente solamente al momento de su pago, y no cuando se efectúa su causación. Es decir, el mecanismo de retención en la fuente a título de renta es aplicable cuando sean realizados los desembolsos gravables originados en la relación laboral, y no cuando dichos pagos sean causados por parte de la empresa. 

Cabe resaltar que hasta 1992 el artículo 385 del Estatuto Tributario –ET– señalaba que para realizar retención en la fuente era necesario practicarla sobre los pagos gravables a abonos en cuenta destinados al trabajador, directa o indirectamente, durante el respectivo mes. Sin embargo, el artículo 140 de la Ley 6 de 1992 derogó la expresión “abonos en cuenta” contenida en la norma, especificando así que dicha retención debe ser practicada únicamente sobre los pagos efectivamente realizados. 

En consecuencia, cuando cada mes deba causar el gasto por salarios (salarios sobre los cuales debería practicar retención en la fuente) la empresa debe esclarecer si el salario va a ser pagado o no en ese mismo mes, para efectos de la contabilización, declaración y pago de dicha retención a la Dian. 

Es necesario entender que esta medida se adoptó en razón a que los asalariados, como contribuyentes del impuesto de renta, solo deben declarar sus ingresos cuando estos sean recibidos, y por lo tanto podrán hacer uso de las retenciones que les hayan sido practicadas por parte de su empleador únicamente en el período gravable en que presenten la declaración de renta. 

Se debe tener en cuenta que incluso cuando no se haya practicado la respectiva retención en la fuente sobre los salarios causados y no pagados, estos podrán ser deducidos en la declaración del empleador, siempre y cuando se hayan realizado efectivamente los aportes parafiscales y de seguridad social del período gravable, antes de la presentación de la declaración inicial del impuesto de renta; así lo estipulan los artículos 108 y 114 del ET (el primero de ellos indica que los aportes parafiscales son requisito para la deducción de salarios, mientras que el segundo hace referencia a la deducción de aportes realizados por los empleadores). 

Al respecto es válido destacar que la Ley de reforma tributaria 1819 de 2016, mediante su artículo 66, adicionó al estatuto tributario un nuevo artículo 115-1 mediante el cual se aclara que la deducción procederá solamente ante el pago de aportes antes de la presentación de la declaración inicial del impuesto de renta, restringiendo esta posibilidad en las declaraciones de corrección. 
Retención en la fuente en pago de salarios acumulados 
“en el caso de que la empresa no realice el pago de los salarios, pero mes a mes cause el gasto correspondiente a los mismos; no será necesario que contabilice ningún valor por retención en la fuente”

Tal como lo hemos mencionado en anteriores editoriales, en el caso de que la empresa no realice el pago de los salarios, pero mes a mes cause el gasto correspondiente a los mismos; no será necesario que contabilice ningún valor por retención en la fuente, en atención a que el artículo 383 del ET menciona que la retención solo deberá ser practicada al momento del pago de los recursos. 

Siendo así, cuando se realice el pago de los salarios acumulados y la empresa deba calcular su retención en la fuente, esta deberá liquidarse determinando qué porcentaje del pago gravable corresponde a cada mes, para lo cual el monto total deberá ser dividido entre el número de meses que corresponde a la retroactividad, y a este resultado se le restarán los ingresos no gravados, como son los aportes obligatorios al sistema de seguridad social (salud y pensiones) y las deducciones y rentas exentas a las que haya lugar. Dicha diferencia será la base para aplicar la tabla contenida en el artículo 383 del ET, modificado por el artículo 34 de la Ley 1943 de 2018, con el fin de determinar el porcentaje de tarifa marginal aplicable sobre la totalidad de los pagos gravables retroactivos, siguiendo las indicaciones del artículo en mención. 

Debemos señalar que, de conformidad con lo establecido en el numeral 10 del artículo 206 del ET, el 25 % del monto total de los pagos laborales es considerado como exento (estando limitado mensualmente a 240 UVT, $8.225.000). Dicho valor no forma parte del monto para calcular la base mensual de retención, así como tampoco para aplicar el porcentaje de tarifa marginal. 

En consecuencia, podemos concluir que la retención en la fuente sobre pagos acumulados debe practicarse al momento de la realización de los mismos, teniendo en cuenta las explicaciones antes mencionadas y aplicando el correspondiente porcentaje sobre la base mensual determinada con el fin de garantizar los principios de justicia y progresividad que amparan este impuesto, así como también los beneficios tributarios del contribuyente. 

Para profundizar en el adecuado proceso de depuración de la base para la aplicación de la retención en la fuente sobre pagos laborales al momento del pago efectivo de los recursos, puede consultar nuestras herramientas avanzadas Retención en la fuente con procedimiento 1 sobre rentas de trabajo 2019 tras Ley de financiamiento y Porcentaje fijo y retención en la fuente con procedimiento 2 durante 2019 tras Ley de financiamiento.


https://actualicese.com/actualidad/2019/02/19/retencion-en-la-fuente-sobre-salarios-causados-pero-no-pagados-cual-es-su-procedimiento/?referer=email&campana=20190219&accion=click&utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=20190219&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

jueves, 21 de marzo de 2019

Declaraciones de INC, IVA y retención en la fuente que requerirán firma de contador público en 2019


Los obligados a llevar contabilidad que no requieran nombrar revisor fiscal, pero que al cierre de 2018 posean un patrimonio o ingresos brutos superiores a 100.000 UVT deberán presentar sus declaraciones de IVA, retención en la fuente e INC de 2019 con la firma de un contador. 

Las normas contenidas en los artículos 512-6, 602 y 606 del Estatuto Tributario –ET– establecen los casos en los cuales las declaraciones del impuesto nacional al consumo –INC–, impuesto sobre las ventas –IVA– y retención en la fuente, respectivamente, presentadas durante el 2019, requerirán contar con por lo menos la firma de un contador. 

De acuerdo con dichas normas, si el contribuyente que debe presentar cualquiera de esas tres declaraciones no está obligado a nombrar revisor fiscal, pero es un contribuyente (persona natural, sucesión ilíquida, o persona jurídica) que sí está obligado a llevar contabilidad (al menos para fines fiscales; ver el caso especial de los productores de los bienes exentos agropecuarios del artículo 477 del ET, modificado por el artículo 11 de la Ley 1943 de 2018), sus declaraciones de INC, IVA y retención en la fuente de 2019 requerirán la firma de contador público cuando se cumpla con cualquiera de los siguientes tres requisitos: 

a. Su patrimonio bruto fiscal a diciembre 31 de 2018 fue superior a 100.000 UVT ($3.315.600.000). Es por este criterio de referencia que se considera muy importante tener definido el patrimonio bruto del 2018 en forma temprana, pues si se cumplió con ese tope, entonces la primera declaración que llevaría firma de contador sería la de retención en la fuente de enero de 2019. 

b. Sus ingresos brutos fiscales del 2018 (antes de restar devoluciones en ventas, o ingresos no gravados), y tomando en cuenta tanto los que forman rentas ordinarias como los que forman ganancias ocasionales, fueron superiores a 100.000 UVT ($3.315.600.000). 

c. Cuando no se cumpla con ninguno de los dos requisitos anteriores, pero la declaración del IVA del respectivo bimestre, cuatrimestre o año, arroje saldo a favor. Al respecto, debe tenerse presente que las declaraciones anuales del IVA del ejercicio 2019 solo aplicarán para aquellos contribuyentes que se acojan al nuevo régimen simple, creado con el artículo 66 de la Ley 1943 de 2018 (ver el nuevo formulario 300 de IVA que se usará durante el 2019 y que fue prescrito con la Resolución Dian 000012 de febrero 7 de 2019). 

En relación con lo anterior, es importante destacar que en el formulario 325 para las declaraciones bimestrales de IVA de los prestadores de servicios desde el exterior (el cual fue prescrito con la Resolución 000069 de diciembre de 2018) no se incluyó ninguna casilla para la firma de contador ni de revisor fiscal. Por lo tanto, se entiende que ninguno de los tres requisitos antes mencionados le aplicaría a la presentación del formulario 325 y, en consecuencia, dicho formulario siempre se podrá presentar sin la firma de los profesionales en mención. 
Efectos de las declaraciones presentadas sin la firma del contador 
“si alguna declaración tributaria se presenta sin la firma obligatoria del contador público, se dará por no presentada”

De acuerdo con lo indicado en el literal d) del artículo 580 del ET, si alguna declaración tributaria se presenta sin la firma obligatoria del contador público, se dará por no presentada. En todo caso, para que eso suceda será necesario que la Dian detecte la omisión de la firma del contador dentro del período de firmeza de la declaración. Lo anterior significa que si la administración tributaria no se pronuncia dentro de dicho período, la declaración se dará por válidamente presentada. 

Lo anterior se sustenta en doctrinas como las contenidas en los conceptos 52996 de junio 6 del 2000, 38451 de junio 18 del 2003 y el último párrafo de la Circular 00066 de julio del 2008. En todas ellas la Dian ha llegado a conclusiones como la siguiente: 

“En consecuencia, si la declaración incurre en alguna de las causales para darla como no presentada, la administración debe proferir el correspondiente auto declarativo dentro del término ordinario de firmeza contemplado en el artículo 714 o en el inciso séptimo del artículo 147 del Estatuto Tributario; si transcurrido dicho término la administración no profiere auto declarativo, la declaración queda en firme.” 
¿Como se puede subsanar el defecto de la ausencia de la firma del contador? 
“ se deberá liquidar la sanción de extemporaneidad que se origine desde el día del vencimiento hasta el día de la nueva presentación de la declaración”

Cuando el contribuyente presente una declaración inicial sin la firma del contador y decida volver a presentarla antes de que la Dian lo obligue a ello, se deberá liquidar la sanción de extemporaneidad que se origine desde el día del vencimiento hasta el día de la nueva presentación de la declaración. Sin embargo, dicha sanción se podrá reducir aplicando la instrucción contenida en el parágrafo 2 del artículo 588 del ET, en la cual se lee lo siguiente: 

“Las inconsistencias a que se refieren los literales a), b) y d) del artículo 580, 650-1 y 650-2 del Estatuto Tributario siempre y cuando no se haya notificado sanción por no declarar, podrán corregirse mediante el procedimiento previsto en el presente artículo, liquidando una sanción equivalente al 2% de la sanción de que trata el artículo 641 del Estatuto Tributario, sin que exceda de 1.300 UVT.” 

De acuerdo con dicha norma, el contribuyente calcularía toda la sanción de extemporaneidad que le corresponda, pero luego la reduciría al 2 %, cuidando adicionalmente que el valor final no quede por encima de las 1.300 UVT ($44.551.000). Además, luego de calcular esa primera reducción de su sanción, podrá aplicar adicionalmente la reducción del artículo 640 del ET, con lo cual podrá tomar el valor anteriormente calculado y reducirlo a su 50 % o 75 % (ver Concepto Dian 14116 de julio de 2017). De cualquier manera, el valor final a liquidar por sanción de extemporaneidad no podría ser inferior a 10 UVT (valor de la sanción mínima; ver artículo 639 del ET; ver la respuesta a la pregunta 8 del Concepto Dian 5981 de marzo de 2017).


https://actualicese.com/actualidad/2019/02/19/declaraciones-de-inc-iva-y-retencion-en-la-fuente-que-requeriran-firma-de-contador-publico-en-2019/?referer=email&campana=20190219&accion=click&utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=20190219&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

miércoles, 20 de marzo de 2019

Beneficios tributarios por inversiones en proyectos de ciencia, tecnología e innovación para 2019


A través del Acuerdo 21 de 2018, el CNBT ordenó la apertura de nuevas convocatorias para acceder a beneficios tributarios por inversiones en proyectos de ciencia, tecnología e innovación, enmarcados dentro de los artículos 158-1 y 256 del ET. 

Como lo hemos mencionado en anteriores editoriales, el artículo 158-1 del Estatuto Tributario –ET– establece que las inversiones en investigación, desarrollo tecnológico e innovación podrán ser deducibles en el período gravable en que hayan sido realizadas, siendo necesario cumplir lo estipulado por el Consejo Nacional de Política Económica y Social mediante la actualización del documento Conpes 3834 de 2015

Lo anterior también es aplicable a las deducciones por donaciones, realizadas a través de las Instituciones de Educación Superior –IES– o del Icetex, orientadas a programas de becas o créditos condonables para estudiantes de estratos 1, 2 y 3. 

Así mismo, el artículo 256 del ET señala que las personas que realicen inversiones en proyectos calificados por el Consejo Nacional de Beneficios Tributarios –CNBT– como de investigación, desarrollo tecnológico o innovación, cumpliendo las mismas condiciones señaladas anteriormente; podrán descontar de su impuesto de renta el 25 % de ese monto en el período gravable en que hayan realizado la inversión (ver nuestro editorial Límites a deducción o descuento por investigación, desarrollo o innovación por el año gravable 2017). 
“ por medio del Acuerdo 21 de diciembre de 2018 el CNBT estableció la apertura de nuevas convocatorias para el acceso a beneficios tributarios”

De acuerdo con lo expuesto, por medio del Acuerdo 21 de diciembre de 2018 el CNBT estableció la apertura de nuevas convocatorias para el acceso a beneficios tributarios en torno a los recursos asignados a proyectos de carácter científico, tecnológico y de innovación. Estas deducciones tendrán lugar si se realizan donaciones e inversiones en investigación y desarrollo tecnológico, así como también en la importación de activos por instituciones de educación y centros de investigación (ver los artículos 57-2, 158-1, 256 y 428-1 del ET). 

A continuación, analizaremos las nuevas convocatorias en las cuales podrán participar los contribuyentes que deseen acceder a beneficios tributarios como descuentos y deducciones, así como también que algunos de sus ingresos sean catalogados como no constitutivos de renta ni ganancia ocasional, y que además se les realicen exenciones del IVA; por inversiones realizadas en proyectos con las características mencionadas. 
Beneficios tributarios por inversiones durante 2019 

Por medio del Acuerdo 21, se le solicita a Colciencias la apertura de una nueva convocatoria (la cual deberá habilitarse a más tardar en marzo y tendrá vigencia hasta el 15 de julio de 2019), con el objetivo de que los contribuyentes de renta puedan postular sus propuestas y que estas sean catalogadas como científicas, tecnológicas o de innovación, con el propósito de que puedan acceder a los beneficios tributarios contenidos en los artículos 158-1 y 256 del ET durante el periodo gravable 2019. 
“el CNBT expidió el Acuerdo 19 de 2018 para estipular los montos máximos a deducir o descontarse por donaciones e inversiones en investigación, desarrollo tecnológico e innovación para el año gravable 2019”

Debemos tener en cuenta que el parágrafo primero del artículo 158-1 del ET señala que el CNBT deberá anualmente establecer los montos máximos totales de las deducciones y descuentos antes mencionados, así como también el monto que cada empresa puede solicitar como deducción o descuento por donaciones o programas de becas realizadas durante el año. En atención a la disposición anterior, el CNBT expidió el Acuerdo 19 de 2018 para estipular los montos máximos a deducir o descontarse por donaciones e inversiones en investigación, desarrollo tecnológico e innovación para el año gravable 2019, los cuales mencionamos a continuación: 
El cupo máximo para otorgar beneficios tributarios como deducciones o descuentos por el año gravable 2019 a los contribuyentes del impuesto sobre la renta que registren donaciones e inversiones en investigación, desarrollo tecnológico e innovación es de $1.000.000.000.000. 
El monto máximo anual que puede solicitar cada empresa para efectos de estos beneficios tributarios por el año gravable 2019 es de $90.000.000.000. 
El monto máximo a aplicar por donaciones dirigidas a programas de becas o créditos condonables los cuales beneficien a estudiantes de los estratos 1, 2 y 3, por el año gravable 2019 es de $100.000.000.000. 
Beneficios tributarios por inversiones durante 2020 

Continuando con el tema, dicho acuerdo también establece la apertura de nuevas convocatorias (a más tardar en diciembre de 2019) para que los contribuyentes del impuesto de renta, así como también las empresas altamente innovadoras que hayan sido reconocidas por Colciencias, puedan acceder a descuentos o deducciones por inversiones en proyectos de investigación, desarrollo tecnológico e innovación durante el período gravable 2020. 

Además, Colciencias deberá habilitar a más tardar en julio de 2019 una convocatoria bajo la modalidad de ventanilla abierta, para que los centros de investigación y desarrollo tecnológico reconocidos por la entidad, y las instituciones educativas, soliciten calificación de sus proyectos como científicos, tecnológicos o de innovación y puedan acceder a los beneficios respectivos (exención de IVA) en la importación de elementos y equipos destinados al desarrollo de tales iniciativas. 

Cabe señalar que para 2020 los contribuyentes del impuesto de renta podrán optar por el beneficio tributario contenido en el artículo 57-2 del ET, el cual señala que los recursos que reciban durante el período gravable 2019 destinados al desarrollo de los proyectos mencionados serán considerados como ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional. Dicha convocatoria deberá habilitarse en julio de 2019 y será cerrada el 30 de junio de 2020.


https://actualicese.com/actualidad/2019/02/19/beneficios-tributarios-por-inversiones-en-proyectos-de-ciencia-tecnologia-e-innovacion-para-2019/?referer=email&campana=20190219&accion=click&utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=20190219&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

martes, 19 de marzo de 2019

Declaraciones de renta a las que se les exigirá el anexo “otras deducciones”


El nuevo artículo 574-1 del ET, creado con el artículo 94 de la Ley 1943 de 2018, es una norma de procedimiento tributario que aplicará a todos los obligados a llevar contabilidad, sin importar si declaran en el formulario 110 o 210 presentado a partir del 1 de enero de 2019. 

El artículo 94 de la Ley de financiamiento 1943 de diciembre 28 de 2018 agregó al Estatuto Tributario –ET– una nueva norma de procedimiento sobre impuestos tributario contenida en el nuevo artículo 574-1, en la cual se lee lo siguiente: 

“Artículo 574-1. Anexo de otras deducciones a la declaración del impuesto sobre la renta y complementarios (agregado con el art. 94 de la Ley 1943 de diciembre 28 de 2018). Los contribuyentes declarantes del impuesto sobre la renta y complementarios, obligados a llevar contabilidad, deberán diligenciar el formulario diseñado por la administración tributaria, el cual deberá ser firmado por contador o revisor fiscal, en el que deberán relacionar y detallar el renglón de otras deducciones del formulario de declaración del impuesto sobre la renta y complementarios. La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales -Dian determinará mediante resolución el formulario establecido en este artículo.” 

De acuerdo con lo citado, podemos concluir lo siguiente: 

a. La norma solo aplica para aquellos que sean “contribuyentes del impuesto de renta y complementarios”, y que a su vez sean “obligados a llevar contabilidad”. Lo anterior significa que no aplica para las entidades no contribuyentes del impuesto de renta (a pesar de que algunas de ellas también presenten “declaración de ingresos y patrimonio”). Además, como la norma no hizo distinción, es claro que entre los contribuyentes de renta obligados a llevar contabilidad figurarán tanto las personas naturales (residentes o no residentes) como las sucesiones ilíquidas (residentes o no residentes), e igualmente las personas jurídicas (nacionales o extranjeras, sin importar si son del régimen ordinario o especial). 
“si durante el 2019 se presenta oportunamente la declaración del año gravable 2018, dicha declaración tendrá que estar acompañada de ese nuevo formato”

b. En razón a que la norma es de procedimiento tributario, y a que la misma no hizo ninguna distinción al respecto, se entiende que el nuevo formato especial que diseñará la Dian se tendrá que utilizar para detallar el renglón de “otras deducciones” en todas las declaraciones (formularios 110 o 210) de cualquier año gravable que se presenten oportuna o extemporáneamente, o que se corrijan luego del 1 de enero de 2019. Así, por ejemplo, si durante el 2019 se presenta oportunamente la declaración del año gravable 2018, dicha declaración tendrá que estar acompañada de ese nuevo formato. O si durante el 2019 se presenta extemporáneamente una declaración del año gravable 2016, está también deberá ir acompañada de dicho formato. Lo mismo sucederá si durante el 2019 se corrige por ejemplo una declaración del año gravable 2017. 

c. En el caso particular de las declaraciones de renta ceduladas de las personas naturales obligadas a llevar contabilidad del año gravable 2017 en adelante, como en tales declaraciones no existe un renglón exclusivo para reportar “otras deducciones” dentro de las cédulas de rentas de trabajo, de capital o no laborales; se entiende entonces que es posible que la norma no aplique para tales declaraciones. 

d. La norma indica que el formato solo iría firmado por el contador o revisor fiscal, por tanto se puede asumir que no requerirá la firma del representante legal (figura que solo existe en el caso de las personas jurídicas). Además, como la norma no hizo distinción, también puede entenderse que la firma de contador o revisor fiscal dentro de dicho formato sería obligatoria en todos los casos, y no solo cuando la declaración de renta también haya estado obligada a contar con firma (ver artículo 596 del ET).


https://actualicese.com/actualidad/2019/02/19/declaraciones-de-renta-a-las-que-se-les-exigira-el-anexo-otras-deducciones/?referer=email&campana=20190219&accion=click&utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=20190219&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

lunes, 18 de marzo de 2019

Novedades en formulario 300 de IVA para el 2019


El nuevo formulario 300 de IVA para el 2019, prescrito con la Resolución 000012 de febrero 7 de 2019, contiene renglones especiales para controlar el IVA generado en la venta de gaseosas y para restar los valores de los anticipos bimestrales realizados por los responsables del IVA contribuyentes del régimen simple. 



a. En la casilla 24 (periodicidad de la declaración) se incluyó de nuevo un espacio para indicar si la declaración que se presentará es de aquellas a las que les corresponde la periodicidad anual. Al respecto, es claro que dicha casilla solo será diligenciada por aquellos contribuyentes (personas naturales o jurídicas) que se acojan voluntariamente al nuevo régimen simple (establecido con el artículo 66 de la Ley 1943 de 2018, el cual modificó los artículos 903 a 916 del Estatuto Tributario –ET–). 

b. En los renglones 37 y 63 se solicita informar las ventas brutas y el IVA generado en operaciones relacionadas con la venta de gaseosas y similares. Al respecto, es importante destacar que la derogatoria que se hizo del artículo 446 del ET a través del artículo 122 de la Ley 1943 de 2018 provocó que, a partir de enero 1 de 2019, el IVA de dicho bien pasara de ser monofásico a plurifásico, es decir, que se generara en cabeza de todos aquellos que se dediquen a revender dicho producto y no solo en cabeza del productor o importador, como sucedió hasta el 2018. 
“En las casillas 94 a 99 se informarán todos los valores por anticipos bimestrales obligatorios por concepto de IVA que terminen realizando los contribuyentes sujetos al régimen simple”

c. En las casillas 94 a 99 se informarán todos los valores por anticipos bimestrales obligatorios por concepto de IVA que terminen realizando los contribuyentes sujetos al régimen simple. Al respecto, se entiende que la Dian primero debe diseñar otro recibo especial para el pago de dichos anticipos bimestrales (pues no se pueden realizar dentro del formulario 490 del 2019 que se prescribió con la Resolución 000004 de enero 15 de 2019). En dicho recibo especial para pago de los anticipos bimestrales obligatorios del régimen simple, se tendrán que incluir los valores del anticipo por el impuesto unificado del mismo (el cual se liquidará con las tarifas del parágrafo 4 del artículo 908 del ET e incluirá de forma tácita el valor por concepto de impuesto de industria y comercio consolidado con el de avisos y tableros y sobretasa bomberil) más los valores por concepto del impuesto nacional al consumo –INC– de bares y restaurantes e igualmente los saldos a pagar de cada bimestre por concepto de las operaciones sujetas al IVA. En consecuencia, todos los valores por concepto de IVA que se cancelen dentro de los recibos para pago del anticipo bimestral obligatorio del régimen simple, son los que se restarán al final del año entre los renglones 94 a 99 del formulario anual 300 de IVA que presentarán esos mismos responsables. 
“en el inciso segundo del artículo 915 del ET se cometió el error de hacer creer que los valores por IVA a cargo de los sujetos al régimen simple se pagarían supuestamente con recibos de pago de anticipos “mensuales””

Además, el hecho de que los renglones 94 a 99 del formulario 300 de IVA indiquen que lo que se restará son los anticipos “bimestrales” que hayan realizado los sujetos al régimen simple, sirve para dejar claro que en el inciso segundo del artículo 915 del ET se cometió el error de hacer creer que los valores por IVA a cargo de los sujetos al régimen simple se pagarían supuestamente con recibos de pago de anticipos “mensuales”. 

d. Si el formulario 300 se presenta con “saldo a pagar” (renglón 88), se deberá tener presente lo siguiente: i) los contribuyentes que no estén sujetos al régimen simple pagarán dicho saldo en el formulario 490 en los conceptos 05 (IVA bimestral) o 57 (IVA cuatrimestral); ii) los contribuyentes que se acojan al régimen simple primero deberán tomar lo que figure en el renglón 88, posteriormente le restarán los valores que se informen en los renglones 94 a 99, y si dicha operación sigue arrojando un saldo a pagar, usarán un formulario 490 con el concepto 58 (IVA anual).


https://actualicese.com/actualidad/2019/02/19/novedades-en-formulario-300-de-iva-para-el-2019/?referer=email&campana=20190219&accion=click&utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=20190219&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

domingo, 17 de marzo de 2019

[Cartilla Práctica] Medición y control de activos para el cierre contable 2018


El cierre contable, como procedimiento operativo que se lleva a cabo al interior de los departamentos de contabilidad en las entidades, no ha sido objeto de variaciones con ocasión de la expedición de normas recientes; es decir, la técnica de cierre sigue operando de la misma manera. 

Ahora bien, debido a que el único cambio efectuado por los Estándares Internacionales fue la implementación de requerimientos sobre reconocimiento y medición, con esta publicación se busca profundizar en algunos aspectos clave que los preparadores de la información financiera debieron implementar durante todo el año de operaciones, de forma que, de ser necesario, puedan realizar oportunamente los ajustes a los que haya lugar antes de emitir estados financieros. 

Adicionalmente, no se puede obviar que la finalización del ciclo contable no requiere solo del cierre de las cuentas de resultados, sino de un proceso de auditoría interna en la cual se adelanten importantes actividades de revisión, entre ellas: 
Conciliar bancos 

Esta labor permite contrastar los rubros de los libros de contabilidad respecto a la información reportada por la entidad financiera en los extractos mensuales. 
Circularización de cartera y proveedores 

Consiste en revisar la validez de la información contenida en los estados financieros frente a la información emitida por terceros (clientes o proveedores) a través de la verificación de los certificados y cartas que estos emitan expresando los rubros de operaciones comerciales que se hayan efectuado. 
Conteo físico de inventarios 

Radica en verificar que la información contenida en los estados financieros coincida con el conteo físico de inventarios, y además se estén aplicando las medidas de registro, control y administración de los mismos. 
Revisión de amortizaciones y depreciaciones 

Implica identificar si se ha reconocido debidamente el desgaste, obsolescencia o demás situaciones que originan la depreciación u amortización de los activos. Asimismo, verificar si la información revelada en los estados financieros cumple con la realidad económica del activo. 

Estos, entre otros temas, se abordarán con detalle en la presente Cartilla Práctica, en la que se exponen aspectos relativos al cierre contable del 2018 en cuanto a su pertinencia, cuándo debe efectuarse y qué parámetros deben tenerse en cuenta en la medición de las categorías más importantes del activo, como son el efectivo y sus equivalentes; inversiones; cuentas por cobrar; inventario; propiedades, planta y equipo; propiedades de inversión; activos adquiridos bajo leasing; activos biológicos; intangibles; criptomonedas y el activo por impuesto diferido surgido a partir de pérdidas fiscales o excesos de renta presuntiva. 

CONTENIDO 

ANÁLISIS 

ASPECTOS RELATIVOS AL CIERRE CONTABLE 

OBLIGACIÓN DE LLEVAR CONTABILIDAD 

ESTADOS FINANCIEROS AL CIERRE CONTABLE 
Certificación de estados financieros 
Nuevas guías para la aplicación del principio de materialidad 
Uso de cuentas de orden 

EFECTIVO Y EQUIVALENTES AL EFECTIVO 
Control interno y ajustes pertinentes 
Corrección de errores del efectivo y equivalentes 

INVERSIONES 
Inversiones en instrumentos financieros 
Inversiones en asociadas 
Impuesto diferido en inversiones 

CUENTAS POR COBRAR 
Cierre contable 
Cartera completamente deteriorada que se recupera en otro período 
Deterioro de cuentas por cobrar como gasto deducible 
Momento para dar de baja una cuenta por cobrar 

INVENTARIO 
Definiciones relacionadas 
Operaciones con terceros 
Evaluación de deterioro para el cierre contable 

PROPIEDADES, PLANTA Y EQUIPO 
Políticas contables 
Reconocimiento y medición inicial 
Medición posterior: depreciación, valor residual y deterioro 
Lineamientos fiscales y verificación de diferencias al cierre 

PROPIEDADES DE INVERSIÓN 
Determinación del costo fiscal 
Medición a valor razonable 
Medición posterior 
Consideraciones contables en pymes 
Diferencias contables y fiscales 

ACTIVOS ADQUIRIDOS BAJO LEASING 
Depreciación de activos adquiridos bajo leasing 
Uso o desistimiento de la opción de compra 
Subarriendos 

ACTIVOS INTANGIBLES 
Medición 

ACTIVOS BIOLÓGICOS 
Valor razonable o modelo del costo 
Lineamientos tributarios respecto de los activos biológicos 

ACTIVO POR IMPUESTO DIFERIDO 
Pérdidas fiscales 
Exceso de renta presuntiva sobre renta líquida 

CRIPTOACTIVOS 

ANEXOS 

RESPUESTAS CLAVE PARA UN ADECUADO CIERRE CONTABLE 

NIA 700 VS. NIA 700 (REVISADA): COMPARATIVO DE ESTRUCTURA DEL INFORME DE REVISOR FISCAL 

INFORME DE REVISOR FISCAL BAJO NIA 701: COMUNICACIÓN DE LAS CUESTIONES CLAVE DE AUDITORÍA 

GUÍA PARA LA ELABORACIÓN DEL INFORME DEL REVISOR FISCAL 

DICTAMEN DE REVISOR FISCAL CON COMUNICACIÓN DE CUESTIONES CLAVE (NIA 700 REVISADA Y NIA 701)


https://actualicese.com/blogoro/cartilla-practica-medicion-y-control-de-activos-para-el-cierre-contable-2018/?referer=email&campana=3509-boletin_sus-22_enero_19&accion=click&utm_source=suscripciones&utm_medium=email&utm_campaign=3509-boletin_sus-22_enero_19&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

sábado, 16 de marzo de 2019

Cierre contable: lista de chequeo para estados financieros


Al elaborar los estados financieros es conveniente hacer una lista de chequeo de algunos aspectos importantes que saltan a la vista al revisar los informes. Estos elementos no van a garantizar que todas las cifras sean fiables, pero al menos le dan una buena primera impresión a quien los observe. 

Al revisar unos estados financieros es preciso identificar, en primera instancia, si cumplen con los requerimientos establecidos por las secciones 3 a 8 del Estándar para Pymes (o la NIC 1 para quienes apliquen en Estándar Pleno). 

Estos requerimientos tienen que ver primordialmente con elementos de forma en los estados financieros, pues, aunque los Estándares Internacionales establecen que se debe atender a la esencia sobre la forma, esto no quiere decir que los estados financieros no deban cumplir algunos requisitos formales. 

Algunos de los aspectos que deben estar presentes en los estados financieros para decir que cumplen con los requisitos establecidos en los nuevos marcos técnicos normativos son los siguientes: 
1. Declaración de cumplimiento 
“El párrafo 3.3 del Estándar para Pymes establece que la entidad debe hacer una declaración explícita y sin reservas acerca del cumplimiento de dicho estándar”

Este es, tal vez, el elemento más importante de los estados financieros. El párrafo 3.3 del Estándar para Pymes establece que la entidad debe hacer una declaración explícita y sin reservas acerca del cumplimiento de dicho estándar. Esta declaración es el punto de partida para evaluar los informes, pues le manifiesta expresamente al usuario las normas sobre las cuales se prepararon los citados estados financieros. 
2. Información comparativa 

Todos los datos, cifras y eventos que se mencionen en los estados financieros, incluyendo las revelaciones, deben incluir información comparativa, a menos que la misma norma exprese que no es necesario informar sobre datos de años anteriores. El asunto que más salta a la vista es que los informes deben mostrar por lo menos dos columnas; en una de ellas se incluye la información del período sobre el que se informa y en la otra se muestra esa misma información para el período anterior. Si la entidad está presentando sus primeros estados financieros –por tratarse de un ente recientemente creado–, no es necesario presentar información de un período anterior. 
3. Conjunto completo de estados financieros 

Los informes que deben presentarse deben corresponder a los mencionados en el párrafo 3.17, en concordancia con el párrafo 6.4.

Opción 1: 5 informes y notas 
Estado de situación financiera. 
Estado de resultados. 
Estado del resultado integral. 
Estado de flujos de efectivo. 
Estado de cambios en el patrimonio. 

Opción 2: 4 informes y notas 
Estado de situación financiera. 
Estado del resultado integral. 
Estado de flujos de efectivo. 
Estado de cambios en el patrimonio. 

Opción 3: 3 informes y notas 
Estado de situación financiera. 
Estado de resultados y ganancias retenidas. 
Estado de flujos de efectivo. 

Si se presentan sin el flujo de efectivo, sin las notas o con las notas incompletas, los estados financieros no cumplen con los requerimientos del mencionado estándar. 
4. Moneda de presentación y grado de redondeo 

Esta revelación suele incluirse en los encabezados de los informes, con una expresión como “Cifras expresadas en miles de pesos” o alguna similar. 
5. Nombre de la entidad 

Debe incluir una explicación si el nombre ha cambiado desde el período anterior. Si el nombre no ha cambiado, no se requiere información adicional. 
6. Estados financieros consolidados o de una entidad individual 

Esta información es especialmente importante en entidades que pertenecen a grupos económicos. Si la entidad omite cualquier comentario, se entenderá que los estados financieros son individuales, es decir, que la entidad no tiene inversiones en entidades controladas. 
7. Fecha de cierre 

Debe quedar absolutamente clara la fecha de cierre y el período cubierto por los estados financieros. De igual manera, si se ha presentado cualquier cambio respecto de la fecha de cierre del período anterior, debe explicarse la razón por la cual se ha realizado el cambio. 
8. Presentación de activos y pasivos corrientes y no corrientes 

Este formato es el requerido por defecto. Si la entidad va a presentar sus activos y pasivos por orden de liquidez, en lugar de usar el formato corriente o no corriente debe explicar las razones por las cuales los presenta de esa manera. 
9. Agrupación y segregación de partidas 

Las partidas presentadas en el estado de situación financiera (de acuerdo con lo expuesto en el párrafo 4.2 del Estándar para Pymes) deben separarse de acuerdo con su naturaleza, como mínimo, en los siguientes grupos: 

“(a) efectivo y equivalentes al efectivo;
(b) deudores comerciales y otras cuentas por cobrar;
(c) activos financieros [excluyendo los importes mostrados en (a), (b), (j) y
(k)];
(d) inventarios;
(e) propiedades, planta y equipo;
(ea) propiedades de inversión registradas al costo menos la depreciación y el deterioro del valor acumulados;
(f) propiedades de inversión registradas al valor razonable con cambios en resultados;
(g) activos intangibles;
(h) activos biológicos registrados al costo menos la depreciación acumulada y el deterioro del valor;
(i) activos biológicos registrados al valor razonable con cambios en resultados;
(j) inversiones en asociadas;
(k) inversiones en entidades controladas de forma conjunta;
(l) acreedores comerciales y otras cuentas por pagar;
(m) pasivos financieros [excluyendo los importes mostrados en (l) y (p)];
(n) pasivos y activos por impuestos corrientes;
(o) pasivos por impuestos diferidos y activos por impuestos diferidos (éstos siempre se clasificarán como no corrientes);
(p) provisiones;
(q) participaciones no controladoras, presentadas dentro del patrimonio de forma separada al patrimonio atribuible a los propietarios de la controladora; y
(r) patrimonio atribuible a los propietarios de la controladora”. 

No es necesario incluir el grupo si la entidad no tiene ninguna partida en él. 
10. Notas a los estados financieros 

Los estados financieros siempre deben estar acompañados por sus respectivas notas, las cuales se hacen necesarias debido a que el Estándar para Pymes establece una gran cantidad de requerimientos de información a revelar que no quedan incluidos en el cuerpo de los estados financieros. Por ende, deben incluirse en las notas. 

Para asegurarse de que todas las notas están incluidas, la entidad debería hacer su propia lista de chequeo de revelaciones, en la cual analice uno por uno los requerimientos establecidos en el Estándar para Pymes y verifique que los haya incluido todos en sus informes. 

Como mínimo, las notas deberían contener: 

a. Información sobre la entidad y el negocio que realiza. 

b. Declaración de cumplimiento. 

c. Resumen de políticas contables. 

d. Información de apoyo para las partidas presentadas en cada uno de los informes. 

e. Cualquier otra información por revelar, que sea importante para comprender los estados financieros presentados.


https://actualicese.com/actualidad/2019/02/20/cierre-contable-lista-de-chequeo-para-estados-financieros/?referer=email&campana=20190220&accion=click&utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=20190220&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

viernes, 15 de marzo de 2019

Diferencias entre revelaciones y notas a los estados financieros


Las notas y las revelaciones son dos conceptos totalmente distintos y, aunque ambos están presentes en los estados financieros, tienen diferente significado e implicación. En este editorial presentamos estos términos y sus diferencias a la luz de las indicaciones expuestas en el Estándar para Pymes. 

Constantemente, los Estándares Internacionales solicitan información a revelar en los estados financieros o en las notas. Debe tenerse en cuenta que la información que se presenta en los estados financieros es un conjunto de revelaciones, incluyendo lo que se expone en las notas. 

La definición de “revelación”es: definir o manifestar lo revelado o secreto . Así pues, la presentación de estados financieros, junto con sus notas, constituye el acto de dar a conocer a los usuarios de la información cifras y datos sobre hechos y acontecimientos que ellos no conocían. Por lo tanto, se trata del acto o acción de revelar. 

Las Normas de Información Financiera no contienen una definición para el término revelaciones. Sin embargo, lo utilizan frecuentemente con el fin de requerir a los preparadores de información financiera para que den a conocer información importante acerca de hechos económicos, transacciones y otros eventos de interés del público en general. 

Por otra parte, el término notas se encuentra descrito en el párrafo 8.1 del Estándar para Pymes, en los siguientes términos: 

“Las notas proporcionan descripciones narrativas o desagregaciones de partidas presentadas en esos estados e información sobre partidas que no cumplen las condiciones para ser reconocidas en ellos. Además de los requerimientos de esta sección, casi todas las demás secciones de esta norma requieren información a revelar que normalmente se presenta en las notas”. 

El párrafo 8.4 de este estándar muestra un ejemplo general de lo que suele encontrarse en las notas: 

a. Declaración explícita y sin reservas acerca del cumplimiento de la NIIF para Pymes. 

b. Resumen de las políticas contables significativas de la entidad. 

c. Información de apoyo para las partidas presentadas en los estados financieros. 

d. Cualquier otra información por revelar. 
“las notas que se anexan y hacen parte de los estados financieros reflejan información que es requerida por los Estándares Internacionales, que soporta y ayuda a entender las cifras reportadas en los estados financieros”

De acuerdo con todo lo anterior, las notas que se anexan y hacen parte de los estados financieros reflejan información que es requerida por los Estándares Internacionales, que soporta y ayuda a entender las cifras reportadas en los estados financieros. Además, dichas notas expresan la norma bajo la cual se han preparado los estados financieros y contienen cualquier otro tipo de información importante para el entendimiento de la situación financiera, el desempeño financiero o los flujos de efectivo de la entidad. 
Información a revelar que no se incluye en las notas 

Los Estándares Internacionales requieren de forma permanente diversa información a revelar sobre temas variados. No todos los requerimientos de información deben incluirse en notas a los estados financieros, pues algunos asuntos quedan revelados en el cuerpo mismo de los estados financieros, por ejemplo: 
Participaciones no controladoras 

El párrafo 9.21 del Estándar para Pymes requiere que se presenten por separado las participaciones no controladoras en el resultado del período. Esta revelación se cumple directamente en el estado de resultados, haciendo una separación entre los resultados pertenecientes a los controladores y los correspondientes a los no controladores. 
Estados financieros consolidados o individuales 

El párrafo 9.23 del Estándar para Pymes establece que la entidad debe revelar si los estados financieros son consolidados. Esta revelación se cumple simplemente añadiendo la palabra “consolidados” en cada uno de los informes (por ejemplo: estado de situación financiera consolidado. No obstante, la entidad incluirá en sus notas la información importante sobre el grupo económico. 
Clasificación de instrumentos financieros 

El párrafo 11.41 del Estándar para Pymes requiere que la entidad revele el importe en libros de cada clase de instrumentos financieros: 

a. Activos financieros medidos a valor razonable con cambios en resultados. 

b. Activos financieros que son instrumentos de deuda medidos al costo amortizado. 

c. Activos financieros que son instrumentos de patrimonio y se miden al costo menos el deterioro del valor. 

d. Pasivos financieros medidos al valor razonable. 

e. Pasivos financieros medidos al costo amortizado. 

f. Compromisos de préstamos medidos al costo menos el deterioro del valor. 

Esta clasificación de partidas puede realizarse directamente en el estado de situación financiera. Si se hace allí, no es necesario incluirla nuevamente en las notas a los estados financieros. 
Clasificación de activos 

El párrafo 4.11 del Estándar para Pymes requiere que la entidad revele sus clases de activos por separados. Esta revelación se cumple con la simple separación de estas clases en el estado de situación financiera, y no es necesario repetirla en notas.


https://actualicese.com/actualidad/2019/02/20/diferencias-entre-revelaciones-y-notas-a-los-estados-financieros/?referer=email&campana=20190220&accion=click&utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=20190220&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

jueves, 14 de marzo de 2019

Impuesto diferido al cierre del 2018 para contribuyentes que se acojan al régimen simple en el 2019


Quienes piensen trasladarse al nuevo régimen simple en el 2019 empezarían a tributar solo sobre sus ingresos brutos. Por tanto, no todas las diferencias temporarias entre activos y pasivos contables vs. activos y pasivos fiscales al cierre del 2018 tendrán incidencia en la tributación de 2019. 

De acuerdo con los Estándares Internacionales que regulan el cálculo del impuesto diferido (ver la NIC 12 aplicable para empresas del grupo 1 o la sección 29 del Estándar para Pymes aplicable a empresas del grupo 2), lo que se debe hacer para obtener el monto del activo o pasivo por impuesto diferido es examinar si las diferencias temporarias que se formen al cierre del ejercicio entre el valor contable y fiscal de los activos y pasivos luego aumentarán o disminuirán la base gravable del impuesto a las ganancias (impuesto de renta y complementario en nuestro país). 

Además, cuando se concluya que tales diferencias temporarias afectarán la base gravable fiscal para la liquidación del impuesto a las ganancias, las mismas se tendrán que multiplicar por la tasa de tributación que le aplique a cada contribuyente y que existirá en el ejercicio inmediatamente siguiente (el período en el que se pueden revertir las diferencias). 
Cálculo del impuesto diferido al cierre del 2018 una vez se opte por el nuevo régimen simple en 2019 

Dicho lo anterior, es importante destacar que el artículo 66 de la Ley 1943 de 2018, el cual modificó los artículos 903 a 916 del ET, establecen la posibilidad de que las personas naturales residentes y las sociedades nacionales, cuando cumplan todos los requisitos del articulo 905 y 906 del ET, puedan optar voluntariamente por trasladarse desde el régimen ordinario o tradicional del impuesto de renta y empiecen a tributar en el nuevo régimen simple
“los contribuyentes ya no liquidarán su impuesto de renta de la forma tradicional (donde el impuesto se calcula sobre la utilidad fiscal), sino que solo lo calcularán sobre sus ingresos brutos ordinarios”

Al hacerlo, los contribuyentes ya no liquidarán su impuesto de renta de la forma tradicional (donde el impuesto se calcula sobre la utilidad fiscal), sino que solo lo calcularán sobre sus ingresos brutos ordinarios (disminuidos primero con las devoluciones en ventas y con los ingresos no gravados). Además, el único impuesto que seguirán calculando sin ningún tipo de cambio es el impuesto de ganancias ocasionales. 

En vista de lo anterior, por citar un ejemplo sencillo, si al cierre del 2018 una sociedad nacional está calculando el valor de su impuesto diferido de renta, pero dicha sociedad está pensando en trasladarse durante el 2019 al nuevo régimen simple, sucedería lo siguiente: 

a. Al examinar las diferencias temporarias a diciembre 31 de 2018 entre el valor contable y fiscal de los activos y pasivos, la sociedad deberá tener en cuenta que en el régimen simple no se restarán ningún tipo de costos y gastos al momento de calcular el impuesto de renta. Por tanto, si la diferencia (positiva o negativa) entre algún activo contable y el activo fiscal, o entre el pasivo contable y el pasivo fiscal iban a producir en el ejercicio siguiente un mayor o menor costo fiscal en la base del impuesto de renta, dicha diferencia ya no deberá tenerse en cuenta para el cálculo del impuesto diferido. Sin embargo, si esta diferencia producirá un mayor o menor costo fiscal en la base del impuesto a las ganancias ocasionales, sí habrá lugar al cálculo del impuesto diferido. Para ilustrar lo anterior, suponga que al cierre del 2018 se tiene un activo fijo poseído por un solo año, el cual tiene un valor contable de $100.000.000 y un valor fiscal de $70.000.000. Como ese activo completaría solo su segundo año durante el 2019, entonces la diferencia del menor costo fiscal (de $30.000.000) que se originaría al momento de venderlo durante el 2019 es una diferencia que no influirá en la liquidación del impuesto de renta bajo el régimen simple (pues en el impuesto de renta del régimen simple no se restará ningún costo). Por lo anterior, sobre dicha diferencia no se tiene que calcular impuesto diferido. No obstante, si ese mismo activo al cierre del 2018 tuviera más de 2 años de posesión, al venderlo durante el 2019 el menor costo fiscal provocaría un aumento en la base gravable del impuesto a la ganancia ocasional que se liquidaría en el régimen simple y, por ende, sobre dicha diferencia se debería calcular el impuesto diferido (con la tarifa tradicional del 10 %). 

b. Si las diferencias temporarias a diciembre 31 de 2018 entre el valor contable y fiscal de los activos y pasivos provocan que en el año 2019 la sociedad tenga que reconocer un mayor ingreso bruto fiscal gravado con el impuesto de renta en el régimen simple, entonces sobre dicha diferencia se tendrá que calcular el impuesto diferido, pero se hará con las tarifas especiales del artículo 908 del ET. Así, por ejemplo, si al cierre del 2018 una sociedad vendió por $90.000.000 un bien raíz poseído por menos de un año, pero no lo ha escriturado, entonces el valor contable del bien raíz será de $0, pero el fiscal sería supóngase de $70.000.000. En consecuencia, la diferencia de $70.000.000 que se forme al cierre al del 2018 corresponderá, en parte, al ingreso de $90.000.000 que se reconocerá fiscalmente en el año 2019 (cuando sea escriturado; ver artículo 28 del ET). En consecuencia, sobre dicha diferencia se tendrá que calcular el impuesto diferido, haciéndolo en todo caso con las tarifas del artículo 908 del ET.


https://actualicese.com/actualidad/2019/02/20/impuesto-diferido-al-cierre-del-2018-para-contribuyentes-que-se-acojan-al-regimen-simple-en-el-2019/?referer=email&campana=20190220&accion=click&utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=20190220&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

miércoles, 13 de marzo de 2019

Emiten comunicado a MinCIT para derogar parte del Decreto 2649 de 1993


Realizada la labor de seguimiento y compilación de las opiniones recibidas sobre el documento de discusión pública que aborda la revisión del articulado del Decreto 2649 de 1993 a la luz de los nuevos marcos técnicos normativos, el Consejo Técnico de la Contaduría Pública emite sus conclusiones. 

De acuerdo con los cambios que se han venido presentando en la regulación contable de Colombia, se requiere una revisión detallada del Decreto 2649 de 1993, a fin de identificar si es precisa una derogación parcial o total de esta norma. Vale la pena resaltar la importancia de que esta revisión se lleve a cabo, pues hay varios aspectos incluidos en este decreto que están siendo abordados en los nuevos marcos técnicos normativos de información financiera incorporados a través del DUR 2420 de 2015 y sus modificatorios. 

En concordancia con esto, el Consejo Técnico de la Contaduría Pública –CTCP– emitió en febrero de 2018 el documento de discusión pública Revisión del articulado del Decreto 2649 de 1993 a la luz de los nuevos marcos técnicos normativos de contabilidad e información financiera y de aseguramiento de la información, con el objetivo de que la comunidad contable realizara las observaciones que considerara pertinentes sobre la vigencia o derogación sugerida por este organismo (este documento lo abordamos en los editoriales Derogación o vigencia parcial del Decreto 2649 de 1993 está siendo sometida a discusión pública y Vigencia del Decreto 2649 de 1993, otros aspectos sometidos a discusión pública). 

En este documento, a través de una matriz el CTCP exponía: 
Cada uno de los artículos del mencionado decreto. 
Cuáles consideraba que debían ser derogados. 
Los motivos por los cuales llegó a esa conclusión. 

Ahora bien, luego de realizar una compilación y revisión de los 30 comentarios recibidos (comentarios de una comunidad a la que pertenecen más de 250.000 contadores), este organismo emite su comunicado Documento de sustentación de la propuesta a los Ministerios de Hacienda y Crédito Público y de Comercio, Industria y Turismo sobre la revisión del articulado del Decreto 2649 de 1993 a la luz de los nuevos marcos técnicos normativos de contabilidad e información financiera y de aseguramiento de la información, en el que expone los comentarios del público, su acuerdo o desacuerdo con lo expuesto por la comunidad contable y su propuesta de derogar 123 artículos de los 140 que componen dicha norma. 
Artículos que expone el CTCP como vigentes 
“En algunos de los comentarios se observa una división de posiciones frente a lo expuesto por el CTCP, sin embargo, este organismo ratifica su postura sobre la derogación y vigencia de algunas normas”

En algunos de los comentarios se observa una división de posiciones frente a lo expuesto por el CTCP, sin embargo, este organismo ratifica su postura sobre la derogación y vigencia de algunas normas. A la final, los artículos que deberían continuar vigentes o parcialmente vigentes según el punto de vista de este organismo serían: 
Artículo 2. Ámbito de aplicación 

El DUR 2420 de 2015 y sus modificatorios incorporaron diferentes lineamientos de normas de información financiera y aseguramiento de la información, sin embargo existen algunas directrices del Decreto 2649 de 1993 que no están reguladas por estas nuevas normas, por lo que se requerirá que este artículo continúe parcialmente vigente. En este apartado no se presentaron opiniones en contra. 
Artículo 56. Asientos 

Las consideraciones de cómo llevar el registro de los asientos contables (sistema documental contable) no está contemplada en los nuevos marcos técnicos normativos, y dada la importancia de este tema desde el punto de vista de inspección y supervisión, se considera pertinente mantener la vigencia del artículo en cuestión. 
Artículo 57. Verificación de las afirmaciones 

De acuerdo con lo expuesto en el artículo 37 de la Ley 222 de 1995, la certificación de estados financieros consiste en declarar que se han verificado las afirmaciones contenidas en estos, y que han sido fielmente tomadas de los libros contables. Así pues, se requiere la descripción de qué se entiende por “afirmación”, la cual está contenida en el artículo 57 del mencionado decreto, y por tanto continuaría vigente. 
Título III. De las normas sobre registros y libros 

Los nuevos marcos técnicos normativos no se encargan de asuntos relacionados con el sistema documental contable y probatorio de las entidades. Estas normas se limitan a dar especificaciones sobre la forma en la que se deben reconocer, medir, presentar y revelar los hechos económicos. Esto tiene sentido ya que los documentos, soportes y comprobantes de contabilidad, al ser usados con fines de inspección por diferentes organismos a nivel nacional, se ajustan a las directrices de orden legal de cada país. Sucede, por ejemplo, cuando se solicita información de las operaciones de la entidad con fundamento en la regulación comercial, aduanera, ambiental, fiscal, entre otras. 

Teniendo en cuenta lo anterior, los aspectos relativos al sistema de documentación contable tendrán que regularse a través de una norma expedida por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, o por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público. Así pues, mientras esta norma no sea emitida, estos artículos no podrán ser derogados. El CTCP expone que una vez se expida un decreto al respecto, los mismos perderán su vigencia. 

Continúe con la lectura de este análisis en el editorial Revisión del Decreto 2649 de 1993 por parte del CTCP: vigencias y derogatorias sugeridas.


https://actualicese.com/actualidad/2019/02/20/emiten-comunicado-a-mincit-para-derogar-parte-del-decreto-2649-de-1993/?referer=email&campana=20190220&accion=click&utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=20190220&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d