lunes, 31 de agosto de 2020

Compras por internet lideran la recuperación en el gasto del consumidor en Reino Unido


La demanda en línea aumentó 16,2% en julio en comparación con el año anterior, según un índice mensual de Visa y IHS Markit


El mes pasado, el gasto de los consumidores del Reino Unido experimentó el mayor repunte desde 2016, liderado por un aumento en las compras por Internet, al tiempo que los bares y restaurantes siguieron sufriendo las consecuencias de la pandemia.

La demanda en línea aumentó 16,2% en julio en comparación con el año anterior, según un índice mensual de Visa y IHS Markit. El gasto total aumentó 2,4%, mientras que hoteles, bares y restaurantes mostraron una caída de 18%.

Los artículos para el hogar, así como los alimentos y las bebidas, continuaron mostrando mejoría. Pero la caída en el gasto presencial ya ha provocado el cierre de tiendas y la pérdida de empleos. La cadena minorista Marks & Spencer Group Plc anunció esta semana que reduciría el personal en aproximadamente 7.000 trabajadores, lo que se suma a una lista de empresas que están reduciendo sus operaciones.

Visa dijo que las cifras de gasto se están moviendo en la dirección correcta, pero es “cautelosa” sobre las perspectivas. El desempleo está aumentando y la finalización en octubre del programa de apoyo salarial del Gobierno podría conducir a una mayor pérdida de empleos y a una debilidad en la confianza del consumidor.

“El camino hacia la recuperación económica sigue siendo frágil”, dijo Annabel Fiddes, economista de IHS Markit. “El término del esquema del Gobierno de permisos pagados es probable que aumente el desempleo y, combinado con tendencias salariales más débiles, podría obstaculizar cualquier aumento futuro en el consumo de los hogares”.

Defectos en la descripción de los requisitos de los documentos equivalentes a factura de venta



El artículo 13 de la Resolución Dian 000042 de mayo 5 de 2020, que describe las características de los 13 documentos equivalentes a factura que podrán expedir los obligados a facturar, contiene algunas deficiencias importantes que quizá sea necesario corregir con otra resolución posterior.

Para dar cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 616-1 del Estatuto Tributario –ET– y el artículo 1.6.1.4.6 del DUT 1625 de 2016 (luego de ser sustituido con el Decreto 358 de marzo 5 de 2020), el artículo 13 de la Resolución Dian 000042 de mayo 5 de 2020 realizó una descripción detallada de los 13 documentos equivalentes a factura que pueden ser expedidos por los obligados a facturar.

Sin embargo, al mirar en detalle tales descripciones, es importante destacar algunas deficiencias importantes que quizá sea necesario corregir con otra resolución posterior. Veamos:

a. En el numeral 2, con las características de la boleta de ingreso a cine, el literal j) insinúa que dicho documento también contendría la discriminación del “IVA o del INC de bolsas plásticas”. Pero lo cierto es que el ingreso a cine no genera este tipo de tributos (ver numeral 18 del artículo 476 del ET).

b. En el numeral 3, con las características del tiquete de transporte terrestre de pasajeros, en el literal c. se lee lo siguiente:

“Apellidos y nombre o razón social y Número de Identificación Tributaria –NIT– del adquiriente o apellidos y nombre y número de identificación del adquiriente de los bienes y/o servicios; para los casos en que el adquiriente no suministre la información del Número de Identificación Tributaria –NIT”.

Como se observa, existe un error cuando la norma vuelve a mencionar por segunda vez al “adquirente”, pues, en realidad, si el adquirente no quiso suministrar su información, se entiende que ese espacio se diligenciaría con otro dato diferente, que sería, por ejemplo, el del mismo “prestador del servicio”.

c. En el mismo numeral 3 se incluyó el literal j) para insinuar que el tiquete de transporte de pasajeros también deberá tener un espacio para discriminar el “IVA o INC de bolsas plásticas”, lo cual es un error, pues ese servicio no genera este tipo de tributos (ver numeral 9 del artículo 476 del ET).

d. En el numeral 5, con las características del tiquete de transporte aéreo de pasajeros, no se exigió que este tenga el nombre del adquirente del tiquete ni el nombre del pasajero (que pueden ser dos tipos de personas diferentes, pues algunas veces los tiquetes los compran personas jurídicas, pero son utilizadas por sus empleados personas naturales).

Es extraño que para el tiquete de transporte terrestre sí se pida ese dato, pero no para el tiquete de transporte aéreo.



domingo, 30 de agosto de 2020

Personas jurídicas en el régimen simple presentarán más información exógena por el año gravable



Al comparar el texto de las resoluciones 011004 de 2018 y 000070 de 2019, se observa que por el año gravable 2020 las personas jurídicas inscritas en el SIMPLE entregarán una mayor cantidad de reportes de información exógena en comparación con la que entregaron por el año gravable 2019.

El régimen simple empezó a existir jurídicamente por el año gravable 2019 al ser creado con el artículo 66 de Ley 1943 de 2018 y reglamentado con el Decreto 1468 de agosto de 2019.

Además, seguirá existiendo durante los años gravables 2020 y siguientes, pues fue ratificado con el artículo 74 de la Ley 2010 de 2019 y reglamentado con el Decreto 1091 de agosto de 2020.


Ahora bien, sucede que, en materia de los reportes de información exógena tributaria, es importante destacar que por el año gravable 2020 las personas jurídicas inscritas en el régimen simple reportarán una mayor información en comparación con aquella que se les solicitó por el año gravable 2019.

Para demostrar lo anterior, a continuación, comparamos los textos de los literales e) y f) del artículo 1 de las respectivas resoluciones con las cuales se solicitó la información de los años gravables 2019 y 2020:

Esta norma definió quiénes debían entregar la información del año gravable 2019. 


Esta norma definió quiénes debían entregar la información del año gravable 2020.
“Artículo 1. Sujetos obligados a presentar información exógena por el año gravable 2019
Deberán suministrar información, los siguientes obligados:(…) e) Las personas jurídicas y sus asimiladas y demás entidades públicas y privadas obligadas a presentar declaración del impuesto sobre la renta y complementarios o de ingresos y patrimonio, que en el año gravable 2017 hayan obtenido ingresos brutos superiores a cien millones de pesos ($100.000.000).
f) Las personas naturales y sus asimiladas que perciban rentas de capital y rentas no laborales, las personas jurídicas y sus asimiladas, entidades públicas y privadas, y demás obligados a practicar retenciones y autorretenciones en la fuente a título del impuesto sobre la renta, impuesto sobre las ventas (IVA) y timbre, durante el año gravable 2019”.

(El subrayado es nuestro). “Artículo 1. Sujetos obligados a presentar información exógena por el año gravable 2020.

Deberán suministrar información, los siguientes obligados:(…)e) Las personas jurídicas y sus asimiladas y demás entidades públicas y privadas que en el año gravable 2019 o en el año gravable 2020 hayan obtenido ingresos brutos superiores a cien millones de pesos ($100.000.000).
f) Las personas naturales y sus asimiladas que perciban rentas de capital y/o rentas no laborales, las personas jurídicas y sus asimiladas, entidades públicas y privadas, y demás obligados a practicar retenciones y autorretenciones en la fuente a título del impuesto sobre la renta, impuesto sobre las ventas (IVA) y timbre, durante el año gravable 2020”.

Como puede verse, en el literal e) del artículo 1 de la Resolución 011004 de 2018 se decía expresamente que el obligado debía ser una persona jurídica declarante de renta o de ingresos y patrimonio.

Es decir, las personas jurídicas del régimen ordinario o del especial que presentan declaración de renta y las personas jurídicas no contribuyentes de renta del artículo 23 del ET que presentan declaración de ingresos y patrimonio.

Por tanto, dicho literal no les aplicó a las personas jurídicas que se habían trasladado al régimen simple.

Sin embargo, ese mismo tipo de frase ya no figura en el texto del literal e) del artículo 1 de la Resolución 000070 de 2019. Por tanto, por el año gravable 2020 dicho literal les aplicará a todas las personas jurídicas que cumplan los topes de ingresos allí mencionados y sin importar a qué régimen pertenezcan.

Tales personas jurídicas quedarán obligadas, por tanto, a presentar los siguientes formatos:
El formato 1010 v. 8 con el dato de sus socios, accionistas, comuneros o cooperados a diciembre 31 (ver artículo 16 de la Resolución 000070 de 2019).
El formato 1001 v. 10 con el dato de los pagos o abonos en cuenta a terceros junto con sus respectivas retenciones en la fuente practicadas o asumidas (ver el artículo 17 de la Resolución 000070 de 2019).

El formato 1005 v. 7 con el detalle de los IVA descontables que se tomen en sus declaraciones del IVA de 2020 (ver artículo 20 de la Resolución 000070 de 2019).

El formato 1003 v. 7 con el detalle de las retenciones a título de renta o IVA que les lleguen a practicar durante 2020 (ver artículo 18 de la Resolución 000070 de 2019).

El formato 1004 v. 7 con el detalle de los descuentos tributarios que se tomen al final del año 2020 en su declaración de renta o de régimen simple (ver artículo 26 de la Resolución 000070 de 2019).

El formato 1006 v. 8 con el detalle de los valores por el IVA e INC generados durante 2020 (ver artículo 20 de la Resolución 000070 de 2019).

El formato 1007 v. 9 con el detalle de los ingresos propios recibidos durante 2020 (ver artículo 19 de la Resolución 000070 de 2019).

El formato 1647 v. 2 con el detalle de ingresos recibidos por cuenta de terceros (ver artículo 24 de la Resolución 000070 de 2019).

El formato 1009 v. 7 con el detalle de las cuentas por pagar fiscales a diciembre 31 de 2020 (ver artículo 21 de la Resolución 000070 de 2019).

El formato 1008 v. 7 con el detalle de las cuentas por cobrar fiscales a diciembre 31 de 2020 (ver artículo 22 de la Resolución 000070 de 2019).

El formato 1011 v. 6 con el detalle de otros datos de las declaraciones de renta, del régimen simple o del IVA del año 2020 (ver artículo 25 de la Resolución 000070 de 2019).

El formato 1012 v. 7 con el detalle de algunos activos que se lleguen a reportar al final del año en la declaración de renta o del régimen simple (ver artículo 25 de la Resolución 000070 de 2019).

El formato 2275 v. 1 con el detalle de los ingresos no gravados que se tomen al final del año 2020 en las declaraciones de renta o del régimen simple (ver artículo 26 de la Resolución 000070 de 2019).

El formato 2276 en su nueva versión 3 con el detalle de los pagos o abonos en cuenta por rentas de trabajo del año 2020 (ver artículo 35 de la Resolución 000070 de 2019).

Por otra parte, cuando no les aplique el literal e) del artículo 1 de la Resolución 000070 de 2019, sino el literal f) de ese mismo artículo (por ser personas jurídicas que están obligadas a practicar retención a título de renta sobre rentas de trabajo), solo deberán presentar los siguientes formatos:

  1. El formato 1001 v. 10 con el dato de los pagos o abonos en cuenta a terceros junto con sus respectivas retenciones en la fuente practicadas o asumidas (ver artículo 17 de la Resolución 000070 de 2019).
  2. El formato 1004 v. 7 con el detalle de los descuentos tributarios que se tomen al final del año 2020 en su declaración de renta o de régimen simple (ver artículo 26 de la Resolución 000070 de 2019).
  3. El formato 1647 v. 2 con el detalle de ingresos recibidos por cuenta de terceros (ver artículo 24 de la Resolución 000070 de 2019).
  4. El formato 1011 v. 6 con el detalle de otros datos de las declaraciones de renta, del régimen simple o de IVA del año 2020 (ver artículo 25 de la Resolución 000070 de 2019).
  5. El formato 1012 v. 7 con el detalle de algunos activos que se lleguen a reportar al final del año en la declaración de renta o del régimen simple (ver artículo 25 de la Resolución 000070 de 2019).
  6. El formato 2275 v. 1 con el detalle de los ingresos no gravados que se tomen al final del año 2020 en las declaraciones de renta o del régimen simple (ver artículo 26 de la Resolución 000070 de 2019).
  7. El formato 2276 en su nueva versión 3 con el detalle de los pagos o abonos en cuenta por rentas de trabajo del año 2020 (ver artículo 35 de la Resolución 000070 de 2019).

sábado, 29 de agosto de 2020

Gobierno expidió decreto con el procedimiento para disolver las sociedades no operativas


El superintendente Juan Pablo Liévano dijo que estas empresas en ocasiones se usan como sociedades fachadas para actividades ilícitas

El gobierno nacional expidió el Decreto 1068, a través del cual se reglamenta el proceso para la depuración de las sociedades no operativas, sociedades que no se encuentran desarrollando su objeto social y que pueden ser consideradas como sociedades fachadas.
Gracias a esta normativa, la Superintendencia de Sociedades podrá iniciar la disolución de las compañías que no cumplan durante tres años consecutivos con la renovación de la matrícula mercantil o que por este periodo tampoco hayan dado cumplimiento al envío de la información financiera a la entidad, y se haya agotado el procedimiento administrativo correspondiente.

“Es muy importante para el ecosistema empresarial poder hacer esta depuración, pues nos permite tener claridad sobre las sociedades que realmente están realizando actividades empresariales y generando valor, riqueza y empleos", dijo el Superintendente de Sociedades, Juan Pablo Liévano.

Según el funcionario, en muchos casos estas sociedades nunca operaron o dejaron de operar y no generan ingresos operacionales, pueden ser usadas para actividades ilícitas, y dado que "no generan ningún valor a la economía del país", terminan constituyendo un riesgo.

La Superintendencia adelantará el procedimiento en caso que corresponda, para lo cual notificará a la sociedad respectiva, en caso de que esta no acredite su operación, la autoridad procederá a declararla disuelta y en estado de liquidación.



Evaluación de riesgos y control interno: ¿qué deben tener en cuenta los auditores durante la pandemia?



Leonardo Mora y Boris Forero dicen que, por el COVID-19, en materia de riesgos surgen conceptos como el dinamismo del riesgo, a los que los auditores deben estar atentos.

Se pueden presentar demoras en la preparación y entrega de información, e incremento en las deficiencias de control.

Leonardo Mora, contador público y auditor, gerente de auditoría en KPMG, explica en #CharlasConActualícese que estamos en un momento de crisis mundial, donde hay unos efectos materializados, como la disminución de los ingresos, del empleo, donde el consumo se ha contraído, los precios se han distorsionado y los activos han caído.

Hay una crisis en el valor de las cosas, pero se espera que “posCOVID” esta situación vaya cambiando. En ese sentido, el tema de los riesgos emergentes en la auditoría cobra importancia.

Esto te puede interesar: Estatuto Tributario PwC 2020-PWC

Es así como surgen las siguientes preguntas: ¿cómo se puede efectuar la evaluación de riesgos? y ¿cómo los controles se pueden interrelacionar para minimizar los riesgos?

«Frente a la evaluación de riesgos, el COVID-19 ha hecho visible nuevos riesgos como el riesgo emergente, concepto que hace referencia a las amenazas que tienen una naturaleza propia y que van más allá de la capacidad de control de la misma organización, y que por mucho que la probabilidad de que se materialice sea baja, se convierte en visible y cobra relevancia», explica Mora.

¿Cómo puede verse afectada la evaluación de riesgos?

“Dentro de la realización de una auditoría, el mismo concepto del COVID-19 se puede determinar como un nuevo riesgo”

Mora indica que por el COVID-19, a nivel internacional, en materia de riesgo surgen nuevos conceptos, como es el dinamismo del riesgo, a los que los auditores deben estar atentos. Dentro de la realización de una auditoría, el mismo concepto del COVID-19 se puede determinar como un nuevo riesgo.

«Siempre se han calificado los riesgos según su severidad y probabilidad, y en ese orden de ideas, se definía un enfoque en este par de aspectos. Sin embargo, el dinamismo de los riesgos hace que debamos crear una interconectividad de dichos riesgos con otros, los cuales antes no eran tenidos en cuenta y no eran visibles», dice.

Boris Forero, contador público y director de auditoría del sector financiero en KPMG, explica que, debido a las actuales circunstancias, es necesario que los encargados del gobierno corporativo de la entidad revisen o actualicen su evaluación de riesgo de fraude a nivel de estados financieros.

Lo anterior quiere decir que se debe examinar la necesidad de contar con especialistas para evaluar riesgos de fraude, identificar nuevos riesgos a nivel de estados financieros debido al fraude, probar nuevos controles antifraude, de presunción de riesgo de fraude en el ingreso y de sobrepaso de controles.

¿Cómo puede afectarse el ambiente de control interno en una auditoría?

Forero explica que, a causa de la pandemia, las organizaciones están actuando diferente. Por ejemplo, se ha incrementado el trabajo en casa o remoto, existe dificultad para ejecutar procesos y controles o demoras en la ejecución de los mismos, dificultad para obtener información; y en cuanto a la modificación, eliminación o creación de controles.

«Por el COVID-19 se pueden presentar demoras en la preparación y entrega de información, cambios en los controles relevantes, incremento en las deficiencias de control, controles que deben ser rediseñados y acceso limitado para realizar procedimientos de auditoría», indica Forero.

Forero explica que cuando se hace una auditoría de estados financieros normalmente existen riesgos del entorno económico y de la industria, difíciles de identificar, y hoy por hoy se han venido activando, en parte porque el COVID-19 ha generado el surgimiento de nuevos riesgos.

Él afirma que al observar los impactos a nivel de estados financieros hay un abanico de opciones que se pueden presentar e impactar a los estados financieros.

Lo primero que deben hacer los auditores es evaluar la hipótesis del negocio en marcha a través del marco contable utilizado.

¿Cómo se ve afectado el ambiente de las tecnologías de la información?

Cuando se presentan accesos a información de forma remota y más cambios en el ambiente de las tecnologías de la información –TI– y nuevos controles, se debe obtener un entendimiento del ambiente y sus posibles cambios e impactos en la auditoría.

De igual forma, se debe evaluar si existen cambios en controles generales de tecnologías de la información o nuevos controles a nivel de aplicación, así como evaluar si los cambios generan nuevos riesgos.

viernes, 28 de agosto de 2020

¿Cómo hacer usted mismo su declaración de renta?

Los contribuyentes tienen dos maneras de cumplir con la obligación: virtual y presencial.


Los vencimientos para declarar renta van hasta el 21 de octubre de este año.

Iniciaron los vencimientos para que alrededor de 3,5 millones de contribuyentes presenten su declaración de renta correspondiente al 2019. Para esto, la Dian ha dispuesto una serie de herramientas digitales con el objetivo de facilitar y adelantar el proceso sin salir de casa teniendo en cuenta la coyuntura de la pandemia del Coronavirus y que las fechas para personas naturales no han tenido ningún cambio.

Los vencimientos del impuesto son cada día hábil en forma descendente para dos números de terminación de la cédula, y este año el período va del 11 de agosto al 21 de octubre.

De esta manera, los contribuyentes tienen dos maneras de cumplir con la obligación: virtual y presencial. Para el primer caso, los ciudadanos deben tener habilitada la firma electrónica y de esta manera podrán adelantar el trámite ingresando al menú transaccional en la opción usuario registrado.

Vale la pena anotar que antes de iniciar el proceso las personas deben tener listos el Rut actualizado, el certificado de ingresos y retenciones, tener los certificados bancarios, declaración de renta del año pasado, certificados de rendimientos financieros, certificados de pensiones, impuestos de los bienes, entre otros.

Una vez esté registrado y si en la declaración virtual resulta un saldo para pagar se debe generar el formulario 490 denominado recibo oficial de pago impuestos nacionales con los valores a cargo del impuesto. En este caso se puede hacer el pago directamente a través de las pasarelas de pago o en caso contrario el contribuyente debe imprimir dos copias para llevarlas al banco y pagar allí.

En todo caso, si la declaración es presencial ante la entidad financiera autorizada para la recepción de los formularios, de todos modos debe diligenciar los formatos a través de los servicios en línea de la Dian.

Los valores a pagar, una vez obtenida la declaración varían dependiendo el valor de la renta líquida, a mayor valor, mayor tarifa: 0%, 19%, 28%, 33%, 35%, 37% y 39%.

De acuerdo con lo anterior, quiénes están obligados a presentar una declaración de renta y complementarios son las siguientes personas:

Que haya tenido un patrimonio bruto superior a $ 154’215.000.
Que haya tenido ingresos brutos superiores a $ 47’978.000.
Que haya realizado consumos con tarjetas de crédito por valor superior a $ 47’978.000.
Que haya realizado un total acumulado de consignaciones bancarias o depósitos o inversiones financieras superiores a $ 47’978.000.

Si la persona no es obligado a declarar virtualmente y la declaración genera saldo a pagar por concepto del impuesto, sanciones e intereses en caso a que haya lugar, el servicio para el diligenciamiento de declaraciones permite diligenciar la casilla 980 de “pago total” en el Formulario 210. En ese caso, no se necesita generar un recibo por separado y se puede hacer hacer el pago con la presentación de la declaración en la entidad bancaria.

Para las personas que están en el exterior se podrá realizar la solicitud para la inscripción o actualización del RUT a través del servicio de “PQSR y Denuncias” de la página de la DIAN o por el medio que se establezca para tal fin. Para ello se debe anexae, escaneados, tanto tu documento de identidad como pasaporte en el que conste la fecha de salida del país.

Luego debe obtener la firma electrónica en línea ingresando al menú “Transaccional”, opción “Usuario Registrado”. Una vez completados los pasos se podrá hacer la declaración de renta en los formularios 210 o 110, según la condición de residente o no residente en Colombia para efectos tributarios.

https://www.portafolio.co/economia/finanzas/como-elaborar-la-declaracion-de-renta-543821



Tratamiento de datos personales: Superindustria realizó advertencias a establecimientos comerciales



SIC advierte que establecimientos comerciales no pueden usar medios engañosos para recolectar datos personales.

Se debe informar a los consumidores para qué serán utilizados los datos recolectados.

Recolección, uso, circulación y tratamiento de datos sensibles deben realizarse con especial cuidado.

La Superintendencia de Industria y Comercio –SIC– expidió la Circular Externa 007 del 18 de agosto de 2020, de obligatorio cumplimiento para todos los establecimientos comerciales que en medio de la pandemia han recolectado datos personales de los ciudadanos.
“establecimientos que soliciten datos personales deben cumplir con la regulación de tratamiento de datos personales”

La entidad advierte que los establecimientos que soliciten datos personales deben cumplir con la regulación de tratamiento de datos personales. Deberán tener en cuenta lo siguiente:
No se pueden utilizar medios engañosos o fraudulentos para recolectar y realizar el tratamiento de datos personales.

Se debe informar a la persona la finalidad específica de la recolección de sus datos.
No se puede recolectar cualquier dato, sino solo aquel o aquellos que sean pertinentes y adecuados para la finalidad para la cual son requeridos. Los responsables del tratamiento de datos personales deben estar en capacidad de justificar o explicar la necesidad de recolectar los datos que solicitan a las personas.

No se deben recolectar datos diferentes a los exigidos expresamente por el Ministerio de Salud y Protección Social para efectos de dar cumplimiento a los protocolos.
Salvo en los casos expresamente previstos en la ley, no se podrán recolectar datos personales sin la autorización previa, expresa e informada del titular. La autorización se puede obtener por cualquiera de los mecanismos (escrito, verbal, electrónico o conductas inequívocas), pero el responsable de su tratamiento tiene el deber de conservar prueba de dicho consentimiento.
Seguridad y confidencialidad de los datos

La circular advierte que se deberán implementar las medidas técnicas, humanas y administrativas que sean necesarias para otorgar seguridad a los datos personales, evitando su adulteración, pérdida, consulta, uso o acceso no autorizado o fraudulento, así como garantizar los principios de confidencialidad, acceso y circulación restringida.
Tratamiento de la información

El establecimiento comercial debe poner en conocimiento de los consumidores la política de tratamiento de información –PTI–, la cual no solo debe incluir los mecanismos y procedimientos para que los ciudadanos ejerzan sus derechos a conocer, actualizar, rectificar, suprimir sus datos o revocar su autorización, sino todo lo ordenado en el artículo 13 del Decreto 1377 de 2013.
Responsabilidad en el tratamiento de datos sensibles

En caso de que se recolecten datos sensibles, se debe tener en cuenta que la recolección, uso, circulación, tratamiento y cualquier otra actividad al respecto deben realizarse con especial cuidado y diligencia. Cabe anotar que ninguna actividad podrá condicionarse a que el titular suministre datos personales sensibles.
Registro de bases de datos en la SIC

En caso de que se creen nuevas bases de datos para cumplir los protocolos, es necesario que las mismas se registren ante el registro nacional de bases de datos –RNBD– administrado por la SIC.

La base de datos deberá inscribirse dentro de los dos meses siguientes a su creación.

https://actualicese.com/tratamiento-de-datos-personales-superindustria-realizo-advertencias-a-establecimientos-comerciales/?

jueves, 27 de agosto de 2020

¿Cómo utilizar el crowdfunding para financiar proyectos productivos?

Estas son algunas características del crowdfunding y los beneficios que trae para inversionistas y empresas.


El crowdfunding de inversión constituye un sistema alternativo y complementario a la intermediación financiera tradicional.

La expedición del Decreto 1357 de 2018, proceso coordinado por la Unidad de Regulación Financiera, expandió las opciones de financiación de emprendedores en Colombia. Ahora han sido definidas las reglas para que un grupo de empresas o personas se unan colaborativamente y apoyen un proyecto.

Dado que la norma aún es reciente, estas son algunas inquietudes que podrían tener aquellos emprendedores que recuerdan que el crédito es solo una fuente de financiación, pero no la única.

¿Qué es y cuál es la norma que establece las reglas de juego del crowdfunding de inversión?

Si bien existen modelos de crowdfunding en los que los aportes recolectados se destinan a proyectos sociales o donaciones, el Decreto 1357 de 2018 se centra en el esquema de inversión, en el que el inversionista espera un rendimiento por los recursos entregados. El crowdfunding de inversión constituye un sistema alternativo y complementario a la intermediación financiera tradicional, mediante el cual se realizan recaudos colectivos a través de medios electrónicos para financiar proyectos productivos empresariales.

¿Quiénes participan en el crowdfunding de inversión?

Esta modalidad de crowdfunding incluye tres actores principales:

1. Las sociedades de financiación colaborativa: tienen a cargo la implementación de las plataformas para la recepción, clasificación y publicación de los proyectos productivos que requieran financiación y están sujetas a la vigilancia de la Superintendencia Financiera. Este grupo incluye las sociedades anónimas cuyo objeto exclusivo sea el de intermediar entre aportantes y receptores de financiación, las bolsas de valores y los sistemas de negociación o registro de valores autorizados para tal fin.

2. Los aportantes: invierten recursos en proyectos productivos que se encuentren listados en las plataformas de intermediación de las sociedades de financiación colaborativa.

3. Las empresas o emprendedores: acuden a las sociedades de financiación colaborativa para publicitar su proyecto productivo con miras a solicitar recursos para financiarlo en un plazo no superior a seis meses.

A quiénes va dirigida esta modalidad de financiación colaborativa?

La participación en actividades de crowdfunding de inversión no está limitada a aportantes con características predefinidas. Esto permite que más colombianos puedan dar su primer paso hacia la inversión. En particular, a través de la primera plataforma de financiación colaborativa de la Bolsa de Valores de Colombia, a2censo, una persona puede invertir desde $200 mil en proyectos productivos innovadores.

La norma, no obstante, hace una clasificación de los aportantes con el fin de establecer montos máximos de financiación. Los aportantes que demuestren tener un portafolio robusto, idoneidad técnica o estén vigilados por la Superintendencia Financiera se considerarán como calificados. Los demás, se denominarán no calificados.

Así, una empresa puede solicitar hasta 3.000 salarios mínimos (unos $2.633 millones) si los recursos recaudados provienen exclusivamente de aportantes no calificados, o hasta 10.000 salarios mínimos (aproximadamente $8.878 millones) si en el grupo de aportantes hay al menos uno calificado. Las campañas más recientes de a2censo muestran metas de recaudo entre los $100 y $200 millones, lo que indica que el crowdfunding puede constituir un mecanismo alternativo de financiación atractivo para las pymes.

¿Qué pasos se deben seguir para participar en esquemas de crowdfunding?

A continuación, se resumen las generalidades del proceso para aportantes y empresarios.
Generalidades del proceso para aportantes y empresarios.

https://www.portafolio.co/negocios/como-utilizar-el-crowdfunding-para-financiar-proyectos-productivos-543861


¿Cuál será el aporte de la Comisión de Expertos para la próxima reforma tributaria?



Comisión tendrá nueve meses para estudiar los beneficios tributarios vigentes.

Evaluarán su conveniencia y propondrán una reforma orientada a mantener los beneficios tributarios que sean eficientes.

Los beneficios deben permitir la formalización laboral, empresarial y tributaria.

El 18 de agosto de 2020, el Ministerio de Hacienda, la Dian y la OCDE instalaron oficialmente la Comisión de Expertos en Beneficios Tributarios, cuyo objetivo será estudiar y analizar los tratamientos excepcionales vigentes en el sistema tributario nacional, para así entregar las recomendaciones finales al Gobierno sobre cómo debe desarrollarse el sistema tributario colombiano.

Cabe recordar que esta Comisión surge a través del artículo 137 de la Ley 2010 de 2019 y está integrada por diez (10) expertos, cinco (5) nacionales y cinco (5) internacionales.

Según la Ley de crecimiento económico, durante nueve meses estudiarán los beneficios tributarios vigentes en el sistema tributario nacional, con la idea de evaluar su conveniencia y proponer una reforma orientada a mantener los beneficios tributarios que sean eficientes.

De igual forma, los beneficios tributarios deben permitir la reactivación de la economía, fomentar el empleo, el emprendimiento y propender hacia la formalización laboral, empresarial y tributaria, fundamentados en los principios que rigen el sistema tributario nacional.
«Necesitamos recursos de al menos el 2 % del PIB»

Durante la instalación de la Comisión, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, afirmó que el sistema tributario colombiano debe mejorar en términos de progresividad, eficiencia y simplicidad.

«Los resultados de la Comisión serán un insumo fundamental para la estrategia fiscal de mediano plazo de la nación, con miras a mejorar la estructura de sus ingresos recurrentes. Los recursos adicionales serán relevantes para la estrategia de reactivación económica de Colombia, en respuesta a los choques enfrentados en 2020 por el COVID-19 y la caída de los precios del petróleo», afirmó.

Carrasquilla tiene claro que el país necesita recursos de al menos el 2 % del PIB, una vez se normalice la actividad económica.
“Cifras de la Dian indican que los beneficios tributarios en Colombia sumaron 92,4 billones de pesos en 2019, el 8,7 % del PIB”

Cifras de la Dian indican que los beneficios tributarios en Colombia sumaron 92,4 billones de pesos en 2019, el 8,7 % del PIB. Tan solo las exenciones, exclusiones y tarifas diferenciales del IVA sumaron 74,9 billones de pesos, el 81 % de los beneficios. Y las exenciones y otros alivios al impuesto de renta sumaron 17,1 billones de pesos, el 18,5 % de los beneficios.

Desde el Gobierno nacional se espera que tanto los borradores como el informe final que presente la Comisión sean insumos para llevar a cabo la reforma fiscal que Colombia necesita, como se señaló en el marco fiscal de mediano plazo de 2020.
Incrementar la tributación

La instalación de la Comisión sirvió también para que el director de la Dian, José Andrés Romero, pusiera sobre la mesa una idea que generó polémica. La idea es incrementar la tributación para los ciudadanos con mayores capacidades distributivas, incluyendo a quienes no tienen dependientes.

«Hay personas naturales que pueden ganar lo mismo, pero una persona natural puede tener hijos, dependientes, muchos gastos y hacer inversión social, y la otra no; por tanto, la otra tendrá mayor capacidad contributiva», dijo.

Carrasquilla expresó que posiblemente el proyecto de reforma tributaria “bajará la vara” a la hora de pagar impuestos.

«En Colombia el que paga impuestos lo hace por 1,75 veces el ingreso per cápita y eso es demasiado alto, si lo comparamos con otros países», aseguró.
¿Cómo operará la Comisión?

Esta Comisión operará hasta mediados de 2021 y entregará documentos preliminares a partir de febrero. En cuanto a la metodología de trabajo, se conformarán cinco mesas temáticas, cada una presidida por uno de los expertos internacionales.

La idea es que estos grupos de trabajo se reúnan una vez al mes y preparen insumos para ser discutidos en sesiones plenarias, donde todos los miembros de la Comisión se reúnen para discutir los avances de cada mesa temática, así como las recomendaciones concretas.

Las cinco mesas de trabajo profundizarán en estos temas:

Impuesto de renta corporativo.
Impuesto de renta a personas naturales y dividendos.
IVA.
Comercio exterior.
Ingresos no constitutivos de renta e incentivos para el campo.



miércoles, 26 de agosto de 2020

La Comisión de Expertos del Sistema Tributario Territorial recomienda gravar la publicidad

La propuesta de los expertos busca el fortalecimiento del sistema tributario territorial para que sea más eficiente y ofrezca mejor recaudo


La Comisión de Expertos del Sistema Tributario Territorial entregó su informe final de recomendaciones al Ministerio de Hacienda, en cabeza de Alberto Carrasquilla, para fortalecer el recaudo, y dentro de los principales puntos está la creación o ampliación de nuevos impuestos.

En principio, la Comisión recomendó crear un impuesto local a la publicidad que incorpore los tributos de avisos, tableros y publicidad exterior visual. Para el grupo, esta medida también permitirá gravar en el largo plazo la publicidad digital, basado en la ubicación geográfica del consumidor de la información.

El grupo también señaló que es necesario asignar la sobretasa bomberil, que se impone sobre el impuesto predial unificado y el impuesto de industria y comercio, entre otros tributos, a una sobretasa de un solo impuesto.

Así mismo, la Comisión agregó que, en el largo plazo, se debería eliminar la contribución de obra pública, al ser un impuesto que genera sobrecostos al gasto público local. De igual forma, el informe pide definir el hecho generador, sujeto pasivo y establecer un rango tarifario para el impuesto de delineación; incorporar las actividades económicas (degüello y espectáculos públicos) en el marco del ICA; y ratificar la eliminación de los impuestos a apuestas mutuas, al sistema de clubes, a casinos y a las rifas menores.



Inspección tributaria virtual: medios adoptados por la Dian en medio de la pandemia



El Decreto 807 de 2020 señala la posibilidad de realizar inspecciones tributarias de manera virtual en medio de la pandemia del COVID-19.

A través de la Resolución 000079 de 2020, la Dian establece soluciones digitales para las inspecciones tributarias, medios para el envío de información, entre otras.
“el Gobierno nacional habilitó a la Dian para adelantar de manera virtual, mientras permanezca vigente la emergencia sanitaria en el país, las inspecciones tributarias, contables y visitas administrativas de inspección”

A través del Decreto Legislativo 807 de junio 4 de 2020, el Gobierno nacional habilitó a la Dian para adelantar de manera virtual, mientras permanezca vigente la emergencia sanitaria en el país, las inspecciones tributarias, contables y visitas administrativas de inspección, vigilancia y control en materia tributaria y de control cambiario, para verificar la exactitud de las declaraciones, para establecer la existencia de hechos gravables declarados o no, así como para la verificación del cumplimiento de las obligaciones sustanciales y formales (ver los artículos 5, 6, 7 y 8 del Decreto Ley 807 de 2020; ver también nuestro editorial Dian realizará inspecciones contables y tributarias por medios virtuales).

Ahora bien, la Dian, en cumplimiento de las disposiciones del Decreto Ley 807 de 2020, expidió el 24 de julio del año en curso la Resolución 000079, a través de la cual estableció las soluciones digitales para la práctica de las inspecciones tributarias, medios para el envío de información, el levantamiento del acta, la suscripción de esta y demás elementos requeridos para hacer efectiva la inspección.

A continuación, enunciamos algunos de los aspectos a considerar respecto a las inspecciones tributarias:
Inspección virtual tributaria y contable

De acuerdo con los artículos 1 y 2 de la Resolución 000079 de 2020, en el auto que decrete la inspección tributaria o contable deberá dejarse especificada la solución digital que va a utilizarse para el desarrollo de la diligencia, con el propósito de que el contribuyente disponga de las herramientas necesarias para el desarrollo de la inspección.
Pruebas

La Dian deberá indicar al contribuyente objeto de inspección las pruebas que debe aportar o las que se van a realizar en la fecha de la diligencia, así como también se deberá especificar el medio y formato mediante los cuales el responsable deberá entregar la información requerida a la Dian o las pruebas que este pretenda emplear.

Las pruebas solicitadas serán compartidas mediante la herramienta colaborativa indicada o mediante la carpeta FTPS u otro medio digital.

Acta

Considerando que de la inspección tributaria deberá levantarse un acta, el inciso cuarto (4) de los artículos 1 y 2 de la Resolución 000079 de 2020 señala que tal acta deberá contener:
Objeto.
Funcionarios comisionados.
Hechos.
Pruebas.
Observaciones realizadas por el contribuyente.
Firma de los intervinientes en la diligencia.
Fecha de cierre del acta.

La firma de dicha acta deberá ser autógrafa mecánica, digitalizada o escaneada, según la disponibilidad, por quienes intervinieron en ella, para lo cual al finalizar la práctica de la inspección los funcionarios intervinientes deberán firmarla y posteriormente remitirla al contribuyente objeto de inspección para su respectiva firma, el cual deberá retornarla nuevamente a los funcionarios.

En caso de que el contribuyente a quien se le practica la inspección no pueda firmarla en ese momento, por falta de medio tecnológico para ello, el funcionario comisionado la remitirá en formato PDF desde el buzón del correo institucional, debidamente firmada, a la dirección de correo electrónico informada en el RUT de la persona natural o de la persona jurídica objeto de la visita, para que este la devuelva firmada en iguales condiciones a más tardar al día siguiente hábil de su remisión.



martes, 25 de agosto de 2020

Expertos dieron sus recomendaciones para mejorar el sistema tributario territorial

Algunas de las más importantes son crear un impuesto a la publicidad, eliminar la contribución de obra pública e incorporar los espectáculos públicos en el ICA



La Comisión de Expertos del Sistema Tributario Territorial entregó su informe final de recomendaciones al Gobierno para mejorar el sistema tributario territorial y maximizar el potencial de recaudo.

Dentro de las principales recomendaciones se encuentran las siguientes: asignar la sobretasa bomberil, que se impone sobre el impuesto predial unificado, sobre el impuesto de industria y comercio, entre otros tributos, a una sobretasa de un solo impuesto.

Así mismo, crear un impuesto local a la publicidad que incorpore los impuestos de avisos, tableros y publicidad exterior visual, y que permita gravar en el largo plazo la publicidad digital basado en la ubicación geográfica del consumidor de la información.

Además, en el largo plazo, eliminar la contribución de obra pública, al ser un impuesto que genera sobrecostos al gasto público local, dice el informe.

De igual forma, definir el hecho generador, sujeto pasivo y establecer un rango tarifario para el impuesto de delineación; incorporar las actividades económicas (degüello y espectáculos públicos) en el marco del ICA; y ratificar la eliminación de los impuestos a apuestas mutuas, al sistema de clubes, a casinos y rifas menores.

El ministro de Hacienda manifestó que estas recomendaciones servirán como insumo para que el Gobierno impulse modificaciones que refuercen los sistemas tributarios de cada nivel territorial, que genere los incentivos correctos y fomente la autonomía de los departamentos y municipios.

“Las recomendaciones que hoy nos entrega la Secretaría Técnica están planteadas bajo tres principios orientadores: el fortalecimiento de la autonomía de las entidades territoriales, la reducción de las ineficiencias de la estructura tributaria territorial y la provisión adecuada de bienes públicos. Estas, sin duda, serán la guía de las reformas que se discutirán en las asambleas departamentales, concejos municipales y el Congreso ”, expresó.

En el evento de cierre, el ministro subrayó el trabajo de la Comisión, la cual estudió, entre otros, el impuesto predial, el ICA, los impuestos departamentales al consumo, las estampillas, y diferentes aspectos de la administración tributaria necesarios para la simplificación y eficiencia del sistema tributario territorial.

Cabe recordar que la Comisión de Expertos del Sistema Tributario Territorial nació como una iniciativa del Gobierno nacional dentro de la Ley de Financiamiento y estuvo compuesta por Olga Lucía Acosta, Cristina Arango, Ana Lucía Villa, Fidel Castaño, Daniel Escobar, Roberto Junguito, Pedro Sarmiento, Eduardo Wiesner y Alejandro Gaviria.




Código de Ética del IESBA reestructurado sería incorporado en Colombia



El CTCP emitió un documento de discusión para actualizar el Código de Ética con las últimas enmiendas efectuadas por el IESBA.

El Código de Ética reestructurado incluye una nueva sección con las Normas Internacionales de Independencia que serán aplicables para auditores y revisores fiscales.

El Código de Ética para profesionales de la contabilidad, emitido por el Consejo de Normas Internacionales de Ética para Contadores –IESBA, por sus siglas en inglés–, debe ser aplicado por todos los contadores públicos en Colombia desde el 1 de enero de 2016.

Dicho código fue incorporado al marco de aseguramiento de la información mediante el Decreto 0302 de 2015 (compilado en el DUR 2420 de 2015), y posteriormente modificado por el Decreto 2132 de 2016, que incorporó la traducción oficial del Código de Ética del año 2014.

Durante los años 2017 a 2019 el IESBA continúo efectuando modificaciones al Código de Ética. Sin embargo, hasta la fecha dichas modificaciones no habían podido incorporarse al marco de aseguramiento de la información en Colombia porque no se contaba con una traducción oficial.

Esto te puede interesar: Fundamentos en Matemáticas Financieras

Recordemos que mediante el Decreto 2270 de 2019 se incorporaron las últimas actualizaciones de las Normas de Aseguramiento de la Información –NAI–, excepto las del Código de Ética, que permaneció igual.


Pues bien, el Consejo Técnico de la Contaduría Pública –CTCP– emitió un documento de discusión para actualizar el Código de Ética con las últimas enmiendas efectuadas por el IESBA, las cuales analizamos en este editorial.


Nota: Si deseas profundizar en este tema, te compartimos el siguiente video de una de nuestras #CharlasConActualícese, en la cual Wilmar Franco Franco, actual presidente del CTCP, explica el proyecto para la actualización del Código de Ética con más detalle:


Mejoras de la nueva versión del Código de Ética reestructurado

Las actualizaciones de la nueva versión del Código de Ética reestructurado se centran en los siguientes puntos:
Mejoras en la estructura del código, que ahora se divide en requerimientos y guías e incluye una cuarta parte con las Normas Internacionales de Independencia.
Revisión de los requerimientos sobre ofrecimiento y aceptación de incentivos.
Ajustes derivados de las modificaciones a la ISAE 3000.
Revisiones sobre las disposiciones de salvaguardas.
Aclaraciones sobre la aplicabilidad de las disposiciones de la parte C: Profesionales de la contabilidad en la empresa.
Nueva guía de aplicación relativa sobre el escepticismo.
Nueva estructura del Código de Ética

En la versión anterior, el Código de Ética se encontraba divido en tres partes, a saber: parte A) Aplicación general del Código; parte B) Profesionales de la contabilidad en ejercicio; y parte C) Profesionales de la contabilidad en la empresa.

Esto te puede interesar: Responsabilidad del profesional contable frente a la aplicación del subsidio de nómina del Decreto 639 de 2020
“En la nueva versión, el Código de Ética se dividirá en 4 partes, la última conformada por las Normas Internacionales de Independencia”

En la nueva versión, el Código de Ética se dividirá en 4 partes, la última conformada por las Normas Internacionales de Independencia que deberán aplicar los contadores que realicen encargos de auditoría, revisoría fiscal y otros encargos de aseguramiento.

En la siguiente infografía se pueden apreciar las diferencias entre la nueva estructura del Código de Ética y la anterior:


¿Cómo se debe aplicar el Código de Ética reestructurado?

Otra novedad en la nueva versión del Código de Ética reestructurado es que cada sección consta de una introducción, requerimientos y guías de aplicación:
La introducción explica de qué trata la sección.
Los requerimientos contienen obligaciones específicas para el contador público que siempre deben cumplirse, y pueden identificarse con la letra R, por ejemplo:

“R110.2 El profesional de la contabilidad cumplirá todos y cada uno de los principios fundamentales”.
Las guías de aplicación contienen explicaciones, sugerencias de actuaciones, ejemplos ilustrativos y otras orientaciones que permiten el correcto cumplimiento del Código de Ética. Estas pueden identificarse con la letra A, por ejemplo:

“110.2. A3 Se recomienda al profesional de la contabilidad documentar el fondo de la cuestión, los detalles de cualquier discusión, las decisiones tomadas y el fundamento de dichas decisiones”.
Principios fundamentales y marco conceptual

En la primera parte del código se incluyen los principios fundamentales que deben cumplir todos los contadores públicos en cualquier encargo que ejecuten.

Los principios fundamentales continúan siendo la integridad, la objetividad, la competencia y la diligencia profesionales, la confidencialidad y el comportamiento profesionales.

Además, la primera parte incluye un marco conceptual que le permite al contador público evaluar las posibles amenazas que puedan surgir para el cumplimiento de los principios fundamentales.


Nota: recordemos que todos los contadores públicos en Colombia están obligados a aplicar el Código de Ética Internacional emitido por el IESBA, en consonancia con el Código de Ética de la Ley 43 de 1990 (ver artículos 1.2.1.6 y 1.2.17 del DUR 2420 de 2015). Ambos códigos contienen principios fundamentales que permiten cumplir con los requerimientos éticos, tal como se puede observar en la siguiente infografía:


Por ello, el CTCP se encuentra indagando acerca de si existen contradicciones entre la Ley 43 de 1990 y el Código de Ética del IESBA que impidan su aplicación.
Normas Internacionales de Independencia

La independencia, de acuerdo con el Código de Ética, está relacionada con el cumplimiento de los principios fundamentales de objetividad e integridad, y comprende tanto una actitud mental independiente como una independencia aparente del contador.

Los requerimientos de independencia antes se ubicaban en las secciones 290 y 291 del Código de Ética (parte B). En la nueva versión se ubicarían en la parte 4 y se denominarían Normas Internacionales de Independencia.

Las Normas Internacionales de Independencia establecen requerimientos y guías de aplicación que le permitan al contador mantener la independencia al llevar a cabo encargos de aseguramiento, así:
La parte 4a deberán aplicarla los contadores que desarrollen encargos de auditoría, revisoría fiscal y revisión de información histórica.
La parte 4b deberán aplicarla los contadores que ejecuten encargos de aseguramiento distintos a los ya mencionados.
Revisión del Código sobre ofrecimiento y aceptación de incentivos

En junio de 2018 el IESBA emitió una actualización al Código de Ética señalando requerimientos adicionales relacionados con el ofrecimiento y aceptación de incentivos, los cuales se mencionan en la siguiente infografía:


Alineación de la parte 4b del código de Ética con la ISAE 3000

En enero de 2020 el IESBA emitió la parte 4b revisada del Código de Ética. El propósito de esta revisión fue alinear los términos del Código con los de la ISAE 3000 – Encargos de aseguramiento distintos de la auditoría o de la revisión de información financiera histórica, cuya versión revisada empezó a aplicarse internacionalmente a partir del 15 de diciembre de 2015, y en Colombia desde el 1 de enero de 2020 (ver Decreto 2270 de 2019).

Recordemos que en la versión revisada de la ISAE 3000 se incluyeron dos criterios adicionales a los ya existentes (encargo de seguridad razonable y encargo de seguridad limitada) para clasificar los encargos de aseguramiento, dependiendo de quién evalúa la materia subyacente objeto de análisis en el encargo.

En este sentido, puede estarse ante un encargo de constatación o un encargo consistente en un informe directo. Pues bien, estos términos fueron incluidos en la revisión de la parte 4b del Código de Ética (ver nuestro editorial ISAE 3000 (revisada) y modificaciones al Código de Ética).
Requerimientos sobre incumplimientos de disposiciones legales y reglamentarios

El Código de Ética reestructurado también contiene nuevos requerimientos sobre los incumplimientos legales y reglamentarios del profesional contable en la empresa y en ejercicio (independiente), los cuales se ubicaron en las secciones 260 y 360, respectivamente.
Anexo separado en el DUR 2420 de 2015 para el Código de Ética

Por último, el CTCP también se encuentra consultando acerca de la posibilidad de incluir el Código de Ética en un anexo separado del DUR 2420 de 2015, debido a que este debe aplicarse en todos los encargos que ejecute el contador público, y no únicamente en los de aseguramiento.
Comentarios sobre el proyecto

lunes, 24 de agosto de 2020

El virus adelantó en dos años la meta de inclusión financiera


Plan de Desarrollo contemplaba llegar al 85% de adultos con algún producto de ahorro.




La inclusión financiera ha tenido un gran desarrollo en Colombia por cuenta de los planes de transferencias monetarias del Gobierno para atender la pandemia del coronavirus y ya se cumplió la meta que se tenía para el 2022.

Así lo anunció el presidente de Asobancaria, Santiago Castro, en el seminario que sobre transformación digital se realiza desde ayer y finaliza hoy con la presencia de varias empresas y organizaciones de Colombia y el exterior.

El directivo gremial dijo que en los meses que han transcurrido desde el inicio de la emergencia económica por la pandemia se han incorporado 1,5 millones de personas a canales financieros e hicieron lograr la meta que se tiene en el Plan de Desarrollo para el 2022 en la materia.

Así, el nivel de inclusión financiera llegó al 85,6%, es decir que de cada 100 personas adultas en Colombia, más de 85 tienen acceso al menos a algún producto financiero.
El cambio más grande es que la banca móvil que en el 2019 representaba el 6% de las operaciones monetarias, ahora es del 20% y las transacciones por internet que eran del 15%, pasaron a 19% y otros canales han bajado su participación.

En monto, la banca por internet, que era del 41% ahora es del 59%. Todo esto se ha dado en los cuatro meses por el confinamiento. Hoy se realizan en promedio transacciones por $10,5 billones al día. En cambio, las transacciones en oficinas pasaron al segundo lugar con operaciones promedio por $5,6 billones diarias.

En pagos digitales, dijo el presidente de Asobancaria, hay cambios severos y especialmente por la pandemia. Estos han crecido en los últimos años por innovaciones, actualización en infraestructura y los cambios regulatorios favorables.

La pandemia ha acelerado la preferencia de la gente por canales digitales, y aunque Castro dijo que “aún no se le ha roto el espinazo al uso del efectivo, vamos en esa dirección”.

Durante el confinamiento por la pandemia el 45% de los clientes incrementó el uso de pagos digitales y al finalizar el confinamiento el 46% incrementará el uso de pagos digitales.

Asimismo, miles de empresas han adoptado el pago digital para sobrellevar la crisis y eso también se debe a las innovaciones del sistema financiero en los sistemas de pagos.
Hay sistemas de pago operando QR, sin contactos, pagos digitales y transferencias electrónicas a través de billeteras o monederos digitales.

En esta emergencia el uso de los canales digitales por parte de los usuarios financieros creció significativamente (internet y banca móvil) al final del cuarto trimestre del 2019 presentaron crecimientos entre el 22% y 30%.

Por su parte, durante el segundo trimestre de esta año el número de operaciones de esos mismos canales creció entre el 150% y el 192%, así como también aumentó el monto de las transacciones monetarias.

VISA LANZA NUEVO ÍNDICE

Visa presentó el Índice de madurez para la adopción de pagos electrónicos, que presenta un mapeo de la situación de los municipios de Colombia frente a su preparación para adoptar pagos digitales.

“Esto contribuye al crecimiento de la economía de un país”, dijo Humberto Guihur, gerente de Visa Colombia. “Es un instrumento valioso para la planificación de estrategias de digitaliza- ción en Colombia pues permite proveer a aliados y clientes información para entender el contexto de cada municipio y desarrollar soluciones innovadoras”.

https://www.portafolio.co/economia/el-virus-adelanto-en-dos-anos-la-meta-de-inclusion-financiera-543608


Estados financieros para microempresas: ¿cómo elaborarlos?



Las microempresas, a diferencia de las pymes y las grandes empresas, deben preparar unos estados financieros abreviados, por lo cual están obligadas a presentar una menor cantidad de informes.

Aquí te contamos cómo se compone el juego obligatorio de estados financieros de las microempresas.

Las microempresas en Colombia se encuentran clasificadas en el grupo 3 de convergencia y por ese motivo no están obligadas a aplicar las Normas Internacionales de Información Financiera –NIIF–. En su lugar, deben aplicar el marco de contabilidad simplificada que se encuentra compilado en el anexo 3 del DUR 2420 de 2015.

Como es sabido, las microempresas son entidades pequeñas que desarrollan pocas operaciones con un nivel de complejidad bajo, por eso su marco de contabilidad les permite presentar estados financieros abreviados y con una menor exigencia de revelaciones.
Estados financieros obligatorios

Las microempresas, de acuerdo con el párrafo 3.8 del anexo 3 del DUR 2420 de 2015, solo están obligadas a presentar al final de cada ejercicio, con corte al 31 de diciembre, los siguientes estados financieros:

1. Estado de situación financiera: este informe contiene información acerca de los activos, pasivos y patrimonio de una microempresa en una fecha determinada.

Su propósito es presentar información acerca de los recursos y las deudas de la entidad a la fecha sobre la que se informa.

2. Estado de resultados: este informe permite conocer cuál es el beneficio o la pérdida que ha obtenido la microempresa durante un período determinado. En ese sentido, la microempresa debe incluir información acerca de sus ingresos, costos y gastos.

3. Notas a los estados financieros: en estas debe incluirse la información necesaria para que los usuarios puedan comprender los informes.

Así, las notas a los estados financieros de las microempresas deben contener información acerca de los siguientes aspectos:
Datos sobre el ente económico.
Resumen de las políticas contablesde la entidad.
Información cuantitativa y cualitativa que permita desagregar las partidaspresentadas en los estados financieros.
Un resumen de los movimientos en el patrimonio.

domingo, 23 de agosto de 2020

Revisoría fiscal en Colombia





En este editorial explicamos el ABC del ejercicio de la revisoría fiscal en Colombia.

Los principales puntos que se abordan son los siguientes: definición de revisoría fiscal, funciones y normativa aplicable al revisor fiscal, tipos de dictamen y contenido de los papeles de trabajo.

La revisoría fiscal es una función exclusiva de los contadores públicos, la cual se encuentra comprendida en los artículos 203 al 207 del Código de Comercio –CCo–, así como en otras normas que contienen requerimientos al respecto.

Si bien en la ley no existe una definición oficial sobre el ejercicio del revisor fiscal, el Consejo Técnico de la Contaduría Pública –CTCP–, en su pronunciamiento n.º 7, se encargó de definir esta figura de la siguiente manera:

“La revisoría fiscal es un órgano de fiscalización que, en interés de la comunidad, bajo la dirección y responsabilidad del revisor fiscal y con sujeción a las normas de auditoría generalmente aceptadas, le corresponde dictaminar los estados financieros y revisar y evaluar sistemáticamente los componentes y elementos que integran el control interno, en forma oportuna e independiente en los términos que señala la ley, los estatutos y los pronunciamientos profesionales.”

En términos generales, el CTCP explica en el pronunciamiento n.º 7 que la revisoría fiscal es una figura ejercida por profesionales idóneos, honestos, íntegros y responsables, cuya labor es informar regularmente a los inversionistas, a la comunidad y al Gobierno acerca de los siguientes puntos:
El manejo de la entidad y el funcionamiento de los controles establecidos.
Si los administradores de la empresa cumplen con sus deberes legales y estatutarios.
Si los estados financieros reflejan fielmente la situación financiera y los resultados económicos de la entidad.
¿Quién puede ser revisor fiscal?

La revisoría fiscal, según los artículos 2 y 13 de la Ley 43 de 1990, es una función exclusiva de los contadores públicos, la cual puede recaer sobre una persona natural o jurídica (sociedad de contadores públicos).

Para profundizar al respecto, te recomendamos nuestro editorial ¿Quién puede ser revisor fiscal?
Funciones y obligaciones del revisor fiscal

En la siguiente infografía se encuentran las principales funciones y obligaciones que la ley le asigna al revisor fiscal:


Normas que deben observar los revisores fiscales

La determinación de la normativa que tiene que aplicar cada revisor fiscal debe realizarse de acuerdo con el grupo de convergencia al que pertenece la entidad en la que el profesional presta sus servicios.

En el siguiente cuadro presentamos las principales normas a las que debe atender el revisor fiscal, dependiendo del tipo de entidad en la que se desempeña:


Funciones 

Revisor fiscal de entidades del grupo 1 

Revisor fiscal de entidades del grupo 2 que tengan más de 30.000 smmlv de activos o más de 200 trabajadores 

Revisor fiscal de entidades de los grupos 2 (que tengan menos de 30.000 smmlv de activos y menos de 200 trabajadores) y 3
Elaboración del dictamen sobre los estados financieros (numeral 7 del artículo 207 y artículo 208 del CCo). 


NIA, exceptuando la NIA 701

Normas de Auditoria Generalmente Aceptadas –Naga– (artículo 7 de la Ley 43 de 1990).
Evaluación del cumplimiento de las disposiciones estatutarias y de la asamblea o junta de socios, y del control interno (artículo 209 del CCo). 

Normas Internacionales de Trabajo para Atestiguar –ISAE–.
Requerimientos de ética. 
Código de Ética de la IFAC (DUR 2420 de 2015).
Implementación del sistema de control de calidad. 


Al respecto, te recomendamos el siguiente video de nuestro consultorio de Estándares Internacionales, en el que el Dr. Juan Fernando Mejía, conferencista de Actualícese responde a la pregunta: Con la expedición del Decreto 2270 de 2019, ¿qué normas deben aplicar los revisores fiscales en Colombia?:


Papeles de trabajo del revisor fiscal

Los papeles de trabajo del revisor fiscal deben incluir el registro del trabajo efectuado, de los resultados obtenidos y de las conclusiones alcanzadas.

El revisor fiscal, según el artículo 9 de la Ley 43 de 1990, debe conservar los papeles de trabajo de sus encargos por lo menos por cinco (5) años, contados a partir de la fecha de su elaboración.


Si estas leyendo esto, te puede interesar nuestra herramienta Papeles de trabajo de revisoría fiscal o auditoría externa 3.0.
Informes y dictámenes del revisor fiscal

El revisor fiscal, de acuerdo con los artículos 208 y 209 del CCo, debe presentar los siguientes informes:

1. Dictamen sobre los estados financieros.
2. Informe dirigido a la asamblea de accionistas o junta de socios.

Nota: recuerda que el revisor fiscal puede elegir entre presentar el dictamen sobre los estados financieros y el informe dirigido a la asamblea o junta de socios en un solo informe, o en dos informes separados.
Dictamen sobre los estados financieros

En su dictamen sobre los estados financieros, el revisor fiscal debe encargarse de emitir una opinión acerca de su razonabilidad, declarando si obtuvo la información necesaria para desarrollar su trabajo y si la entidad lleva su contabilidad en debida forma.

En ese sentido, existen cuatro tipos de opinión que puede emitir el revisor fiscal, Veamos:
Opinión limpia

Se emite cuando el revisor fiscal obtiene seguridad razonable de que los estados financieros han sido preparados en todos los aspectos de conformidad con el marco normativo que aplique la entidad.
Opinión con salvedades

Se emite cuando existen incorrecciones materiales (pero no generalizadas) en los estados financieros, o cuando el revisor no puede obtener evidencia de auditoría suficiente y adecuada, y considera que de existir incorrecciones estas serían materiales (pero no generalizadas).
Opinión desfavorable o adversa

Se emite cuando existen incorrecciones materiales y generalizadas en los estados financieros.
Denegación o abstención de opinión

Se emite cuando el revisor no puede obtener evidencia de auditoría suficiente y adecuada, y considera que de existir incorrecciones estas serían materiales y generalizadas.

El revisor fiscal también debe abstenerse de emitir su opinión cuando existan múltiples incertidumbres que le impidan llegar a una conclusión.

En la siguiente infografía se explica con más detalle en qué situaciones el revisor fiscal debe emitir una opinión modificada (no limpia):

Informe presentado a la asamblea de accionistas o junta de socios

En su informe dirigido a la asamblea o junta de socios, el revisor fiscal debe referirse al cumplimiento de las disposiciones estatutarias y de las decisiones de la asamblea o junta de socios por parte de los administradores de la entidad.

Asimismo, el revisor fiscal debe declarar si la entidad cuenta con adecuadas medidas de control interno, y si estas se cumplen.

Si eres suscriptor de Actualícese y deseas profundizar en este tema, puedes acceder a nuestro especial ABC de los informes del revisor fiscal.

Por último, te dejamos las respuestas a algunas de las preguntas más frecuentes sobre el ejercicio del revisor fiscal:
¿Cómo es la contratación y la relación laboral del revisor fiscal?

El Dr. Gildardo Hoyos, contador público, explica que la contratación del revisor fiscal puede hacerse por medio de un contrato de prestación servicios (de tipo civil), por medio de un contrato de trabajo (de tipo laboral):

¿Un contador público puede ser revisor fiscal principal en cinco sociedades y, además, ser suplente en otra?

En el siguiente video se señala que, de acuerdo con las inhabilidades establecidas para desempeñarse como revisor fiscal, no se puede ejercer esta figura en más de cinco (5) sociedades por acciones.

¿El revisor fiscal es responsable del trabajo ejecutado por sus auxiliares?

El Dr. Hoyos, explica a continuación que la responsabilidad sobre los resultados generados por los auxiliares del revisor fiscal recae sobre el revisor fiscal principal, puesto que este debe ser garante del cumplimiento del trabajo.

¿Una propiedad horizontal está obligada a tener revisor fiscal?

Según lo indicado en la Ley 675 de 2001, existen tres tipos de propiedades horizontales: las de uso comercial, las de uso residencial y las de uso mixto.

Aclarado lo anterior, el abogado Miguel Santiago Pantoja, especialista en Derecho Comercial, explica si en todo tipo de propiedad horizontal es necesario tener revisor fiscal, o si lo es solo en algunas.