sábado, 31 de agosto de 2019

Las sanciones que enfrenta si no declara renta a tiempo o si lo hace con errores


Ya sea porque presenta la declaración fuera del plazo máximo o porque se le va el trámite con algún error debe saber que la sanción mínima para este año es de $343.000 

Si usted es uno de los tres millones de contribuyentes a los que este año les toca presentar de manera obligatoria la declaración de renta ante la Dian, lo recomendable es no dejar todo el papeleo para última hora porque un pequeño descuido le puede llegar a acarrear una sanción que como mínimo este año es de $343.000. 

Por lo general, son tres las situaciones en las que la administración tributaria sanciona a los contribuyentes más despistados: cuando presentan la declaración fuera del plazo máximo, cuando directamente no cumplen con su obligación o cuando lo hace pero su trámite presenta errores. 

El primer caso es el que se conoce como extemporaneidad y se da si al contribuyente se le pasó la fecha máxima permitida en la que le tocaba realizar el trámite de acuerdo con sus últimos números del NIT. (ver gráfico) En este caso, al momento declarar se liquidará una sanción de 5% sobre el impuesto a cargo que resulte en la declaración por cada mes o fracción de mes calendario de retardo, además de los intereses moratorios correspondientes. 


Así, por ejemplo, el contador y docente de la Universidad Piloto, Luis Germán Zamora, explicó que si un trabajador presenta un impuesto a cargo de $15 millones y le practicaron retenciones en la fuente por ingresos laborales de $12 millones tendría que pagar a la Dian un valor de $3 millones. Sin embargo, si presenta un día después del vencimiento su declaración, el pago podría ascender a $3,7 millones ($750.000 por sanción y $2.000 por intereses moratorios, ver gráfico) y si lo hace tres meses después hasta $5,4 millones ($2,2 millones de sanción y $222.000 de intereses). “Los intereses que cobra la Dian son los más altos del mercado, es decir, dos puntos menos que el del límite de la tasa de usura. Para este ejemplo se simuló con una tasa de interés de 29,4% anual”, explicó. 

LOS CONTRASTES

José Andrés RomeroDirector de la Dian

“Si nunca la presenta, podría ser sujeto de las acciones de control de la Dian, en las cuales en primera instancia se enviarán invitaciones persuasivas”. 

Ahora bien, si el contribuyente nunca presenta la declaración de renta estaríamos en el segundo caso. En este, el director de Ingresos de la Dian, Lisandro Junco, indicó que la persona podría ser sujeto de acciones de control en las cuales en primera instancia se enviarán invitaciones persuasivas para declarar y, de no cumplir con la obligación, vendrán posteriormente las acciones de fiscalización. En total, la entidad tiene un plazo de hasta cinco años para ‘perseguir’ al moroso. 

Esta sanción por no declarar está contemplada en el artículo 643 del estatuto tributario en el que se contempla que será de 20% de las consignaciones bancarias o de los ingresos brutos de quien persiste en el incumplimiento.
Por último, el tercer caso es conocido como sanción por corrección y ocurre cuando la persona presenta la declaración en el plazo permitido pero su trámite presenta errores. En este caso, el contribuyente debe corregir la declaración y pagar una sanción que equivale a 10% del mayor valor a pagar o del menor saldo a su favor que, en todo caso, no será menor a $343.000. 

“Omitir los activos poseídos en el exterior es un error común a la hora de presentar la declaración”, indicó Ángela María González Córdoba, associate partner de Impuesto de EY Colombia.


https://www.larepublica.co/economia/las-sanciones-que-enfrenta-si-no-declara-renta-a-tiempo-o-si-lo-hace-con-errores-2894969

Hemos desembolsado créditos para beneficio de 6.032 empresas de la economía naranja


Javier Díaz Fajardo, presidente de Bancóldex realizó un balance de lo que ha hecho la entidad durante el primer año de gobierno del presidente Iván Duque. Destaca el aporte que se ha hecho para el despegue y el crecimiento de las empresas de la economía naranja, así como la emisión de bonos verdes. 

Bancóldex, con el objetivo de apoyar con recursos financieros e impulsar a micro, pequeños, medianos y grandes empresarios del país, ha desembolsado durante el primer año de gobierno del presidente Iván Duque créditos cercanos a los cinco billones de pesos. 

“Manteniendo nuestra filosofía de atender empresas de todos los tamaños, el banco ha beneficiado a más de 58.000 microempresas con créditos por más de 730.000 millones de pesos, dirigidos a atender las necesidades de financiación de este segmento empresarial. Como apoyo a la pequeña y mediana empresa, ha desembolsado recursos por 1,6 billones de pesos beneficiando aproximadamente a 6.500 pymes de 331 municipios”, afirma Javier Díaz Fajardo, presidente de la entidad, como un balance sobre la gestión de Bancóldex para el primer año del gobierno de Duque. 

Bancóldex ha jugado un papel fundamental como instrumento de política pública. En conjunto con el Gobierno nacional y el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, se han diseñado varias líneas de crédito para apoyar al sector empresarial. Los desembolsos a través de estas líneas especiales ascendieron a 458.027 millones de pesos. 

Con la idea de apoyar el despegue y el crecimiento de las empresas de la economía naranja, Díaz Fajardo recuerda que el 29 de noviembre de 2018 Bancóldex realizó la primera emisión y colocación del bono naranja en el mundo por 400.000 millones de pesos, con una demanda de 867.000 millones, equivalentes a 2,9 veces el valor subastado. Además de captar recursos para financiar las operaciones de crédito dirigido a empresas de la economía naranja, la emisión buscó propiciar el interés en el mercado de capitales alrededor del valor y potencial de este tipo de actividades, acercando a potenciales inversionistas al propósito de estimular a las empresas creativas. 

“A través de todas las líneas de crédito hemos desembolsado créditos por 268.630 millones de pesos beneficiando a 6.032 empresas pertenecientes a la economía naranja. De estos desembolsos el 94 % fue desembolsado a mipymes. Por plazo, el 84 % de los créditos ha sido desembolsado a mediano y largo plazo”, destaca Díaz Fajardo. 
“Bancóldex ha desembolsado 45.342 millones de pesos en líneas de crédito a 15 proyectos que contribuyen reduciendo los impactos ambientales de las empresas”

En cuanto a los bonos verdes, según el presidente de la entidad, Bancóldex ha desembolsado 45.342 millones de pesos en líneas de crédito a 15 proyectos que contribuyen reduciendo los impactos ambientales de las empresas, a la vez que aportan a la eficiencia energética y la implementación de energías renovables del sector empresarial. 

Díaz Fajardo destaca que en abril de 2019 la entidad puso en marcha el Fondo de Fondos, vehículo de inversión vía fondos de capital privado y emprendedor, para el apoyo al emprendimiento y la economía naranja. “Para este fondo, el Gobierno destinó 15 millones de dólares entre Bancóldex, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo a través de iNNpulsa Colombia, el Sena y Colciencias. El Banco, además, firmó un acuerdo con Softbank, que invertirá en igual de condiciones con las demás partes para alcanzar la cifra total de 30 millones de dólares”, explica. 

Por otra parte, Bancóldex continúa ejerciendo el rol de promotor del comercio exterior, apoyando la internacionalización de la economía con énfasis en la diversificación de mercados y el aprovechamiento de las oportunidades generadas por los TLC, para lo cual se han desembolsado 1,28 billones de pesos a 854 empresas exportadoras. 

“Los intermediarios financieros con mayor colocación de líneas de crédito de Bancóldex en el primer semestre del año son Banco Caja Social en el segmento de microempresas, por más de 5.000 millones de pesos, así como el Banco de Occidente que se convirtió en el intermediario que más impulsó a empresas de la economía naranja con recursos del Banco por más de 23.000 millones de pesos”, describe Díaz Fajardo. 

Bancóldex, en lo corrido de este año, ha colocado créditos por 1.87 billones de pesos, beneficiando a más de 24.000 empresas del país.


https://actualicese.com/hemos-desembolsado-creditos-para-beneficio-de-6-032-empresas-de-la-economia-naranja/?referer=email&campana=20190815&accion=click&utm_source=act_boletindiario&utm_medium=act_email&utm_campaign=act_boletincontenidos&utm_content=20190815_revisoria&MD5=27e45d0767d6a6bc7439dc1bc00c605a

viernes, 30 de agosto de 2019

Proyecto que ha convertido desempleados en emprendedores y empleadores

Las capacitaciones también incluyen “crecimiento espiritual y autoestima”.


El proyecto del Club Rotario que ha permitido “convertir desempleados en emprendedores y empleadores”. 

En Manantiales, una humilde barriada del municipio colombiano de Bello, donde el agua escasea y sus habitantes pintan las carreteras, las clases de cocina y panadería llevaron esperanza a familias que han padecido el olvido y la falta de oportunidades. 

María Seneida Sepúlveda, de 41 años, mira con optimismo el futuro mientras amasa arepas que, con buena técnica, elabora para darle forma a un negocio que pronto ahuyentará la pobreza, según sus cálculos. “Hay que buscar otros horizontes e ir más allá”, expresó a la emprendedora.

Ella, junto a un grupo de vecinas de la vereda Granizal, un asentamiento con al menos 20.000 habitantes, han desarrollado habilidades en la elaboración de alimentos gracias a un proyecto del Club Rotario y la Corporación Interactuar para capacitar a población vulnerable.

Desde 2012, los talleres han estado orientados a temas de emprendimiento en belleza y alimentos, específicamente en panadería, que brindan a los beneficiarios herramientas para iniciar un negocio y generar ingresos.

Un desfile de panes, galletas, tortas y arepas ha empezado en esta barriada tras culminar las clases con componentes social, productivo y financiero, que incorporaron entre los ingredientes “crecimiento espiritual y autoestima”. "Antes no creía en mí, pero me di cuenta que tengo habilidades en la cocina y para liderar", enunció María Seneida, quien dejó su natal Dabeiba con sus padres al ser desplazados por la violencia. Ahí empezaron a derrumbarse sus sueños cuando la pobreza los alcanzó, “los ánimos se fueron y estuve con la cabeza gacha”.

Junto a sus dos hijos y pareja, Rubén Betancur, que como cantante de música popular solventa algunas necesidades, llegaron hace cerca de diez años a la barriada donde se han resistido a 14 desalojos y se sienten “como perdidos, alejados”, pese a estar a pocos minutos de Medellín. 

Según un informe la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) de 2013, la vereda Granizal es la zona más grande de población desplazada en el Valle de Aburrá, con viviendas construidas especialmente en madera, cartón y tejas metálicas, en una ladera donde no llega el agua potable. 

La sonrisa de María Seneida parece inmune a las dificultades del sector, donde con ventas por catálogo y de morcilla ha sobrevivido entre sueños debilitados. Ahora, habla de gramos, madurez de la masa y temperatura cuando trabaja en su pequeña cocina, el lugar donde practica la técnica que adquirió para realizar arepas, churros y tortas, que le han servido para sumar ingresos.

Para el Día de la Madre, junto a sus compañeras, realizaron ocho tortas con un horno que ellas se ganaron como incentivo, mientras que María Seneida ha puesto a operar los utensilios y materia prima que recibió como estimulo por ser una alumna aplicada y visionaria. “Me di cuenta que yo también soy capaz de tener mi propio negocio”, comentó sobre el proyecto que inició, en el que se puso como pago un salario mínimo y ya piensa en un ayudante. 

En ese lejano y olvidado lugar, donde ahora no parece tan difícil que su hijo pueda ingresar a un colegio militar o que su hija inicie estudios de enfermería, espera continuar con clases de pastillaje y decoración, para algún día tener su "propia repostería”. 

El programa de formación, que ha tocado la vida de familias en Manantiales, también ha llegado a barrios deprimidos de Medellín, del corregimiento (pueblo) de Santa Elena y del municipio de Copacabana, además de transformar con conocimiento a beneficiarios en las veredas (aldeas) Guayabito y Santa Bárbara en Rionegro. 

“Estamos cortando un ciclo de pobreza. Se corta el ciclo de padres-pobres, hijos-pobres, nietos-pobres”, dijo Luciano Vélez, miembro del Club Rotario y responsable del proyecto de fortalecimiento empresarial en alianza con Interactuar. 

Del proyecto, que por ocho años ha capacitado a población de bajos recursos con talleres en corte y cepillado, arreglo de uñas, confección, maquillaje, cocina exprés, panadería y barbería, destacó que ha permitido “convertir desempleados en emprendedores y empleadores”. 

Vélez detalló que de las 300 personas que han instruido y apoyado con incentivos en especie “casi un 70 % han puesto algún negocio y tiene empleados”, por ello concluye que están “poniendo un granito de arena para resolver los problemas de la sociedad”.



https://www.portafolio.co/negocios/emprendimiento/proyecto-que-ha-convertido-desempleados-en-emprendedores-y-empleadores-532446

Impuesto diferido por deterioro de cartera


El deterioro de cartera reconocido de acuerdo con el modelo de pérdida incurrida suele ser distinto al que se acepta para efectos fiscales. La diferencia entre el valor contable y fiscal de esta partida genera, en la mayoría de los casos, un impuesto diferido. Explicamos su tratamiento. 

La cartera de cuentas por cobrar es un activo que debe ser sometido a la evaluación del deterioro del valor. Esta prueba genera un deterioro basado en la pérdida incurrida y debe reconocerse inmediatamente con cargo al estado de resultados. 

Para efectos fiscales, la normatividad vigente acepta algunos porcentajes de deterioro basados en los días de mora de la cartera y permite que la pérdida se tome como deducible si se comprueba que la deuda es real e incobrable y se generó en el desarrollo de operaciones generadoras de renta. 
“La diferencia entre el tratamiento contable y fiscal produce que los saldos netos de la cartera en los estados financieros difieran de los saldos reportados en la declaración de renta para efectos fiscales”

La diferencia entre el tratamiento contable y fiscal produce que los saldos netos de la cartera en los estados financieros difieran de los saldos reportados en la declaración de renta para efectos fiscales. Esta diferencia es lo que se conoce como “diferencia temporaria”, la cual debe ser analizada para determinar si conlleva al reconocimiento de impuesto diferido. 

Para reconocer el impuesto diferido relacionado con cualquier diferencia temporaria debe seguirse el siguiente procedimiento: 

a. Establecer el valor contable de la partida, el cual debe corresponder con el reportado en los estados financieros. 

b. Establecer el valor fiscal, correspondiente al que se reporta en la declaración de renta. 

c. Comparar el valor contable con el valor fiscal, para determinar la diferencia temporaria. 


e. Establecer si esta diferencia temporaria genera efectos fiscales. 

f. Establecer la tasa impositiva. 

g. Calcular el impuesto diferido. 

h. Reconocer el impuesto diferido con efecto en resultados (en patrimonio en algunos casos). 
“si la cartera proviene de préstamos a terceros u otra operación que no ha generado ingresos gravados, la pérdida de este tipo de carteras no es deducible en la determinación del impuesto de renta de períodos posteriores”

Es ineludible tener en cuenta que las pérdidas de cartera solo son aceptadas fiscalmente si la cartera proviene de operaciones que han generado ingresos gravados. Así pues, si la cartera proviene de préstamos a terceros u otra operación que no ha generado ingresos gravados, la pérdida de este tipo de carteras no es deducible en la determinación del impuesto de renta de períodos posteriores. 
Ejemplo 

Una entidad tiene los siguientes saldos de cartera provenientes de actividades que generan ingresos gr

gravados en su declaración de renta y en sus estados financieros:
Contable Fiscal
Valor de las facturas $120.000.000 $120.000.000
Deterioro -$36.000.000 -$12.000.000
Saldo neto $84.000.000 $108.000.000

La diferencia temporaria es la resta entre el valor contable y el valor fiscal, como se muestra a continuación:
Valor fiscal $108.000.000
Menos: valor contable $84.000.000
Diferencia $24.000.000


Esta diferencia temporaria es deducible, debido a que el valor fiscal es mayor al valor contable. El impuesto diferido se calcula tomando la diferencia temporaria y multiplicándola por la tasa impositiva aplicable a la compañía (para este caso se ha tomado una tasa impositiva del 33 %). 

Una diferencia temporaria deducible se presenta cuando la entidad ha reconocido una pérdida en su estado de resultados, la cual podrá ser tomada como deducción en la determinación de un impuesto de renta futuro. En este caso en particular, el exceso de pérdida por deterioro que se ha reconocido en resultados por encima del valor aceptado para efectos fiscales podrá ser tomado como deducción en un período posterior, cuando se cumplan los requisitos establecidos en el artículo 146 del Estatuto Tributario –ET–

El impuesto diferido activo resultante es el siguiente:
Diferencia temporaria $24.000.000
Tarifa 33 %
Impuesto diferido $7.920.000

Este impuesto diferido se contabiliza con efecto en resultados, así (los códigos de cuenta quedan a discreción de cada entidad):
Cuenta Débito Crédito
17xx Activo por impuesto diferido $7.920.000
54xx Impuesto diferido $7.920.000

Suponga que en el período siguiente la entidad realizó la baja de cartera, pues no fue posible recuperarla. La entidad tomará esta partida como deducción en el período en el cual la cartera fue castigada. Esto significa que la diferencia temporaria desaparece, y por tanto el impuesto diferido se revierte:
Cuenta Débito Crédito
17xx Activo por impuesto diferido $7.920.000
54xx Impuesto diferido $7.920.000

Tenga en cuenta que el impuesto diferido debe actualizarse cada año, y ajustarse dependiendo de las variaciones en las diferencias temporarias con respecto a las del año anterior.
https://actualicese.com/impuesto-diferido-por-deterioro-de-cartera/?referer=email&campana=20190815&accion=click&utm_source=act_boletindiario&utm_medium=act_email&utm_campaign=act_boletincontenidos&utm_content=20190815_revisoria&MD5=27e45d0767d6a6bc7439dc1bc00c605a

jueves, 29 de agosto de 2019

Cartel del IVA

Se trata de una red criminal que mediante la falsificación de facturas y la creación de empresas fachada dedicadas a la reclamación ilícita de impuestos del IVA. 

Esta red criminal defraudó al Estado en más de 2,3 billones de pesos y lo hacía mediante la falsificación de facturas y la creación de empresas fachada que se dedicaban a reclamar de forma ilícita los impuestos del IVA, impuestos de riqueza e impuestos de renta y complementarios. 

Esta red criminal se dedicaba a comercializar facturas falsas con el fin de registrar bienes o servicios que nunca fueron transferidos. De esta forma podían disminuir la base gravable en las obligaciones tributarias de los contribuyentes beneficiados en esta actividad ilícita. 

De acuerdo con las autoridades una persona a la que se le llamaba ‘la patrona’ y que fue identificada como Olga Lucía Díaz Guzmán, era la presunta jefe de este ‘Cartel de la evasión del IVA’, como lo llamó la Fiscalía General de la Nación. 

La Patrona, señaló la Fiscalía, al parecer creo nueve empresas para respaldar las operaciones ilegales, las empresas tenían como dirección una bodega de Bogotá, que también funcionaba como centro de coordinación y registro para la emisión las facturas fraudulentas. 

La patrona que tenía conocimientos en comercio contaba con un equipo de profesionales con dominio avanzado en temas contables, tributarios y fiscales, también contaba con toda una red de comisionistas ilegales para la comercialización de las facturas falsas. De esta manera logró realizar las operaciones comerciales ficticias y evadir controles tributarios. 

Solo una de las empresas creadas logró expedir facturas falsas por más de 40.000 millones de pesos al año. Según la fiscalía General de la Nación unas 2.000 empresas legalmente constituidas sostuvieron operaciones comerciales ficticias con esta organización para apoderarse de los dineros pagados por los contribuyentes. 

Respaldada por un Juez de la República se capturaron ocho presuntos integrantes de la estructura criminal, en medio de 13 diligencias de allanamiento en Bogotá, Villavicencio y Barrancabermeja. 

Estas personas deberán responder por los delitos de “enriquecimiento ilícito de particulares y concierto para delinquir con fines de enriquecimiento ilícito, conductas que contemplan penas entre 8 y 18 años de prisión”. 

De acuerdo con la Fiscalía se espera que se realice una segunda fase investigativa que permita identificar y judicializar a las personas que estarían detrás de las empresas que habrían comprado las facturas falsas para evadir el pago del IVA.


https://www.huellaforense.com/noticias/cartel-del-iva

Están los auditores a un paso de ser reemplazados por los robots?


Desde el punto de vista de las llamadas “big four”, la tecnología no sustituirá la labor de los auditores, pero sí les ayudará a elevar la calidad de su trabajo. Además, siempre se necesitará a alguien para programar la máquina, guiar la inteligencia artificial y ofrecer experiencia como base para aprender. 

La llamada cuarta revolución industrial también le está pisando los talones a los auditores, motivo por el cual las llamadas big four (KPMG, Deloitte, PwC y EY) ya se han puesto manos a la obra desde años atrás. En el 2016 las cuatro grandes entidades del sector introdujeron la robótica de forma sistemática en la elaboración de informes de auditoría, con un sistema de aplicaciones dotadas de inteligencia artificial para mejorar el tratamiento masivo de datos. 

Desde el punto de vista de Germán de la Fuente, socio director de auditoría de Deloitte España, la tecnología nunca podrá sustituir al auditor, pero sí ayudarle a elevar la calidad y el alcance de su trabajo. Para él, en todas las áreas de revisión donde existan muchas transacciones la tecnología aumentará la seguridad y optimizará el trabajo. Sin embargo, donde el juicio y la subjetividad sean los valores diferenciales, la tecnología no podrá reemplazar la mano humana. 

“El desembarco de los robots en el sector aumentará el valor que el auditor presta a la entidad supervisada. Así, en el caso de la supervisión de las cuentas de unos grandes almacenes estas herramientas permiten auditar las ventas en cada una de las tiendas y de las cajas y no solo en una selección de ellas”, afirma en El País de España

“ la automatización ya está haciendo auditorías más rápidas, más inteligentes y reduciendo el riesgo de error”

El punto de vista de PwC es que la automatización ya está haciendo auditorías más rápidas, más inteligentes y reduciendo el riesgo de error. Las pruebas detalladas de transacciones hacen que el proceso sea mucho menos manual y reducen enormemente el tiempo dedicado. El uso de drones en la auditoría también está brindando eficiencias. 

Gilly Lord, jefe de estrategia de auditoría y transformación de PwC explica que hay una serie de tecnologías emergentes como la inteligencia artificial, la generación de lenguaje natural y la realidad virtual, que tienen el potencial de aumentar la auditoría y brindar beneficios a las empresas. Pero él se pregunta: ¿dónde deja eso a los auditores humanos? 

“Al operar con un conjunto claro de parámetros programables y confiando en la lógica, las máquinas brindan una comodidad mucho mayor al procesar datos. Pero siempre se necesitará a alguien para programar la máquina, guiar la inteligencia artificial y ofrecer experiencia como base para aprender”, afirma. 

En el caso de KPMG, la firma ha realizado alianzas con empresas tecnológicas para que la acompañen en este camino. De la mano de IBM, ha adoptado el programa Watson de procesamiento masivo de diferentes fuentes de datos a una velocidad superior al cerebro humano. Y junto a Microsoft llevan estos servicios a la nube. Para esto, la compañía ha desplegado un plan a cinco años, en el que ha invertido 1.000 millones de dólares. 

Rafael Páez, responsable de los servicios de supervisión de cuentas en EY España, considera que el proceso de incorporación de las nuevas tecnologías, particularmente la robótica, se encuentra en desarrollo. Esta firma lanzó su programa al respecto en 2010, y en este ha invertido 500 millones de euros. Hasta el momento lo han aplicado a unos 10.000 clientes. 

“De la mano de la tecnología se opera en las distintas fases de elaboración del informe de auditoría. En la planificación, para anticipar riesgos, la ejecución y cierre, donde analizan todas las transacciones procesadas por un negocio. Una cantidad tan grande de datos que superaría a la mente humana. Y solo puede ser procesada por la mente de un ordenador”, explica Páez.


https://actualicese.com/estan-los-auditores-a-un-paso-de-ser-reemplazados-por-los-robots/?referer=email&campana=20190815&accion=click&utm_source=act_boletindiario&utm_medium=act_email&utm_campaign=act_boletincontenidos&utm_content=20190815_revisoria&MD5=27e45d0767d6a6bc7439dc1bc00c605a

miércoles, 28 de agosto de 2019

Telares de los sueños: el riesgo es confiar

Se trata de un esquema de tipo piramidal, según lo ha señalado la Superintendencia Financiera. El esquema atrae pues se aprovecha de la espiritualidad y el discurso de la unión y poder de unión femenino para conseguir ganancias. 

Un tema complejo ha llegado a los círculos de mujeres que buscan empoderarse, unirse y trabajar de la mano de otras mujeres. Se trata de los telares o mandalas de los sueños, telares o mandalas de la prosperidad y mandalas de la abundancia. Los escándalos por este tema han ido estallando de a poco e incluso ha llegado a círculos de poder en el país. 

Al respecto la Super Financiera ha señalado que se trata de nuevos esquemas piramidales y basta con una búsqueda rápida en internet para entender que el esquema ha sido replicado en diversos países del mundo como Australia, España y México, entre otros. 

Aunque pareciera un estilo de economía circular e inofensivo, como lo presentan, no es aceptado por alguna entidad financiera de vigilancia como legal en el mundo. 

¿Pero cómo funcionan estas nuevas pirámides?, como fueron llamadas por la Superintendencia Financiera formalmente por medio de diferentes Resoluciones como la 1523 del 7 de diciembre del 2016, la Resolución 1060 del 11 de agosto de 2017 y la Resolución 0712 de 2019. 

De acuerdo con la entidad, estos grupos están disfrazados con objetivos altruistas y de ayuda mutua, los llaman además telares, flores de la abundancia, juegos, que adoptan mensajes de la nueva era de superación personal y colaboración. En el caso colombiano los telares iniciaron siendo algo así como un grupo de mujeres muy exclusivo, una estilo de logia, algo así como los iluminati o los masones. 

Se reúnen en salones de eventos y para participar la persona debe llevar una suma de dinero determinada, fuentes de Huella Forense señalaron que estaban solicitando en algunos casos hasta 1.200 dólares. Un valor que se entrega en efectivo usualmente durante la misma reunión a la (s) persona (s) responsables de recaudar el dinero. 

Entonces la mecánica es la siguiente: en un telar de los sueños hay diferentes niveles, en el último nivel está la persona que recibe el dinero en el evento, los que han participado en estos espacios dicen que este momento se llama consagración. 

Esta persona tiene el nivel de agua y recibe los fondos de parte de ocho personas que recién entran a “tejer”, a estos nuevos que entregan el dinero como un regalo se les denomina fuegos. El agua sale de la mandala al consagrarse y solo vuelve a recibir al parecer tres o cuatro veces más pero solo lo de un fuego nuevo en cada consagración. 

A medida que van ingresando los fuegos y estos llevando dos personas cada uno, van subiendo de nivel. Entonces es así como el fuego que lleva dos personas sube un nivel y se convierte en aire, cuando sus fuegos llevan dos personas cada uno (4 personas) , el aire se convierte en tierra y cuando esas últimas personas llevan dos fuegos más (8 personas nuevas) quien era aire se convierte en agua. 

De acuerdo con la Superintendencia de Sociedades, “siguiendo el orden de participantes, en el mismo evento se les paga la rentabilidad causada por el número de nuevos referidos ingresados a su “TELAR”, “FLOR” o “MANDALA”, quienes tienen la obligación de vincular cada uno por lo menos a dos participantes, ejercicio que se repite sucesivamente, hasta completar los niveles programados. Como se observa, estas estructuras funcionan son esquema piramidal con algunas diferencias de diseño y la utilización de nombres de elementos naturales para enmascarar la estructura ilegal”. 

Lo complejo de este tipo de pirámides es que la cabeza que recibe el dinero no recibe siempre, pues los participantes van saliendo de estos esquemas a medida que les entregan su parte, mientras los que vienen abajo van subiendo hasta convertirse en cabezas. 

Fuentes cercanas a este medio, que prefirieron no revelar su nombre, cuentan que la duración en estas pirámides no es mayor a tres meses, pues la dinámica de los telares obliga a que las personas cumplan todos los ciclos a los 28 días de entrar. Quien va a recibir, recibirá de tres personas en el último nivel, por dos o tres turnos más, algo que se llama residuos de las mandalas, un valor similar al que invirtió inicialmente de forma individual (1.200USD). Cumpliendo así tres meses, momento en el que se da su salida definitiva del círculo. 
Cómo funcionan las pirámides 

Este esquema de captación ilegal de dinero se da cuando se captan recursos bajo la promesa o expectativa de reconocer altos rendimientos, pero si el participante cumple con el requisito de pagar el monto establecido y vincular bajo su esquema a otras personas que entreguen a su vez los recursos, y asuman el compromiso de afiliar a terceros que así sucesivamente permitan el crecimiento de la estructura. 

En las pirámides, los dineros con los que se paga a los primeros participantes o a quienes se encuentran en los niveles más altos, provienen únicamente de los recursos que entregan los terceros que se van afiliando en la base de la pirámide. 

Por ello, “el captador siempre requerirá, para cumplir con los compromisos de pago, los recursos que entregan los nuevos participantes y tiene muy claro que el dinero no proviene de supuestos “rendimientos” ni “ganancias” derivados de una actividad legal, sino de los aportes que hacen los otros vinculados al esquema. Un sistema que no es sostenible en el tiempo pues la adhesión de participantes no es infinita; tarde o temprano el esquema piramidal colapsará”, según lo explican las autoridades. 
De eso tan bueno no dan tanto 

Debe tener en cuenta que algunos de los esquemas más utilizados para la captación ilegal de dinero pueden maquillar sus verdaderas intenciones. Algunas de las alertas que podrían indicar que se trata de una pirámide, si llega a usted un negocio jugoso con apariencia sospechosa, son: 
Suelen realizar prácticas como el promocionar el pago de ganancias o rentabilidades altísimas, frente a los recursos captados y que además son superiores a las que se ofrecen en las entidades del sistema financiero. 
Suelen afirmar y procuran demostrar que el negocio carece “de riesgos asociados a la devolución de lo aportado y no se van a perder los dineros, pues existirán ganancias suficientes para cubrir las utilidades prometidas y retornar el capital entregado”, según han informado las autoridades. 
En otros casos suelen crear páginas web falsas o se presentan como multiniveles. 
Puede encontrarse con discursos que apelan a lo altruista o emocional y decirle que se trata de una economía solidaria, actividades de sororidad o empoderamiento. 
Así podría una pirámide afectar su empresa 

De acuerdo con Carlos Gómez, gerente de riesgos en Global Forensic Auditing, este tipo de esquemas no solo representan un riesgo para las personas naturales que decidan ingresar a estas. Representa un peligro también para las empresas en las que estas personas naturales trabajan. 

Gómez explica que una adecuada implementación de un Sistema de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo (SALARFT) en las organizaciones debe contener elementos éticos, controles de prevención y posibles sanciones en caso de que sus empleados se vean involucrados en un posible proceso de una actividad ilícita de lavado de activos y financiación del terrorismo (LA/FT). 

“La captación ilegal de dinero está catalogada como una actividad ilícita desde el punto de vista del lavado de activos. Razón por la cual si una persona natural se ve involucrada en un proceso por captación ilegal además de perder su dinero puede estar perdiendo su puesto de trabajo”, comentó Gómez. 

El experto agrega que este riesgo es necesario tenerlo en el radar del área empresarial, ya que las empresas cada día se están viendo obligadas a tener mecanismos de control y de prevención en sistemas Sarlaft y si alguno de sus miembros se viere involucrado en un escándalo de este tipo el riesgo reputacional para la empresa sería alto. 

Debido a ese riesgo reputacional generado por un trabajador involucrado en una captación ilegal de dinero o un esquema piramidal “este podría ser despedido por justa causa. Además de perder el dinero podría perder el trabajo y con una mancha en su hoja de vida con repercusiones a futuro para que esta pueda conseguir un nuevo empleo”. 

En resumen la persona no solo genera un riesgo personal, sino también de reputación para la empresa en la que trabaje, si es su caso, o para si mismo. 
Casos de telares y mandalas de los sueños investigados por la SuperIntendencia 

A continuación, le contaremos algunos de los casos de telares o mandalas de la prosperidad que han sido intervenidos o investigados por la Superintendencia Financiera de Colombia. 

Telares y mandalas de la prosperidad en el Valle del Cauca 

Este caso se presentó en el 2016, de acuerdo con la entidad sucedió en el Valle del Cauca en donde se habla de centenares de personas que resultaron estafadas por una persona que fomentaba la realización y vinculación de personas a los “telares de prosperidad y mandalas de la abundancia”. 

Se presume que la persona que lideró dicha actividad en este territorio fue Consuelo de Jesús Restrepo Sánchez, a quien la comunidad denunciante la identificó como promotora y responsable del esquema piramidal. En su momento, los afectados protestaron en el centro de Cartago para reclamar que se les devolviera el dinero invertido, incluso solicitaban la presencia en la plaza de la persona que promovía la pirámide. 

La Superintendencia identificó que esta pirámide se estaba promocionando en el territorio nacional, por medio de grupos conformados por la aplicación de mensajería Whatsapp, además se realizaban reuniones en un local en el Centro Comercial Santiago Plaza. 

Las autoridades habían alertado el 25 de octubre de 2016, por medio del Boletín de prensa No. 403, a las personas incautas "para que no fueran víctimas de las pirámides financieras o telares en Cartago”. 

Se tuvo registro de que 25 personas habían acudido a la SIJIN como participantes de los telares, pero solo 12 personas aceptaron presentar declaración juramentada ante la Superintendencia. Las personas señalaron que entregaban entre 200.000 y 600.000 pesos bajo la promesa de recibir 25.600.000 pesos durante los 2 o 4 días siguientes. 

Estas 12 personas además declararon haber visto a otras 13 personas conocidas entregar dinero a la señalada para vincularse. Confirmaron además que en el local donde se reunían se podría haber alcanzado a convocar más de 100 personas. 

Se reveló que el dinero se entregaba en efectivo a la señora Consuelo de Jesús Restrepo, quien era la que organizaba la charla para explicar cómo funcionaban los telares que estaban dirigidos solo a mujeres, pero se supo que algunos hombres también participaron. 

El dinero en este caso no se entregaba directamente a la persona que le correspondía el turno de recibir sino a De Jesús Restrepo. Según la Superintendencia se logró comprobar que esta persona realizó captación ilegal de recursos de forma masiva. 

Cadena o telar en Caloto, Cauca 

En el 2017 la Superfinanciera adoptó una medida administrativa de investigación sobre las señoras María Isabel Mosquera Secue, Esperanza Ulabarry Zapata, Stella Guerrero Fajardo y Ana Rita Ulabarry Zapata por participar, promover y ser receptoras del dinero en la pirámide denominada cadena o telar en el municipio de Caloto. 

La entidad realizó una convocatoria pública a quienes aportaron dinero o participaron en el esquema cadena o telar, para que presentaran sus testimonios y que entregaran información que permitiera reconocer a las personas responsables de la pirámide. 

Por estos hechos 21 personas denunciaron lo sucedido y señalaron haber entregado recursos o participado en la cadena o telar. Cuatro personas dijeron que Mosquera, Ulabarry Zapata, Gerrero y Ulabarry eran las responsables. 

En esta oportunidad se vincularon 111 personas con diferentes grados de participación que no alcanzaron los niveles superiores en los que se les prometía recibir los pagos esperados. En el grupo de receptores de dinero se encuentran las personas que promocionaron el esquema en Caloto, que pagaron la suma de 200.000 pesos, recibieron dinero de más personas y así sucesivamente hasta llegar a la suma de 1.600.000 pesos tras haber vinculado a 15 personas. 

Según la entidad era claro para los participantes que para recibir la suma de 1.600.000 debían completar un total de ocho personas en el cuarto nivel que entregaran su parte por participar. 

En este caso al recibir el dinero total se les pedía a los participantes un depósito de 500 pesos para recibir a los 15 días 4.000.000 de pesos, además debías dejar 100.000 para conformar un fondo que reparara a los que no lograran conseguir a los 8 participantes. A este esquema se vinculaban personas con algún grado de afinidad: amigos, familiares, compañeros de trabajo, etc. 

Esta cadena o telar se promocionó mediante reuniones efectuadas en diferentes lugares, por lo general en el domicilio de la persona a la que le correspondía recibir el dinero. En algunos casos los asistentes ascendían a los 100. La entrega del dinero se hacía de forma personal sin comprobantes de caja o recibos. 

Cuando se disminuyó o se detuvo la participación la pirámide colapsó ya que no existían los recursos para reconocer los pagos de las personas del primer nivel de la pirámide. Se captaron de esta forma al menos unos 59.800.000 pesos. La Superintendencia ordenó la suspensión inmediata de la pirámide y se les ordenó a las señaladas la devolución total de los dineros captados ilegalmente. 

Tejedoras de sueños en Villa de Leyva 

De nuevo bajo el mismo esquema la Superfinanciera intervino en el mes de junio del 2019 en un caso de tejedoras de sueños ocurrido en Villa de Leyva. La señalada como organizadora, partícipe, promotora y receptora del dinero fue identificada como María Fernanda Martínez Portilla. 

Esta vez por medio de información anónima se alertó a las autoridades, se trató de un grupo de ciudadanos que denunciaron que una posible captación no autorizada, bajo el esquema de mandalas, se estaba llevando a cabo con varias personas influyentes del municipio. Además, se supo que varias mujeres involucradas eran funcionarias de diferentes entidades públicas. 

Este caso fue además reportado por la vicepresidencia de la República a la Superfinanciera. La alcaldía Municipal de Villa de Leyva, las Fiscalías Locales y la policía nacional recabaron información que fue entregada a la autoridad competente en este caso. 

A este telar se alcanzaron a vincular a unas 400 mujeres que entregaron a título de regalo la suma de 4.500.000 pesos. Las que ingresaban lo hacían con la expectativa de recibir 36.000.000 de pesos sin que existiera el intercambio de algún bien o servicio entre las partes y con la condición de completar cuatro niveles en el telar y vinculando a 15 personas más. 

La Superfinanciera ordenó además al grupo que lideraba la señora Martínez Portilla y a quienes lo promovieron o recibieron “ganancias” del telar a devolver la totalidad de los dineros que se captaron ilegalmente en dicho esquema piramidal. 
Así se castiga a los involucrados en captación masiva ilegal 

Para entender un poco más este tema, es necesario señalar que las pirámides, de acuerdo con las Superintendencia Financiera y de Sociedades de Colombia, realizan actividades de captación masiva e ilegal de recursos. Por un lado, algunas de las características de la captación masiva son: 
Persona natural jurídica que recibe dinero de más de 20 personas o sin importar el número de personas, que ha pactado 50 o más obligaciones que impliquen la devolución del dinero sin dar a cambio un bien o servicio. 
Cuando una persona natural o jurídica “celebre por tres meses consecutivos más de 20 contratos de mandato para administrar dinero de sus mandantes de la siguiente forma: libre administración, para invertirlos en títulos o valores a juicio del mandatario, para venta de títulos de crédito o de inversión con la obligación para el comprador de transferirle la propiedad de títulos de la misma especie a la vista o en un plazo convenido y contra reembolso de un precio”. 

Según explican las entidades hay captación masiva si la suma de las operaciones supera el 50 por ciento del patrimonio líquido de la persona natural o jurídica que recibe el dinero, o si estas representan el resultado de la realización de ofertas públicas o privadas a personas indeterminadas, o de haber utilizado cualquier otro sistema con efectos idénticos o similares al de haber realizado dichas ofertas. 

Además, se señala que la captación masiva también es captación ilegal, según los anteriores criterios, y si se ha adelantado por parte de personas no autorizadas por la Superintendencia Financiera de Colombia o la Superintendencia de la Economía Solidaria. 

Se señala incluso que para prevenir el Estado debe intervenir toda actividad “en la que existan hechos objetivos o notorios que indiquen la entrega masiva de dineros a personas naturales o jurídicas, directa o a través de intermediarios mediante la captación o recaudo en operaciones no autorizadas, como: pirámides, tarjetas prepago, venta de servicios y otras operaciones semejantes a cambio de supuestos bienes, servicios o altos rendimientos sin explicación financiera razonable”. 
Modalidades de captación masiva e ilegal de dinero 

Algunos tipos de ahorro informal como las natilleras, cadenas, fondos de familiares o amigos podrían incurrir en la captación masiva e ilegal de dinero; se trata de modalidades que además no están sometidas a la vigilancia de la Superfinanciera o Supersolidaria. 

Las autoridades han señalado que participar y administrar estas formas de “ahorro” informal implica varios riesgos. Por un lado, es posible que por medio de estos esquemas informales de ahorro se incurra en una captación ilegal masiva y habitual de dinero, si el administrador de la cadena o la natillera se obliga en forma masiva y a título personal a devolver el dinero o vincula a terceros que entreguen su dinero bajo la promesa de devolución de los recursos una vez cumplan con la condición de convencer a más personas de que realicen el mismo proceso. 

También se señala que, si en estos esquemas informales de ahorro se superan los límites previstos en los supuestos de captación, sea o no el responsable de la devolución de los recursos miembro del grupo o una de las personas que conforman el fondo, las autoridades lo entenderían como una captación ilegal de recursos. 

Por si fuera poco, se trata de un delito establecido en el Código Penal (Artículo 316) en donde se califica a la captación ilegal de recursos como tal. Ante esto, se señala que “quien desarrolle, promueva, patrocine, induzca, financie, colabore o realice cualquier otro acto para captar dinero del público en forma masiva y habitual sin contar con la previa autorización de la autoridad competente” puede enfrentar el castigo de prisión de 10 a 20 años (de 120 a 240 meses) y multas de hasta de 50.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes. 

“Si los promotores de la captación hicieron uso de medios de comunicación social u otro medio de divulgación colectiva, la pena se aumentará hasta en una cuarta parte. Adicionalmente, quien haya captado recursos del público y no los reintegre, incurrirá en prisión de 96 a 180 meses por esta sola conducta y multa de 133.33 a 15.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes”. 

Cadenas 

Herramienta informal de ahorro utilizada por personas naturales, conformada por unos 20 participantes o menos. En esta se establece la periodicidad, el valor de la cuota a aportar, el monto total y la forma o turno en que cada uno de los integrantes de la cadena va a recibir el pago total, sin intereses o rendimientos. El turno se recibe por sorteo. Quien figura como responsable de la cadena puede postularse o ser designado de común acuerdo entre los participantes 

En Colombia, las CADENAS no tienen parámetros de reglamentación definida y su única garantía es la palabra de los participantes. 

Funcionamiento 

Para ilustrar cómo funciona podemos tomar como ejemplo una cadena de 12 personas con aportes de $100.000 mensuales durante un año. Por sorteo se le asigna un puesto o turno a cada participante y corresponde al mes del año en que recibirá el monto total del aporte mensual de cada participante. Los miembros de la cadena deben continuar entregando la cuota mensual hasta el último turno asignado así ya hayan recibido los recursos. 

Natilleras 

La superfinanciera y Supersociedades señalan que las natilleras nacieron con el florecimiento industrial del Valle de Aburrá. Los grupos de trabajadores de cada fábrica creaban fondos comunes mediante los cuales se anticipaban a gastos imprevistos. Los fondos empezaron a llamarse “natilleras” porque servían para los gastos de diciembre. Con el paso del tiempo las “natilleras” familiares se fueron convirtiendo en programas de ahorro del vecindario, con sumas considerables de ahorro y capitalización. 

De nuevo este esquema, como el anterior, se basa en acuerdos de voluntad basados en la confianza y celebrados entre personas conocidas o recomendadas, familiares o amigos que se unen y se comprometen a hacer un aporte mensual durante un tiempo determinado. Las personas miembros pueden acceder a préstamos, a su vez beneficiarse de los rendimientos que se obtengan de ellos o derivados de otras actividades que generen utilidades como pueden ser rifas, bazares y bingos, o la venta de alimentos. 

Si alguno de los socios requiere dinero urgente, como alguna calamidad doméstica, el fondo puede llegar a hacerle un préstamo de emergencia a un interés acordado por el grupo.

https://www.huellaforense.com/informes-especiales/telares-de-los-suenos-el-riesgo-es-confiar

Todo lo que debe saber sobre las visitas de la JCC


Por estos días las firmas de auditoría y los contadores públicos independientes están en la tarea de recibir las visitas de la JCC, organismo disciplinario de la profesión. Le contamos en qué consisten estas visitas, qué información será solicitada y algunas recomendaciones a las cuales estar atento. 

Una de las principales preocupaciones que tienen los contadores públicos independientes y las firmas de auditoría por estos días son las visitas in situ que está realizando la Junta Central de Contadores –JCC–. Dado que todo este proceso ha generado muchas dudas entre la comunidad contable, la JCC realizó un Facebook Live el 17 de julio de 2019, en el cual aclararon varias de ellas. A continuación, las abordamos. 
¿Por qué se realizan las visitas? 

La JCC se encuentra programando las visitas in situ en cumplimiento de la función misional de inspección y vigilancia contenida en el numeral 1 del artículo 20 de la Ley 43 de 1990. Estas visitas tienen el propósito de verificar el cumplimiento de los requerimientos del DUR 2420 de 2015, que contiene las Normas de Aseguramiento implementadas en Colombia por medio de la Ley 1314 de 2009, especialmente lo relacionado con la Norma Internacional de Control de Calidad –NICC 1– y el Código de Ética del IESBA. 
¿Qué es la NICC 1 y quiénes están obligados a implementarla? 

La NICC 1 es la norma que contiene los lineamientos para implementar el sistema de control de calidad obligatorio para los contadores públicos y firmas que presten servicios de revisoría fiscal, auditoría de información financiera, revisión de información histórica u otros trabajos de aseguramiento, de acuerdo con lo estipulado en el artículo 1.2.1.7 del DUR 2420 de 2015. Dicho lo anterior, si usted presta cualquiera de los servicios enunciados, ya debe haber implementado el sistema. 

Este sistema de calidad se compone de 6 elementos que buscan que los contadores públicos y las firmas presten servicios de calidad, cumplan con las disposiciones legales y reglamentarias, y que las conclusiones de sus informes sean adecuadas. 
¿Cómo se seleccionan los inspeccionados? 

La JCC realiza cruces de información con otras entidades para identificar a los contadores públicos que han actuado como revisores fiscales. Una de esas entidades, por ejemplo, es la Dian, que entrega información sobre los revisores fiscales que firman declaraciones de renta. Sobre esa base de datos se realiza una selección aleatoria de los contadores y las firmas a las que se les practicará la diligencia de inspección. 

Acto seguido, a los seleccionados se les envía, por parte de la JCC, una notificación a la dirección de correo electrónico que tengan registrada en la entidad (aproximadamente 8 días antes del día de la visita). Por ello es muy importante cumplir con la obligación de actualizar los datos que se tengan inscritos en la JCC antes del 1 de marzo de cada año. 
¿Qué información solicita la JCC? 

Respecto a este punto, es necesario recalcar que los documentos que solicita la JCC no son para la entidad, sino que son los necesarios para el adecuado funcionamiento de los servicios que presta la firma de auditoría o el contador público independiente. En ese sentido, los funcionarios de la JCC recalcaron que los profesionales contables deberían pensar que “no es qué debo tener listo para la JCC, sino lo que debo tener para cumplir la normatividad”. En todo caso, los principales documentos que deben prepararse son los siguientes: 
Libros de actas de asamblea. 
Inscripción ante la JCC. 
Manual de control de calidad con las políticas y procedimientos de la firma de auditoría o del contador público independiente. 
Manual del Código de Ética. 
Documentación de los encargos, es decir, los papeles de trabajo
¿Dónde se pueden encontrar guías para cumplir estos requerimientos? 

El Código de Ética y la NICC 1 se encuentran compilados en el anexo 4.1 del DUR 2420 de 2015 (ver las páginas 2 y 135 del anexo, respectivamente). Adicionalmente, la IFAC ha desarrollado una serie de materiales que pueden servirle de guía para implementar el sistema de control de calidad de la firma o del profesional independiente, entre ellas, la Guía de Control de Calidad para Pequeñas y Medianas Firmas de Auditoría, Tercera Edición

Desde Actualícese también hemos elaborado una serie de materiales que le ayudarán a conocer los principales aspectos de cada uno de los elementos que conforman el sistema de control de calidad. Le recomendamos consultar principalmente: ¿Qué debe contener el manual de control de calidad de la firma de auditoría?, Documentación del sistema de control de calidad de la firma de auditoría, Papeles de trabajo del encargo de auditoría. Asimismo, contamos con modelos de los distintos documentos solicitados, que serán de gran ayuda en este proceso, aunque recuerde que estos siempre deberán adaptarse a la naturaleza de los servicios que presta. 
El sistema de control de calidad no es solo un documento 

Aunque en la primera etapa del programa de trabajo de la JCC la entidad se está ocupando en verificar que las firmas de auditoría y los contadores públicos independientes tengan documentados los aspectos mencionados, es necesario señalar que los manuales y demás documentos no pueden limitarse a ser una simple copia de las normas, sino que deben diseñarse analizando las necesidades propias de la firma, el tamaño, organización y naturaleza de los servicios que presta. 

En este orden de ideas, lo principal consiste en iniciar leyendo e interiorizando la norma, para posteriormente realizar un análisis juicioso de la firma, considerando qué elementos se tienen, cuáles hacen falta, entre otros aspectos. Para esto puede apoyarse en los documentos a los que antes hicimos referencia. 
¿Cómo se lleva a cabo la diligencia? 

Después de recibir la notificación con la programación de la visita (aproximadamente 8 días antes), los comisionados de la JCC podrían llamar al representante de la firma o al contador público independiente para definir la hora de reunión. 

La diligencia debe realizarse en el domicilio de la firma o del contador independiente. Los funcionarios de la JCC procederán a realizar las preguntas correspondientes sobre el funcionamiento de la firma, y pedir la documentación antes mencionada. Deben levantar un acta que contenga: 
Información general sobre el sitio y hora de la reunión. 
Relación de la información solicitada, incluyendo la que fue entregada y la que no. 
Información relacionada con la confidencialidad del proceso. 

Ambas partes deben firmar el acta y esta pasará a formar parte del expediente junto al informe que el inspector debe elaborar para el director de la JCC. 

Si la firma aportó todos los documentos solicitados, la JCC procederá a terminar la diligencia. En caso de que haga falta documentación, deberá realizarse el compromiso de completar dicha documentación y probablemente se programen visitas futuras. 
¿Me pueden sancionar si no tengo la documentación completa? 

La JCC explica que si no se tiene la documentación completa, en principio no se están imponiendo sanciones, pues lo que pretende el organismo es realizar un proceso de acompañamiento a los contadores y firmas de contadores. En ese sentido, se realizará un seguimiento en visitas posteriores para corroborar que se hayan implementado los correctivos sugeridos por la JCC. Lo anterior no quiere decir que los contadores o las firmas puedan posponer el cumplimiento de estos requerimientos; por el contrario, es esencial que en la primera visita se tenga la documentación al día para evitar futuros contratiempos. 
“En caso de que haya una serie de faltas por parte del contador o firma, entonces podría tenerse en consideración un traslado al tribunal disciplinario de la profesión”

En caso de que haya una serie de faltas por parte del contador o firma, entonces podría tenerse en consideración un traslado al tribunal disciplinario de la profesión. 

Consejos 
Si el representante legal no puede atender la diligencia, puede autorizar un delegado. Tenga en cuenta que este debe ser alguien con el conocimiento suficiente sobre la firma. 

Los documentos que queden pendientes por entregar no deben enviarse a la JCC, debido a que son visitas in situ. Cuando la JCC realice la visita posterior para verificar el cumplimiento de los compromisos de la firma no se tendrán en cuenta los documentos enviados a las oficinas de dicha entidad, sino lo que haya quedado suscrito en el acta. 

Para verificar la veracidad del proceso se puede comunicar con la JCC al teléfono 6444450 extensiones 301 o 305. El día de la diligencia podrá solicitar el carné del funcionario, para verificar que efectivamente pertenezca a la JCC.


https://actualicese.com/todo-lo-que-debe-saber-sobre-las-visitas-de-la-jcc/?referer=email&campana=20190815&accion=click&utm_source=act_boletindiario&utm_medium=act_email&utm_campaign=act_boletincontenidos&utm_content=20190815_revisoria&MD5=27e45d0767d6a6bc7439dc1bc00c605a

martes, 27 de agosto de 2019

Fábricas de Productividad iniciarán plan piloto con microempresas en septiembre


El programa, que busca mejorar los procesos internos de las compañías, ya tiene 1.100 empresas inscritas 

Aumentar la productividad es una de las líneas de trabajo de este Gobierno y una de las entidades dedicadas a esta labor es Colombia Productiva. Camilo Fernández de Soto, presidente de la entidad, explicó cómo se está trabajando en mejorar este aspecto de las firmas desde adentro, a través de programas cómo Fábricas de Productividad, pues como asegura, “la tarea grande para que el país mejorare su productividad está dentro de las empresas”. 

¿Cómo califica el nivel de productividad de Colombia? 
Por primera vez en un Plan de Desarrollo está plasmada la importancia de que un país pueda mejorar sus indicadores de productividad, hasta el año pasado la productividad total de los factores venía cayendo. Lo macro se trabajó a través de la Ley de Financiamiento, y el Plan Nacional de Desarrollo, pero a nivel micro, veíamos que 65% de las mejoras en productividad de las empresas a nivel nacional aduce a factores internos. Por eso diseñamos Fábricas de Productividad, que lo que busca es realizar intervenciones a 4.000 empresas en los cuatro años. 

¿Cuáles han sido los resultados en este primer año? 
Ya en 2019 tenemos más de 1.100 empresas que se han inscrito y postulado para trabajar en el programa, lo cual demuestra que las empresas también están respondiendo esa necesidad de mejora. En el piloto del año pasado logramos en promedio a nivel nacional un aumento en cerca de 28% en mejoras de productividad. Por ejemplo, empresas que aumentaron su producción, que ahorraron costos por cerca de $500 millones o aumentaron las ventas en más de $1.500 millones. 

¿Ampliarán el programa? 
Fábricas de Productividad estaba contemplado inicialmente para pequeñas, medianas y grandes empresas, pero dada la gran acogida que ha tenido, el Presidente nos pidió, en un esquema similar, atender a microempresas. Vamos a iniciar un piloto en septiembre para entender cómo podemos hacer una intervención a las microempresas, y trabajaremos con 200 a nivel nacional. Se necesita una estrategia sensibilizada a las realidades de estas empresas, necesitan muy rápido estrategias comerciales que les ayuden a aumentar sus ventas, con mecanismos más sencillos para identificar cuáles son esos puntos críticos a mejorar. 

¿Qué sectores han recibido más asistencia? 
Lo que nosotros llamamos el Sistema Moda ha sido uno de los más activos y ya tiene más de 140 empresas registradas y listas para trabajar. Este es un programa abierto a todos los sectores de manufacturas, agroindustria y servicios, y también hemos visto una acogida fuerte en empresas de turismo y de metalmecánica. 

¿Cuál es el factor interno que más deben trabajar las firmas? 
El proceso de producción es un cuello de botella, las empresas no miden cuánto demoran en realizar un producto desde la orden hasta la entrega. Cerca de 60% no mide estándares de calidad que necesitan los productos; y ocho de cada 10 no tienen implementadas estrategias de eficiencia energética, con lo que reducirían directamente los costos de las facturas.
También encontramos alta rotación de personal, lo que quita tiempo porque deben entrenar nuevas personas y las hace menos eficientes; y que 50% no mide la satisfacción de los clientes, lo que impide que aseguren esa lealtad e incrementen sus ventas. 

¿Cuánto pueden mejorar después de resolver estos problemas internos? 
Es difícil el cálculo, tenemos el compromiso de aumentar en productividad en promedio 8%. 

El Gobierno firmó 12 pactos para impulsar el crecimiento, ¿qué rol tienen ustedes allí? 
Lideramos técnicamente la construcción de las matrices de cuellos de botella y de los compromisos, ahora somos los líderes técnicos en la matriz de seguimiento, haremos la coordinación público-privada semana a semana, para que a su vez esto se reporte a la Vicepresidente, quien lidera el monitoreo de los pactos.


https://www.larepublica.co/economia/fabricas-de-productividad-iniciaran-plan-piloto-con-microempresas-en-septiembre-2897114