miércoles, 31 de mayo de 2017

Estos son los cambios regulatorios que se vienen para los fondos de pensiones

Con los cambios en los mercados de capitales, la ampliación de la expectativa de vida y las necesidades de financiación de proyectos como las vías de 4G, algunas normas para los fondos de pensiones también cambiaron para aumentar su rentabilidad y este año llegarán nuevas modificaciones.

Hace un año a los fondos de pensiones se les permitió que invirtieran en los grandes proyectos de infraestructura mediante los fondos de capital privado y en el caso de los fondos de riesgo moderado, la inversión puede llegar hasta el 5% de los recursos del fondo en estos vehículos, que a su vez pueden invertir en acciones o en deuda de proyectos como las vías de Cuarta Generación.

En el mismo decreto, se les abrió la puerta para que compren bonos o compromisos de bonos de las empresas o concesiones a cargo de las obras de infraestructura, sin perjuicio de las inversiones en fondos de capital privado y por un monto de hasta 1% de sus recursos en el caso de los compromisos de bonos, complementando de este modo los mecanismos de financiación tradicional para la construcción de los proyectos mencionados.

David Salamanca, director de la Unidad de Regulación Financiera, añade que para los activos alternativos se planteó la unificación de posibilidad de inversión para los fondos de capital privado, que antes eran diferenciados por su condición de locales o extranjeros, de modo que sean los mismos fondos los que elijan en qué quieren invertir, siempre y cuando inviertan en empresas no listadas.

Además, señala Salamanca que para las inversiones en inmobiliarios se creó otro “cajón” pero todos esos activos alternativos tienen un límite global de inversión por parte de los fondos de pensiones del 20%.

El director de la URF explica que “ese límite se impuso porque en todo caso son activos que no tienen la misma liquidez, no tienen la misma formación de precios que una acción o un bono y por eso quedan acotados pero se reconoce que son activos útiles para diversificar, generar más rentabilidad, hacer un calce más claro con los pasivos del fondo y por eso se les permite hasta un 20%”.

Este año vienen más cambios. Uno es la reglamentación para que los jóvenes que ingresen al régimen de ahorro individual con solidaridad (Rais), ingresen con un porcentaje de sus ahorros en el fondo de mayor riesgo y otro en el moderado.

La idea según Salamanca es que “entre más joven sea el cotizante, mayor será el porcentaje en el fondo arriesgado y otro bajo estará en el moderado pero en todo caso se requiere una combinación. Para que esté 100% en el segmento más arriesgado, sí debe ser una decisión del afiliado y por eso el reto que hemos tenido en un marco de tres fondos es cómo generar un cronograma que combine los fondos”. 

En ese sentido, el director de la URF recuerda que en el 2009 se creó la figura de Multifondos, reconociendo que los rendimientos son muy importantes para pensión de los colombianos pues representan hasta el 60% de los recursos que recibirá el pensionado y para tener más rendimientos, en algunos escenarios es necesario aumentar el riesgo en el corto plazo pero para el horizonte relevante, se requieren riesgos razonables y rendimientos mayores. Fue así como se plantearon los tres tipos de fondo de ahorro pues no todos los afiliados son iguales.

“Cuando usted está cerca de la pensión no lo vamos a poner a que invierta en acciones y similares porque si baja el precio justo en ese momento, usted queda mal de cara a la pensión pero si todavía tiene un tiempo, si tiene 30 años o 35 años, puede asumir ese riesgo y esas fluctuaciones y puede obtener mayores rendimientos”, añade Salamanca.

Sin embargo, el reto del sistema está en que apenas un 1% de los afiliados a los fondos de pensiones escogen el tipo de fondo al que irán sus recursos y por esta razón se debe crear un mecanismo que genere “un default que por lo menos parcialmente los lleve al fondo que tiene un poco más de exposición a otros activos”.

Un tercer cambio viene de la mano de las inversiones en activos alternativos por parte de los fondos de pensiones y la rentabilidad que estos deben generar para garantizar el pago de pensión a una población que cada vez aumenta más su expectativa de vida.

La URF ya tiene en publicación para comentarios un proyecto de decreto que plantea un régimen de inversión específico para los fondos de retiro programado, que tiene dos componentes: el primero encargado del manejo de liquidez del mismo y el segundo de inversión a más largo plazo.

En el primer caso, este tendría un régimen de inversión similar al de un fondo conservador ya que allí se manejan flujos, pagos de pensión recurrentes y colombianos cuya expectativa de vida ya es corta. El segundo componente por su parte tendrá una estructura más similar a la del fondo moderado y permitirá hacer otras inversiones porque los colombianos estarían en ese fondo 20 o 25 años.

http://www.dinero.com/economia/articulo/los-cambios-que-tendran-los-fondos-de-pensiones-en-colombia/244947?utm_source=newsletter&utm_medium=mail&utm_content=dinero&utm_campaign=2017_05_05

Mauricio Cárdenas apoyó anuncio de Bancolombia de bajar tasa de interés a tarjetas

Luego del anuncio de Bancolombia de bajar la tasa de interés en 100 puntos básicos a las tarjetas de crédito, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, señaló que este es un buen paso y que espera que esta tendencia se extienda a otros sectores, como el de los créditos para la compra de vivienda.

De acuerdo con el banco dirigido por Juan Carlos Mora, este decuento de 1% se aplicará para todas las transacciones realizadas a partir del 1 de junio de este año, es decir, desde el próximo jueves.

Por lo tanto, esta medida radicará en que las tarjetas de crédito Bancolombia tengan un interés de 2,36% efectivo mes vencido.

"Periódicos hoy anuncian importante reducción de tasas de interés por parte de la banca. Nuestro mensaje fue escuchado", sostuvo el jefe de la cartera de economía.

http://www.larepublica.co/mauricio-c%C3%A1rdenas-apoy%C3%B3-anuncio-de-bancolombia-de-bajar-tasa-de-inter%C3%A9s-tarjetas_514391

martes, 30 de mayo de 2017

Millenials: la nueva cultura laboral y cómo las empresas deben prepararse


Esta generación busca que su empleo les genere satisfacción y los estimule para encontrar un balance entre su vida personal y laboral.

Anteriormente, las compañías solían contar con que el ciclo de vida de sus empleados fuera uno de largos años, incluso hasta décadas. Por una parte, los empleadores veían el desarrollo de un trabajador como un proceso de educación alineado los objetivos de la empresa a largo plazo. Y por otra, los empleados sentían que su compromiso de tantos años dentro de la empresa se reflejaría en bonos, incentivos, ascensos, etc. Sin embargo, las relaciones entre ambas partes han cambiado.

Las relaciones con los empleados ya no son igual que en años anteriores, y esto ha provocado que las compañías se encuentren en un proceso de transformación, especialmente a la hora de desarrollar acuerdos y contratos. ¿Por qué? En parte se debe a la nueva fuerza laboral que se une a sus instalaciones, que viene con nuevos conceptos y formas de trabajar que, en consecuencia, traen consigo una redefinición de lo que significa tener un empleo, una carrera y cómo la empresa a la que pertenecen los debe remunerar.

La nueva fuerza laboral, los millenials, serán el 50% de los empleados en 2020 y pasarán de 18-24 meses en la misma posición; lo que nos obliga a pensar en ciclos de años y no décadas. En este sentido, también traen con ellos nuevos conceptos como la transparencia de los grupos gerenciales, oportunidades de aprendizaje continuas y acuerdos laborales basados en una relación de confianza con su empleador. De igual forma, esta generación buscan que su empleo les genere satisfacción y los estimule para encontrar un balance entre su vida personal y laboral. En otras palabras, un empleo es un proyecto y como tal si es poco gratificante, lo cambiarán.

Ahora bien. ¿Cómo pueden las empresas afrontar este nuevo escenario? En primer lugar, las organizaciones deben adoptar una mentalidad de emprendedores y buscar extender su ecosistema con múltiples talentos. Al mismo tiempo, deben pensar en los beneficios a la comunidad como una forma de ofrecerles a los empleados una variedad de posibilidades que respondan a sus prioridades, en constante evolución. Por último, deben otorgarle al empleado un sentido de pertenencia y la posibilidad de reinventarse. 

Las compañías deben empezar a ver el mundo como los millenials e impulsar la transparencia y la confianza con sus empleados. De igual forma, deben involucrarlos en los procesos de decisión y someterlos a programas educativos continuos que los estimulen constantemente. Otro aspecto que deben considerar es que los millenials tienen personalidades profundamente conectadas con incontables redes profesionales, toda oferta laboral debe honrar esta identidad en red, mientras que busca agregar a ella actuando como un conector útil para otras valiosas redes cerradas y abiertas.

Finalmente, parte de las nuevas ofertas que los empleadores deben tener en cuenta es crear una estrategia de recompensas que impulse formar parte de una comunidad de aprendizaje vibrante y auto dirigida que sostenga un ecosistema de talento que inspire lealtad. Las organizaciones que lo entiendan estarán preparadas para la nueva realidad. Aquellos que no lo hacen serán propensos a convertirse en anacronismos, volviéndose parte del pasado.


http://www.canalinformatico.net/index.php/gestion/969-millenials-la-nueva-cultura-laboral-y-como-las-empresas-deben-prepararse

Bancos tendrían que prestar 3 servicios gratuitos al mes


Así lo propone un proyecto de Ley que está en trámite en la Cámara de Representantes, el cual busca que en la cuota de manejo de algunos productos se incluya una canasta de servicios gratis.

El autor de la iniciativa parlamentaria es el Representante a la Cámara, David Barguil, del Partido Conservador. De acuerdo al contenido del proyecto (que fue radicado bajo el número 004/16C, 20/07/16), las entidades autorizadas para captar recursos del público que cobren cuotas de manejo deberán garantizar mensualmente de manera gratuita a sus usuarios, el acceso a los tres productos y servicios más representativos tanto de las cuentas de ahorro como de las tarjetas de crédito que conformen la canasta que para efectos del cálculo del Índice de Precios al Consumidor Financiero -IPCF- establezca la Superintendencia Financiera.

Si se llega a aprobar, en un futuro las entidades autorizadas para captar recursos del público deberán informar a sus usuarios de manera clara y oportuna a través de todos sus canales de comunicación la composición de la canasta de servicios gratuitos a la que tendrán acceso gratuito durante cada mes y/o período de facturación.

“Este proyecto de ley busca que los bancos tengan que entregar 3 productos o servicios gratuitos al mes a cambio de lo que les cobran mensualmente por la cuota de manejo de sus cuentas o tarjetas. Que a la gente no le cobren dinero adicional por los retiros, consignación nacional, entre otros servicios, sino que el pago de la cuota de manejo le represente algo tangible a la cuenta habiente”, explicó el representante David Barguil.

El documento busca aliviar el gasto de los colombianos en servicios financieros, de los cuales los que más pesan son el cobro por comisiones de avances con tarjetas, la expedición de talonarios, la reposición de tarjetas débito y crédito, la consignación a cuentas de otras entidades financieras, entre otros. 

Además, de convertirse en realidad, promete un intenso debate con el sector bancario, el cual ha sido objeto de regulaciones, producto de fallos de la Corte Constitucional, la Corte Suprema, como también las iniciativas de origen parlamentario. El fallo más reciente le ordenó a los bancos la prohibición de negarse a otorgar un crédito cuando una persona se encuentra en situación vulnerable. 

El país tiene una meta de alcanzar una bancarización de la población adulta de un 84% para el año 2018, objetivo que se puede cumplir si los servicios financieros llegan a un sector de la población con menores recursos económicos. La propia Asobancaria (agremiación que representa a los bancos) ha señalado que se necesita llegar a las familias de estrato 1, 2 y 3 para poder bancarizar a más colombianos. 

El Banco Mundial, en un informe de 2015, indicó que 2.000 millones de personas, equivalentes al 38% de la población adulta del mundo, no utilizan servicios financieros formales y un porcentaje aún mayor de los pobres no tiene cuenta bancaria debido a los costos, las distancias de viaje y a los, a menudo, complejos requisitos que se deben cumplir para abrir una cuenta. Sus filas incluyen más de la mitad de los adultos en el 40% de los hogares más pobre en los países en desarrollo.

La falta de servicios bancarios está vinculada con el nivel de ingresos: el 20 % de los adultos más ricos de los países en desarrollo tiene el doble de probabilidades de poseer una cuenta formal que el 20 % más pobre. Sin embargo, si bien los pobres no tienen el mismo acceso a productos financieros que los individuos con niveles más altos de ingresos, su necesidad de contar con servicios financieros podría ser incluso mayor. 

Las investigaciones indican que el acceso a productos de ahorro y, en particular, a ahorros “comprometidos”, donde los individuos limitan su derecho a girar fondos hasta que hayan alcanzado un objetivo específico impuesto por ellos mismos, puede tener beneficios importantes más allá del simple hecho de aumentar la cantidad de ahorros: puede empoderar a las mujeres; subir el consumo y las inversiones productivas; elevar los ingresos y la productividad, e incrementar los gastos en salud preventiva.

En las últimas décadas, distintos tipos de proveedores de servicios financieros han ofrecido nuevas oportunidades a las personas excluidas del sistema. Se trata de organizaciones no gubernamentales (ONG); cooperativas; instituciones de desarrollo comunitario; bancos comerciales y estatales; empresas de seguros y tarjetas de crédito; servicios de telecomunicaciones y telegramas; oficinas de correo, y otras empresas que ofrecen acceso a puntos de venta (POS, por sus siglas en inglés). En muchos casos, los nuevos proveedores y modelos comerciales son viables gracias a los avances tecnológicos, como la expansión mundial de los teléfonos móviles.


http://www.finanzaspersonales.com.co/credito/articulo/bancos-bancos-tendrian-que-prestar-servicios-gratis/72625?utm_source=newsletter&utm_medium=mail&utm_content=finanzaspersonales&utm_campaign=2017_05_21

lunes, 29 de mayo de 2017

El cambio digital llega tarde a las compañías


La tecnología no se puede asociar a una generación, aunque se le liga a los millennials y los Z, pues son estos quienes la manejan fácilmente. Esta transformación digital está llegando más allá, y se concentra en el mundo empresarial pues las organizaciones deben adaptarse a los distintos gustos de los clientes y consumidores ayudándose con las nuevas tecnologías.

Este fue uno de los temas centrales que se discutieron durante el foro “Rediseñando el modelo de negocio, cómo responder digitalmente al contexto local, regional y global”, organizado por LR y Oracle, que se realizó en el Hotel JW Marriott de Bogotá. 

Jorge Arias, gerente general de Oracle Colombia y Ecuador y el encargado de hacer la apertura del evento, afirmó que en primera instancia “las empresas deben entender que la transformación digital es más profunda que tener lo último en tecnología. Su significado es encontrar la forma de simplificar y automatizar los procesos para que se vean reflejados en eficiencia operacional”. 

Las organizaciones entonces deben reinventar su modelo de negocio porque, como también dijeron diferentes panelistas del foro, los gustos y comportamientos de las personas están cambiando y la adaptación es uno de los puntos más importantes para crear sostenibilidad en una empresa. 

Uno de los ejemplos de esta adaptabilidad, es la aplicación digital de tenderos Rappi, que se creó por el análisis de las necesidades de los consumidores según concluyeron los invitados al foro.

En este sentido, Arias agregó que la transformación digital tiene cuatro pilares, que deben darse tanto externa como internamente: primero es la experiencia del cliente, en donde las personas ahora lo que buscan es simplicidad; el segundo es la innovación tecnológica, que se basa en observar los problemas que tienen las personas y encontrar soluciones. Como tercer pilar anunció la agilidad para el negocio, en el que más personas deben pensar en la transformación digital como ganancia, y el impacto que tiene en la sociedad. 

Como último pilar, el directivo manifestó la importancia de que las empresas quieran y sean conscientes de la transformación digital dentro de las compañías, para cambiar la forma de los negocios actualmente. 

Luis Enrique Arce, director de estrategia digital y IT de PricewaterhouseCoopers (PwC), también, uno de los invitados al evento, explicó que el principal reto que se presenta en este cambio, es converger las tendencias de lo que piensan los empresarios y lo que perciben los consumidores, y agregó “hay un nivel de preocupación marcado que no se veía antes acerca de la transformación digital y observamos a los líderes de las compañías inmersos en el mundo tecnológico”. 

Por su parte, Juan Guillermo Vélez, CEO de Virgin Mobile, fue el moderador del panel que contó con la participación de Hair Muñoz, director de movilidad y canales del Banco Davivienda, Juan Camilo Pardo, CFO Colombia del Grupo Phoenix y Óscar Galeano, gerente de soluciones y procesos del Grupo Orbis. 

Dentro del debate, los directivos afirmaron sobre la necesidad de que se implementen estrategias digitales ligadas a la tecnología en las empresas, pero dejando a un lado el pensamiento de que lo tecnológico solo es lo operativo de una compañía. 

Otro de los paneles contó con la participación de Gustavo Solima, director para Latinoamérica de alianzas y canales en Oracle Colombia, Mario Jaramillo, gerente general de Nexsys Colombia S.A.S, Tito Neira, CMO de fabrica digital de Scottia Bank y Jorge Quiroga, CEO de Blacksip. Jaramillo destacó “se debe transformar la idea de qué es lo que se entiende por estrategia digital para implementarlo de manera exitosa”, y agregó que las empresas deben apostarle a los líderes digitales que sean capaces de transformar la cultura organizacional.

Los panelistas apoyan la idea de que las empresas deben o deben reinventarse con un nuevo modelo de negocio digital, porque es así como lo está demandando el mundo. 

Arias reafirma esta posición diciendo que “se está haciendo un rompimiento y cambio en el modelo de negocio. Hay una nueva forma de hacerlo, porque la percepción del cliente cambió y el comportamiento del mismo es el que lo ha impulsado”. 

Uno de los últimos paneles que tuvo como eje central: “Cómo identificar el momento acorde al contexto para rediseñar el modelo de negocio” estuvo acompañado de Juan Alberto Rodríguez, COO de Enterprise Amazing, junto con Fernando Acosta, CEO de Itis Support, Mónica Clavijo, CEO de IZE Consultores, Carlos Miranda Kosch, director corporativo de InMotion y Francisco Gómez CEO de Soaint Software Associate, este último afirmó que “cuando hacemos unos cambios, se hace un mejor servicio al cliente. Viendo las deficiencias en los procesos de negocio, involucrando al usuario en este proceso, dando como resultados las mejoras”. 

A manera de conclusión, Arias dijo que las empresas en este punto de transformación digital por la que atraviesa el mundo, no pueden quedarse quietas, y agregó que “si los empresarios no entienden los nuevos hábitos en el mediano y largo plazo no va a tener empresa”. 

Para el gerente, Colombia es un país que está en la cuarta posición de adopción de la transformación digital, respecto a otros de la región que encabezan la lista como Brasil, Argentina y Chile. Sin embargo, aún falta mucho por recorrer aunque “30% de las empresas se están preparando para abordar la transformación digital y 80% ya han comenzando algún proceso camino a la modernización en el área de la tecnología”. Mientras que solo 5% usan la nube. 

Jorge Quiroga, CEO Blacksip 

Este gerente destacó que el revolcón que las empresas deben iniciar es “transformar la idea de qué es lo que se entiende por estrategia digital para implementarlo de manera exitosa”. Quiroga aseguró que las compañías deben apostarle a los líderes digitales que sean capaces de transformar la cultura organizacional. Adicionalmente, piensa que el lenguaje y el chip cultural aún está muy arraigado en la planeación tradicional lo que obstaculiza la innovación. 

Tito Neira, CMO Digital Factory Scotiabank

El panelista destacó que uno de los retos no es considerar que el mercado de consumo solamente estará en manos de los millennials y las nuevas generaciones, sino en la capacidad de crear nuevos conceptos y preferencias. “Para ser creativo no es necesario ser joven pero sí tener la capacidad de reinventarse”, agregó Neira. La clave de un modelo de tecnología y de estrategia también debe ir acompañado por la apuesta y el olfato a las oportunidades de negocio.

Mario Jaramillo, gerente general de Nexsys Colombia

El empresario, que participó en el panel sobre el rediseño de los modelos de negocio, también pone sobre la mesa que las compañías deben dejar de lado el temor de invertir en tecnología y desvincularse de la premisa que dichas inversiones son onerosas. “Lo importante es que una empresa pueda responder cómo va a hacer la estrategia digital porque hay miles de formas de encontrar aliados”, puntualizó Jaramillo. Finalizó diciendo que la innovación es el requisito de la vigencia. 

Hair Muñoz, director de movilidad y canales de Davivienda

Durante su intervención en el panel sobre si la estrategia debe desprenderse de la tecnología, el especialista señaló que “la transformación digital viene acompañada de la tecnología. Por eso es que se debe construir diariamente los proyectos de la mano de la tecnología disponible. Entonces la estrategia y la tecnología son un complemento para mejorar los resultados de la entidad bancaria”. También, recordó la experiencia de la primera billetera virtual en el país: Daviplata. 

Gustavo Solima, Dir. para Latinoamérica de alianzas en Oracle 

Solima afirmó que las compañías que buscan iniciar la transformación digital, deben tener como base las necesidades de los colombianos en donde se tengan en cuenta seguridad, crecimiento y lo que él llama “sabores”, esto último significa que sean sistemas que estén en casa y den confianza a los usuarios. Adicionalmente, manifestó que esta transformación no se puede encasillar en una generación, sino en los conocimientos que tienen los usuarios en general. 

Juan Camilo Pardo, CFO Colombia del Grupo Phoenix 

Pardo fue uno de los ponentes en el panel que tuvo como eje central el “enfocarse en la estrategia y dejar el resto a cargo de la tecnología digital”, y manifestó que, actualmente, las estrategias de las empresas ya no pueden estar separadas de la tecnología, pues no pueden ser concebidos como dos momentos distantes, sino que están en la misma línea y van de la mano. Además, agregó que una organización para ser competitiva, debe estar inmersa en la transformación digital. 

Juan Rodríguez, Coo Enterprise Amazing 

En su intervención durante la discusión del panel que tuvo como eje el cómo identificar el mejor momento acorde al contexto para rediseñar el modelo de negocio, Rodríguez explicó un caso de éxito en el que lo que más se aprendió, fue a compartir con el cliente con una manera diferente de trabajo. El directivo afirmó que cuando se hacen cambios, se ven las deficiencias en los procesos de negocio y se involucra al usuario en el mismo se mejora el servicio al cliente. 

Bharath Natarajan’s, Director de Go- to Market Channel de Oracle 

Durante su intervención que estuvo centrada en ‘es vital la transformación digital’ Natarajan’s manifestó por medio de ejemplos que desde hace tiempo el mundo está en una corriente digital, en el que se manejan cuentas virtuales e invierten grandes sumas de dinero en seguridad. Igualmente, él considera que las soluciones digitales están disponibles para cada sector de negocio que busque dar el paso a la transformación digital, unidas a un compromiso empresarial.

Para hacer empresa "lo menos importante es el dinero", William Shaw

El sueño del presidente de VivaColombia William Shaw es expandir su aerolínea de bajo costo a toda América Latina. En entrevista a Dinero relata el origen de la empresa y también revela el secreto de su crecimiento.


William Shaw es el hombre que preside la aerolínea VivaColombia, caracterizada por ser la primera de bajo costo en el país. Esta empresa que el año pasado logró movilizar 3,4 millones de pasajeros, busca para este año inflar la cifra a 5,7 millones.
En su entrevista a Dinero relata sus comienzos en la industria de la aviación: "Mi papá me corrió de su empresa porque yo era un bueno para nada y decidí comenzar a trabajar en una aerolínea porque quería un boleto gratis para poder viajar a Europa (...) entonces empecé en el mostrador de una aerolínea británica", afirma Shaw.  

El empresario que se identifica como "mexicano de nacimiento y colombiano de corazón" trabajó como gerente de ventas en la aerolínea British Airways, donde después de un año, y gracias a su gestión en el área comercial, fue ascendido a la dirección general de la aerolínea en el mercado colombiano y posteriormente para la Región Andina.
Un día Shaw se aburrió de su cargo y decidió estudiar  una maestría en ciencias administrativas en la Universidad de Stanford. "En mi maestría fue donde nació la idea de crear la primera aerolínea de bajo costo en Colombia".
El presidente de VivaColombia afirma que la universidad le permitió creer en un negocio, y lo que denomina ‘el punto de dolor‘, el cual define como el producto que necesita la gente y que no puede comprar. "Encontramos un punto de dolor muy grande en lo que es el viajar por Colombia durante los años 2009, 2010 y 2011", afirma el empresario, que al ver tal necesidad decidió crear la primera aerolínea de bajo costo en el país cafetero. 

Fue para el año 2008 que gracias a la colaboración de sus amigos colombianos, compañeros de estudio y profesores de la Universidad de Stanford, entidad educativa que financió la primera base de clientes para apoyar el emprendimiento, logró concretar la idea de desarrollar su propia aerolínea con el factor diferenciado de ser a bajo costo para el usuario. 
El empresario asegura que "lo más complicado de hacer empresa en cualquier parte del mundo es tener la convicción para hacerlo, lo que menos debería preocupar es el dinero". Agrega que los fondos vienen siempre y cuando se tenga una buena idea y un buen plan de negocios "Hay inversionistas profesionales que están buscando en dónde invertir, y se tiene que tener un plan estratégico de cómo llegar a estos inversionistas", concluye Shaw. 
Revela a este medio que su sueño es ver crecer a VivaColombia por toda América Latina "Ya comenzamos en Colombia, nos estamos expandiendo a Perú y próximamente estaremos buscando otros países a dónde crecer la marca" concluye William Shaw. 

http://www.dinero.com/actualidad/multimedia/empresario-de-la-semana-presidente-de-vivacolombia-william-shaw/245079?utm_source=newsletter&utm_medium=mail&utm_content=dinero&utm_campaign=2017_05_10

domingo, 28 de mayo de 2017

No somos un país de ahorradores, nos falta planificar





Luego de seis meses en el cargo, el presidente del Fondo Nacional del Ahorro (FNA), Helmuth Barros, decidió dar el primer balance de su gestión. En Inside LR habló de las acusaciones de corrupción que tenía la entidad, la cartera y las apuestas que se tienen en materia de tecnología.



Además, Barros afirmó que “el FNA no está concentrado en competir a otros fondos”, la idea del presidente es que exista espacio para los privados.

¿En qué va el proceso que abrió la Procuraduría por la compra del edificio? 
Sobre este tema, los tres entes de control, la Procuraduría, la Contraloría y la Fiscalía están adelantando las investigaciones pertinentes. Por otra parte lo que estamos haciendo es adelantando las gestiones para que a través de la póliza global bancaria, de los seguros, se le restituya al banco los recursos que por alguna razón le generaron algún perjuicio. Hubo un impacto en los balances, en su momento, y eso está siendo objetivo de una reclamación ante la póliza.

La entidad terminó 2016 con pérdidas, ¿cómo están ahora las finanzas ? 
Ese efecto es patrimonial. El banco cuenta con una solidez muy importante, es un banco que no tiene riesgo, donde sus calificaciones tanto interiores como exteriores son triple A. Esta es una reclamación que procede, porque en su momento hubo impacto en los resultados financieros y por su puesto hay que hacer uso de la póliza global bancaria.

¿Cuánto es la reclamación?
El monto está entre $35.000 y $50.000 millones.

Su antecesor dijo que en la entidad habían 700 denuncias de corrupción, ¿qué encontró usted cómo las ha solucionado? 
En una entidad como esta, que tiene dimensiones enormes y atiende a usuarios en diferentes partes del país, la gente se encuentra desinformada, pues eso es propicio para que algunas personas se aprovechen de los usuarios y les exijan dinero por formularios o por adelantar tramites. Hoy esos casos no están reducidos a cero, pero los estamos controlando y aspiramos hacerlo cada vez más.

¿Cómo les ha pegado la austeridad inteligente?
Esto es algo que debe permanecer en una entidad como estas, de suerte que no es un programa del Gobierno, si no que debe ser una constante en la forma de administrar la entidad. 

¿Qué inversiones en tecnología están haciendo?
En tecnología estamos revisando todo el tema bancario, mirando los temas de los procedimientos y debe existir un centro en donde se controlen todos los procesos del banco. Estamos haciendo inversiones importantes, en los próximos cuatro años, podemos hablar de unas inversiones de US$80 millones.

¿Con qué cifras cerró 2016?
Hubo unos buenos resultados. La entidad cerró con $94.700 millones de utilidades el año pasado, tiene un patrimonio de $2,35 billones, el cual es adecuado. Administramos en activos por $7,5 billones .

¿Cómo ven la competencia con otros fondos privados? 
El FNA no está concentrado en competir a otros fondos. Nosotros estamos concentrados en hacer una función autónoma, que es profundizar el volumen de los afiliados para que por esa vía podamos profundizar en el campo de propietarios y podamos profundizar en el ahorro. Hoy tenemos dos millones de afiliados, esperamos tener más.

¿Para qué piden las cesantías los colombianos? 
Tengo que reconocer que las cesantías no han sido bien utilizadas. Las personas a veces utilizan algunos mecanismos para retirar cesantías y consumirlas en algún bien como carro, viaje y no es lo adecuado. Nosotros necesitamos las cesantías como seguro cuando hay desempleo, pero también que sirvan como ahorro para lograr objetivos con bien importantes, o facilitar la educación.

El Fondo se ha posicionado como el gran financiador de vivienda, ¿cuáles son los resultados en este aspecto?
Se hicieron colocaciones por $792.000 millones y $161.000 millones en crédito constructor, más cerca de $25.000 millones en créditos de educación. Esto nos sitúa en $900.000 millones en colocaciones.

¿A cuánto debería llegar?
Digamos el banco puede crecer cuatro veces las colocaciones, es decir, hoy tenemos 160.000 créditos, podríamos tener 700.000 créditos.

Los consumidores se queja de que los desembolsos son muy demorados, ¿cuánto tiempo tarda un proceso de estos? 
Hoy un proceso se puede estar demorando 151 días, lo cual es excesivo, uno debería pensar que no se debería demorar más de 40 días.

¿Cuál es el promedio del crédito que piden los colombianos y a quiénes se dirigen?
Hoy la mayoría de los créditos se mueven sobre $55 millones, y esto demuestra que estamos llegando a la gente de estrato uno, dos y tres. 

¿Cómo es el ahorro de los colombianos? 
Colombia no ha sido un país de ahorradores, nos falta incentivar esta política. El país ha venido derrotando la pobreza, pero eso tiene que venir de una planificación del futuro. 

El perfil 
El nuevo presidente del FNA, Helmuth Barros, es abogado de la Universidad Externado de Colombia, tiene estudios administrativos y de alta gerencia en el Inalde, así como algunos estudios de gobierno corporativo en la Universidad de Yale. En el campo laboral ha trabajado en diferentes entidades públicas y privadas como el Ministerio de Ambiente, la Superintendencia de Notariado y Registro, el Fondo Rotativo del Ministerio de Justicia y en Findeter, en donde se desempeñó como secretario general.

http://www.larepublica.co/%E2%80%9Cno-somos-un-pa%C3%ADs-de-ahorradores-nos-falta-planificar%E2%80%9D_503966


Banqueros ven “muy difícil” que se cumpla el pronóstico de 2,5% de PIB este año

El presidente de Asobancaria, Santiago Castro, señaló que alcanzar la proyección del Gobierno de 2,5% de PIB este año, e incluso la suya de 2,3%, es una meta con riesgos a la baja.

Asobancaria, el gremio del sistema bancario ve “sin mucho optimismo” el crecimiento económico del país para este año pues las cifras que ya ha revelado el Dane, así como la de confianza del consumidor de Fedesarrollo, dejan prever que el crecimiento de Colombia dependerá del desempeño del segundo semestre de 2017.

Santiago Castro, presidente de Asobancaria, agregó que el desempeño del primer semestre podría ser incluso inferior al de todo el 2016, que fue de 2%, por lo que ni siquiera están seguros de que este pueda ser el año de la recuperación y temen que se convierta en “el de la repetición”.

Uno de los motores del crecimiento que el país espera para este año es el aumento de la competitividad, que en gran parte depende de la ejecución de los proyectos de Cuarta Generación, que todavía no arrancan, lo que llevó a los bancos a evaluar mecanismos para acelerar los cierres financieros de los proyectos de primera y segunda ola.

En ese sentido, Asobancaria considera que los procesos de cierres financieros llevan el ritmo deseado y esperan que para el cierre de este año las noticias sean más positivas en el campo de la infraestructura nacional.

Otro de los motores del crecimiento del país es el consumo de los hogares, que aún no despega y ha llevado al Gobierno a pedirle al Banco de la República que acelere el ritmo de descenso de sus tasas de interés y a los bancos que reflejen rápidamente dichas disminuciones para incentivar el flujo de recursos y de este modo aumentar el consumo interno.

Solo en los dos primeros meses del año, los desembolsos de la cartera comercial cayeron 48% con respecto a enero y febrero del año anterior, mientras que los desembolsos de créditos de consumo lo hicieron en 37% en el mismo periodo. 

Los microcréditos disminuyeron en 45,3%, los de vivienda lo hicieron en 32,7% y en total los desembolsos crediticios cayeron 44% entre el primer bimestre del 2016 y el mismo periodo de este año.

Sin embargo, el presidente de Asobancaria le respondió al Gobierno que el sistema financiero no determina sus tasas de interés teniendo en cuenta únicamente las tasas de referencia del Emisor, sino que este es apenas uno de los factores. “De ser así, cuando estábamos en el ciclo alcista debieron subir mucho más y no lo hicieron. Esa además es una de las razones por las que ahora las tasas no bajan tan rápido, porque no las subimos como lo hizo el Banco de la República”, señaló Castro.

Otro punto es el factor de riesgo, que se determina según las políticas de cada entidad, por lo que la velocidad de ajuste de las tasas de interés del mercado depende del ritmo de ajuste de los tipos de referencia del Emisor y los niveles de riesgo que se ven.

La tasa de interés de la cartera comercial en diciembre de 2016 era de 12,99% efectivo anual, para marzo de este año ya había disminuido hasta 12,77% efectivo anual y al cierre de abril de este año ya era de 12,21%.

Por su parte la tasa de interés de la cartera de consumo, cuya transmisión de tasas de interés del Emisor es más lenta, tenía una tasa de 19,29% efectivo anual en diciembre del año pasado, en marzo de este año había aumentado hasta 19,79% y al finalizar abril era de 19,88% efectivo anual. 

Las disminuciones en la tasa de esta cartera se empezarían a ver hacia el cuarto trimestre de 2017, debido al desempeño de los dos primeros trimestres del año, inferiores a lo que el mercado esperaba y por lo tanto aumentando el riesgo en especial en los sectores de consumo y microcrédito, sumado al mecanismo de transmisión que en Colombia se tarda entre ocho y doce meses.

http://www.dinero.com/economia/articulo/bancos-no-creen-pronostico-del-pib-para-2017/245498?utm_source=newsletter&utm_medium=mail&utm_content=dinero&utm_campaign=2017_05_18

sábado, 27 de mayo de 2017

Las cartas de la Dian

No compete a ninguna autoridad y menos debería hacerlo la DIAN, enviar comunicaciones amenazantes a los ciudadanos mientras hace acusaciones carentes de soporte y de prueba alguna, con el propósito de que paguen impuestos supuestamente dejados de cancelar.


En días pasados, los contribuyentes en Colombia (incluido el suscrito) hemos venido recibiendo comunicaciones de la DIAN de diferente índole y origen. Por una parte, comunicaciones serias y muy propias de la autoridad, en las cuales recuerdan los vencimientos para el cumplimiento de ciertas obligaciones tributarias (presentación de declaraciones de renta, del impuesto a la riqueza y demás) y en las que, muy apegada a las funciones que le competen, la DIAN invita a los contribuyentes a dar cumplimiento cabal a sus obligaciones para con el Fisco.

Por otra parte y en claro contraste con lo anterior, se ha tomado el trabajo la autoridad tributaria de preparar una comunicación en la cual indiscriminadamente y sin soporte alguno, cita algunas causales o circunstancias en las que cualquier contribuyente honesto y cumplidor puede perfectamente estar, para tratar de intimidarlo arguyendo un posible incumplimiento tributario e incluso, la comisión de un delito, por haber omitido declarar activos o por haber revelado pasivos inexistentes en sus declaraciones de renta.

Basta leer el texto de la comunicación para advertir en ella un proceder indebido que raya en el “boleteo” administrativo. No compete a ninguna autoridad y menos debería hacerlo la DIAN, enviar comunicaciones amenazantes a los ciudadanos mientras hace acusaciones carentes de soporte y de prueba alguna, con el propósito de que paguen impuestos supuestamente dejados de cancelar.

Si la autoridad considera que un contribuyente ha dejado de cumplir con sus obligaciones tributarias, claro es el procedimiento que debe seguir (no es si quiere o no hacerlo) para obtener el pago de lo que al Estado corresponde por concepto de las cargas tributarias, dejando al particular lo que constitucionalmente le corresponde, el derecho de controvertir las acusaciones que le sean imputadas y el derecho al debido proceso. Si la DIAN tiene acusaciones contra un contribuyente, procede que emita actos administrativos fundados y soportados en pruebas obtenidas válidamente y respecto de las cuales el contribuyente acusado tenga el derecho de contradicción. No es la vía de la intimidación la que la Constitución le permite al Fisco para obtener la satisfacción de las obligaciones de los particulares. 

Y lo peor de todo es que el tema no para aquí. Sé por fuente directa que ciertos contribuyentes, escogidos -no sé con qué criterio-, vienen siendo “citados” a que comparezcan a la DIAN, por medio de ciertas comunicaciones de dudosa procedencia legal. Y digo lo anterior porque cuando el contribuyente, cándido, inexperto o ignorante, acude a la cita, es puesto bajo la gravedad de juramento para que confirme información incluida en sus declaraciones de impuestos, incluidas aquellas a través de las cuales ha legalizado activos poseídos en el exterior.

Lo anterior, mediante comunicaciones o citaciones no ordenadas dentro de proceso administrativo alguno, no hay expediente abierto en contra de los contribuyentes citados y mucho menos, se ha decretado una prueba de interrogatorio de parte o de testimonio de terceros, con apego a las formalidades establecidas en la ley y en la Constitución. 

El proceder de la autoridad, reprochable desde el punto de vista jurídico, siembra en los contribuyentes la desconfianza en un Estado ávido de recaudo que en nada se detiene, ni en la ley ni en la Constitución para sacar provecho de los ciudadanos. ¿Es ésta la imagen que pretendemos construir como Estado? ¿Es ésta, al margen del cumplimiento o no de los procedimientos y normas aplicables, la clase de relación que el Estado quiere trabar con los particulares?

Conozco de la capacidad de muchas personas que prestan sus servicios actualmente para las autoridades de hacienda y tributaria nacionales. Y no dudo de sus conocimientos, honestidad y espíritu de servicio público. Por eso llama la atención el procedimiento que viene siendo utilizado para ejercer presión indebida sobre los contribuyentes, incluso valiéndose del engaño y de la intimidación, so pretexto del propósito noble de obtener el pago de los impuestos debidos.

Mientras la ley misma hace cada vez más difícil la formalización y el cumplimiento cabal de las normas aplicables, más engorroso y costoso el hacerse cumplidor de la ley, las autoridades fiscales se empeñan en sembrar o quizás en reforzar, la desconfianza de los particulares en el proceder administrativo.

Y por ahí se ha dado el lujo la DIAN de emitir conceptos contradictorios unos con otros en lapsos de veinticuatro horas o de pretender corregir yerros legales (como los relacionados con la firmeza de las declaraciones de renta) a través de simples opiniones que en el mejor de los casos, constituyen doctrina a todas luces incapaz de modificar la ley. ¿Será que en su propósito desesperado de conseguir recursos no está sacrificando la DIAN la majestad de la ley, el estado de derecho y el anhelo colectivo de la seguridad jurídica?

Deben tomarse con carácter urgente las decisiones gubernamentales o en defecto de ellas, de las entidades de control o incluso de las autoridades judiciales, para que se suspendan definitivamente conductas perniciosas como las descritas. Este sigue siendo un Estado de derecho.


http://www.dinero.com/opinion/columnistas/articulo/las-cartas-de-la-dian-por-martin-acero/244893?utm_source=newsletter&utm_medium=mail&utm_content=dinero&utm_campaign=2017_05_04

La economía colombiana cayó en los primeros 3 meses del año


Así lo reportó el Dane, que señaló que esto representa una caída del 1.6 puntos porcentuales con respecto a igual período del 2016, cuando la economía creció 2,7%.


Según reportó el director del organismo Mauricio Perfetti, los sectores que tuvieron crecimientos negativos fueron los de transporte almacenamiento y Comunicaciones, con -0,3%, comercio restaurantes y hoteles con el -0,5%, suministro de Electricidad gas y agua con el -0,6% y explotación de minas y canteras con el -1,4%.

En contraste, los sectores que tuvieron crecimientos moderados fueron la industria manufacturera, con el 0,3%, los servicios sociales y personales con el 2,2 %, los establecimientos financieros con el 4,4% y la agricultura ganadería y demás actividades agrícolas con el 7,7%.

La cifra entregada por el DANE, fue menor incluso a la proyectada por el Banco de la República, que señaló un crecimiento del 1,3%.

Según señaló en su momento el gerente del Emisor, Juan José Echavarría, el 1,3% era una cifra bastante regular que evidencia el momento complicado que vive la economía colombiana.

http://www.rcnradio.com/economia/la-economia-colombiana-crecio-11-los-primeros-3-meses-del-ano/

viernes, 26 de mayo de 2017

Cómo tomar mejores decisiones en un comité o una junta?

Los tres momentos de la prudencia son: el diagnóstico, la decisión y la ejecución. Lo propio de un directivo prudente es que no se precipita pero tampoco se queda en el análisis.

Uno de los grandes hitos de los premios Nobel del año 2002 fue que un psicólogo, Daniel Kahneman, se ganara dicho galardón en Economía. Según la academia sueca, su aportación consistió en el análisis sobre el juicio y la toma de decisiones. El libro más conocido de este estadounidense e israelí se llama “Pensar rápido, pensar despacio” (Debate, Barcelona, 2012).

Cito este ejemplo para ilustrar el por qué Kahneman es útil para el mundo de las organizaciones y de la empresa y, sobre todo, cómo nos puede ayudar a tomar mejores decisiones. Kahneman señaló que las personas poseemos un sistema dual de pensamiento: uno lo denominó el sistema 1 o pensamiento intuitivo o automático y, el otro, lo llamó el sistema 2 o pensamiento reflexivo o introspectivo. A modo de ejemplo, siguiendo a Kahneman, si le preguntamos al lector la capital de Francia, inmediatamente habrá una respuesta propia del sistema 1; en cambio, si preguntamos, cuánto es 14 x 27, entonces, la respuesta requerirá una operación tipo sistema 2.

La mayoría de las veces, tomamos decisiones bajo los efectos del sistema 1. Por ejemplo, piense en el momento en que va a comprar un carro: usted va al concesionario, el vendedor le pide que se suba y que sienta la emoción de conducir un carro nuevo. En ese momento, la persona, así no pueda permitirse un vehículo nuevo, hará todo lo posible por comprarlo. Este hecho normalmente es una trampa del pensamiento y del autoengaño. La persona se dirá: ¡me lo merezco!, ¡he trabajado mucho para este momento!

Este ejemplo sirve para ilustrar que tomamos muchas decisiones bajo efecto del sistema 1, o sea, por las emociones o el autoengaño. En los comités y las juntas directivas también sucede que tomamos decisiones emocionales o con sesgos cognitivos. Lo explicaré con otro ejemplo (tomado de Kahneman): Juan es una persona callada, metódica y organizada; muy dada a clasificar y a organizar. Si te preguntara, ¿cuál es la profesión de Juan, agricultor o bibliotecario? Muchos responderían…bibliotecario. Sin embargo, si te diera una información más, quizás, la respuesta cambie; por ejemplo, que Juan vive en un país en el que por cada veinte agricultores hay un bibliotecario, ¿qué pensarías? Otra sería la respuesta.

Esta introducción nos lleva a una conclusión: a las juntas directivas y los comités les conviene que los directivos actúen bajo el sistema 2 de pensamiento, es decir, más reflexivamente: un tipo de pensamiento colectivo basado más en las circunstancias, las consecuencias y, especialmente, sabiendo enmarcar bien los problemas. 

El descubrimiento de Kahneman en Inalde Business School lo hemos llamado (gracias a la aportación del pensamiento clásico de Aristóteles y Tomás de Aquino) la virtud de la prudencia, que consiste en la recta razón del obrar, o sea, la capacidad de una persona de evaluar, ponderar, deliberar, juzgar una realidad y, acorde a este razonamiento, tomar una decisión. En resumen, una persona prudente diagnostica los hechos, considera los problemas y plantea alternativas, según las circunstancias y decide según las posibilidades.

Los tres momentos de la prudencia son: el diagnóstico, la decisión y la ejecución. Lo propio de un directivo prudente es que no se precipita pero tampoco se queda en el análisis. Asimismo, fruto de ponderar los hechos y las circunstancias, un directivo puede evitar tomar decisiones desde las emociones o inducido por sesgos en el pensamiento como los que describimos al inicio.

Por estas razones, una junta o un comité no puede abordar un problema únicamente basado en las intuiciones o la mirada y recomendación de un equipo directivo. Por el contrario, un comité de directivos prudentes aborda los problemas desde una perspectiva más amplia y objetiva mediante el diagnóstico y el juicio. No podemos desconocer que en muchas ocasiones las decisiones de los directivos tienen sus propios sesgos como el interés personal, la presión por el resultado o el sistema de incentivos de la empresa. ¿Cuántas veces una decisión no atiende a los intereses de la empresa sino a los de corto plazo de los directivos o los de los accionistas?

En conclusión, ¿por qué es tan importante el sistema 2 o el ejercicio de la prudencia para la toma de decisiones? Porque la realidad que abordamos en las empresas es compleja, incierta, impredecible y basada en la contingencia (lo que puede ser o no). En consecuencia, no caben las recetas o el pasado de aquello que funcionó para tomar decisiones porque cada realidad corresponde a unas circunstancias concretas y específicas.

Una persona prudente debe aprender a decidir de acuerdo con una racionalidad más reflexiva y menos emotiva. Para lograr este objetivo, el directivo debe ejercitarse en la toma de decisiones prudenciales, lo cual se consigue mediante sistemas de aprendizajes más activos como el método del caso y las simulaciones empresariales. Para lograr su desarrollo, un directivo debe pasar horas en el aula (que es como un gimnasio) para perfeccionar su capacidad de toma de decisiones.

http://www.dinero.com/opinion/columnistas/articulo/como-tomar-mejores-decisiones-en-un-comite-o-junta-jorge-gomez/244891?utm_source=newsletter&utm_medium=mail&utm_content=dinero&utm_campaign=2017_05_04

Los 5 errores que comete en sus redes sociales y que le pueden impedir conseguir trabajo

Según Jobvite, el 93 por ciento de los reclutadores observan Facebook, Twitter y LinkedIn antes de formalizar un proceso de contratación.


A la hora de aplicar a un trabajo sólo tenemos en cuenta la imagen que irradiamos durante la entrevista y la presentación de nuestra hoja de vida o portafolio. Sin embargo, hay algo más que los reclutadores y empresas están mirando y que, por desconocimiento, no le prestamos atención: las redes sociales. 

Según un estudio de Jobvite del 2016, el 93% de los encargados de la contratación en las empresas revisan el perfil social de un candidato antes de formalizar la contratación y el 53% ha reconsiderado emplear luego de los resultados de su búsqueda. 

Aspectos como las publicaciones, ortografía y afinación política, de acuerdo con Jobvite, son primordiales a la hora de observar un perfil que está en proceso de selección. 

Ante esto, consultamos al experto Cristian Guevara, Section Manager de Hays Colombia, para conocer qué están mirando las empresas colombianas en los perfiles de sus candidatos. 

De acuerdo con Guevara, en Colombia también están utilizando las redes sociales como un recurso para evaluar los perfiles y encontrar "la persona adecuada para el empleo adecuado". 

En el país la red que más tienen en cuenta es la de LinkedIn, una de las más importantes a nivel profesional. En ella, explica Guevara, los reclutadores están buscando perfiles que estén completos, que enseñen claramente sus experiencias laborales y que mantengan una comunicación 100% profesional. 

“Nosotros estamos interesados en personas que tengan perfiles completos, sin embargo lo que hemos visto en Colombia, es que la gente todavía siente temor de tener su información pública, lo que no les facilita a las empresas, y a nosotros, encontrar un buen candidato para las vacante”, señaló. 

Ante esto, también afirmó que en el país aún se cometen errores que, en una red como LinkedIn, ponen en duda lo profesional que puede llegar a ser una persona. “Hay que cuidar mucho las publicaciones que realizan de tipo ilegal, sexual y de discriminación, son asuntos que pueden afectarnos en el ámbito laboral”.

Finalmente, dio a conocer cinco errores comunes que cometen los colombianos en las redes sociales, y que se deben tener en cuenta a la hora de postularse a una nueva vacante: 

1 No tienen perfiles completos: Esto es sumamente importante a la hora de mostrar lo que la persona ha hecho profesionalmente. Hay que enseñar claramente y sin temor los éxitos que se han tenido a lo largo de la carrera y en las empresas en las que se ha trabajado.
2 Se convierten en spam o basura: Las publicaciones inadecuadas pueden llevar a la persona a que se torne molesta para los reclutadores y empresas que están en búsqueda.
3 La ortografía y la redacción: En muchas publicaciones las personas no miden la forma en la que escriben. Tener errores ortográficos e incoherencias en las frases es un punto negativo en la evaluación.
4 Generar polémica: Muchos colombianos describen abiertamente sus posturas políticas, culturales y sociales, y no está mal, pero hay que tener cuidado en el lenguaje que se maneja, cómo lo hacen saber y los problemas que esto le puede ocasionar en una empresa.
5 Fotos inadecuadas: De acuerdo con Guevara los usuarios aún caen en el error de creer que las redes sociales profesionales son como las personales (Facebook, Instagram, Twitter), en las que se puede publicar fotos, por ejemplo de la rumba con sus amigos.

http://www.portafolio.co/economia/empleo/los-5-errores-que-comete-en-sus-redes-sociales-y-que-le-pueden-impedir-conseguir-trabajo-506054

jueves, 25 de mayo de 2017

Bajar los impuestos

Proponer menores ingresos con más egresos en un entorno de débil crecimiento, tendría el efecto de deteriorar, el desequilibrio fiscal.

Donald Trump ha anunciado que piensa presentar una ambiciosa reforma tributaria. Esta es una de las medidas promovidas durante su campaña y uno de los ejes de su política económica. La clave del proyecto es la rebaja de la tasa del impuesto a las sociedades del 35 al 15 por ciento. 

El presidente busca reactivar el ritmo de crecimiento y recuperar la competitividad de las inversiones. El discurso de nacionalismo económico se apoya en la evidencia de que muchas empresas estadounidenses han optado por mover sus sedes y operaciones a países con tributos más bajos. Trump sostiene que no se pueden seguir exportando empleo y recursos fiscales. Quiere que esas compañías que no están ni producen en EE. UU. regresen, y que más inversionistas consideren la posibilidad de establecerse en esa jurisdicción.

Desde un punto de vista macroeconómico, la utilización de las finanzas públicas para estimular el crecimiento del ingreso es uno de los principales mecanismos de la política económica. La teoría afirma que se puede obtener el mismo resultado aumentando el gasto público o reduciendo los impuestos. Sobre esto hay poca discusión. Es preferible optar por los recortes de ingresos fiscales en un entorno de crecimiento que permita evitar un deterioro del déficit. Pero el gran debate es sobre cuáles actividades y contribuyentes deben beneficiarse de los menores tributos. Por lo poco que se conoce, el enfoque de la propuesta estaría orientado a favorecer a los más adinerados, lo que genera duras críticas de la oposición demócrata y polarizaría aún más el ambiente político. 

En el seno del Partido Republicano muchos temen que la reforma de Trump agrave el déficit fiscal, situado en el 2016 en 3,2 por ciento del PIB (587.000 millones de dólares). La línea más conservadora lleva varios años argumentando que el desbalance de las cuentas públicas es el combustible del endeudamiento nacional, que ya es cercano a los 20 billones de dólares y representa 108 por ciento del PIB. Durante el periodo de Obama, la deuda explotó, pasando de 10,2 billones en el 2009 a 19 billones en el 2016, con un crecimiento del 80 por ciento. 

Los partidarios de la ortodoxia fiscal no están dispuestos a incrementar el déficit, como sucedió en el gobierno Reagan, cuando se implementó una política similar. Luego, Trump y su secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, no solo tendrán que enfrentar a sus opositores, sino que tendrá que vencer la resistencia de una fracción importante de su partido que no ve con buenos ojos la idea de la reforma.

Resucitar el discurso de la curva de Laffer y de los menores impuestos tiene un claro sentido político. Bajar los tributos debería venir acompañado de un plan de disminución del tamaño del Estado. Pero hasta el momento, Trump parece promover un aumento del presupuesto militar y un plan de inversión en infraestructura que implicarían aumentos considerables en el gasto. Proponer menores ingresos con más egresos en un entorno de débil crecimiento, tendría el efecto de deteriorar, en el corto plazo, el desequilibrio fiscal. Algo no cuadra en la ecuación. 

Coletilla: cuando las estadísticas lo muestran, los gremios lo confirman y hay consenso en todos los analistas de que la economía está estancada, el Dane publica que el desempleo baja. Tan raro…

La maldición de los consultores se está extendiendo rápidamente

Lo que fue anteriormente un nicho importante para grandes empresas como McKinsey, hoy en día se ha convertido en una industria de gestión.

Los ingresos globales de las firmas de consultoría de gestión crecieron un 7% el año.

Warren Buffett hará todo lo posible para evitar que Berkshire Hathaway utilice consultores. “Si la junta contrata a un consultor de compensación después de que me haya ido, regresaré”, les prometió a los asistentes a su reunión anual de accionistas el sábado. Era una broma, pero venía del corazón. 
La opinión negativa de Buffett en relación con los gestores de fondos de cobertura sobrepagados, a quienes describe como “compensados sobre la base de algo que en conjunto no puede ser cierto”, es bien conocida. 

Él extiende ese escepticismo a otros intermediarios: a los banqueros de inversión, a los corredores y a los consultores de todo tipo.

Este escepticismo lo convierte en alguien muy inusual, ya que el mundo corporativo se está encaminando hacia la dirección opuesta. Dondequiera que se mire, hay más y más consultores: en estrategia, en inversión, en operaciones, en compensación, en transformación digital, en tecnología, en ‘marketing’. Algunas empresas parecen haber sido enteramente tomadas por los consultores. 

Lo que fue un nicho para un puñado de expertos en empresas como McKinsey & Co y Boston Consulting Group, se ha convertido en una próspera industria que continúa creciendo más rápido que muchos de sus clientes. Los consultores desempeñan muchas labores que las compañías mismas solían hacer. 

Según Source Global Research, los ingresos globales de las firmas de consultoría de gestión crecieron un 7% el año pasado para alcanzar los US$133.000 millones. Algunas empresas de primer nivel, como Bain & Co, están disfrutando de una expansión de dos dígitos, y lo han estado durante varios años. 

Las grandes firmas de contabilidad, cuya mayoría abandonó la consultoría a principios de la década de 2000, están de vuelta: el 44% de los ingresos de EY durante el año pasado provino de trabajo de asesoría. 

La consultoría está en el corazón mismo de los servicios profesionales: de 2,2 millones de personas que trabajan en servicios financieros y profesionales relacionados en el Reino Unido, 477.000 son consultores, en comparación con 421.000 banqueros, según el grupo comercial de City UK. 

¿Qué está sucediendo?Una respuesta es que los consultores son necesarios. Numerosas empresas despidieron a sus empleados y se concentraron en su núcleo después de la crisis financiera de 2008, externalizando actividades que iban desde fabricación hasta tecnología. 

La contratación de ‘experiencia’ cuando se requiere — la gestión como un servicio en la nube — representa un próximo paso natural. 

Los cambios tecnológicos también son una bendición para los consultores. El auge de la tecnología digital y del análisis de datos está drásticamente cambiando a diversas industrias, incluyendo a los minoristas y a los medios de comunicación. Las compañías que quieren reformar su manera de operar han volcado su atención hacia las empresas consultoras para asistencia, sobre todo las más grandes con experiencia en tecnología.

Eso puede ser extremadamente significativo, desde cómo una empresa recopila y analiza datos, hasta cómo promociona productos a los consumidores a través de Facebook y los entrega en sus hogares. Las empresas de ‘marketing’ como WPP y Publicis compiten con divisiones digitales de firmas consultoras como Accenture.

Estos cambios conllevan serias implicaciones para la naturaleza de la compañía misma. Hace una generación, la principal ventaja competitiva de las corporaciones estadounidenses como General Electric y Procter & Gamble era la gestión. Ellas capacitaban grupos de ejecutivos para operar subsidiarias operativas sin problemas.

La consultoría ofrece un sustituto, abriendo la posibilidad para que las compañías externalicen partes de su estrategia y de sus operaciones. Esto lleva a preguntarse qué hace, por ejemplo, una gran empresa de bienes de consumo. Si las tendencias continúan, pronto podría haber sólo unos pocos gerentes supervisando a consultores y contratistas.

Incluso para aquellos que no van tan lejos, utilizar consultores tiene atractivos:
ofrece el uso flexible de un capacitado grupo de gerentes y profesionales, el escalón superior de lo que Accenture llama la ‘fuerza de trabajo líquida’. Contratar consultores que han realizado proyectos similares en otros lugares es fiable y rápido.

Pero existen ciertos peligros, los cuales pueden pasarsepor alto en medio del apuro. Uno de ellos es que las compañías están comprando soluciones que las hacen operar más como otras empresas. Se les están vendiendo ideas similares y métodos similares para llegar a los clientes.

La ‘maldición’ de los consultores es que cualquiera puede contratarlos, por lo que sus ideas pronto se propagan.

Es una versión del problema de la conformidad en la gestión de activos tan despreciada por Buffett; la originalidad es algo muy difícil de conseguir. Berkshire es deliberadamente excéntrica y, obstinadamente operando a su manera, ha producido enormes recompensas. Tal y como escribió Buffett en su carta a los accionistas de 2014, “hay cosas peores en la vida que tener un negocio próspero que uno entiende bien”.

El segundo peligro es que los consultores se convierten en un hábito: una vez que entran en el edificio, son difíciles de erradicar. Ellos están interesados en mantener la relación, ya sea persuadiendo a los clientes de que los retos son complejos o vendiéndoles más servicios.

Una compañía que necesita unas cuantas tareas realizadas rápidamente puede caer en la red de los consultores. Muchas corporaciones estadounidenses tienen “una costosa cultura burocrática internamente mientras un creciente cuerpo de asesores financieros les ofrece a los accionistas una amplia gama de costosos servicios”, escribió Lawrence Cunningham, un profesor de la Universidad George Washington.

Los consultores son tentadores en un mundo de tecnología y regulación cambiante, como lo muestra su crecimiento. Pero también es aconsejable que el comprador tenga cuidado con la oferta.

Una cosa que sí sabemos es lo siguiente: si Berkshire alguna vez se une a la tendencia después de la muerte de Buffett, él se revolcará en su tumba.

http://www.portafolio.co/economia/la-maldicion-de-los-consultores-se-esta-extendiendo-rapidamente-506069

miércoles, 24 de mayo de 2017

El servicio al cliente se vuelve a 'rajar' en el país

Este aspecto quedó mal calificado, con 54 puntos sobre 100. Según estudio, las empresas y sector público no plantean bien las relación con el público.


Aunque muchas empresas dictan cátedra de servicio al cliente, en la práctica no tienen una buena estrategia.

El servicio que prestan tanto empresas privadas como entidades públicas en el país es deficiente.Así lo concluye un estudio que acaban de terminar, en alianza, la consultora Cifras & Conceptos y el exministro de Ambiente, Gabriel Vallejo. La primera es una reputada firma de estudios de opinión y el segundo, es experto y conferencista internacional en el tema de que trata la mencionada investigación.

César Caballero, dueño y gerente de la consultora, explica que hasta ahora, “el grueso de las matrices sobre servicio al cliente se habían concentrado en los clientes fidelizados y en los que generan algún reclamo, pero existía un vacío en cuanto a los que no reclaman y, aún mayor, en el sentido de las expectativas de los clientes que ni siquiera alcanzan a llegar a las empresas”.

Con el fin de suplir la falencia señalada por Caballero, este estudio combinó una encuesta que se aplicó a 1.700 personas de 12 ciudades colombianas, trabajó con grupos focales y realizó entrevistas en profundidad a 10 gerentes de compañías y representantes de distintos gremios de la economía, las cuales fueron realizadas por los propios Caballero y Vallejo. 

El objetivo posterior es diseñar un mecanismo de medición del servicio al cliente que se pueda aplicar con mayor exactitud que los instrumentos que actualmente existen en el contexto nacional. 

El estudio, según Vallejo, confirmó algo que ya intuía desde sus más de 80 charlas acerca de este asunto por toda América Latina, en el sentido de que existe una enorme brecha entre las expectativas que genera una empresa entre sus públicos y la manera como estas se concretan. Un segundo abismo es el que existe entre lo que piensan las compañías, de la manera como conducen su relación con clientes y la percepción que estos se forman al respecto.

“Pero lo más importante, de todo es que somos muy malos en el país prestando servicios”, agrega el exministro de Ambiente.

En palabras de Vallejo, el estudio lo que hace es ratificar las fallas que subsisten en el servicio y cómo, aunque en teoría las empresas tienen al cliente en el centro de su misión, en la práctica no cuentan con una estrategia claramente definida para relacionarse con él.

“Hay varias razones, pero la central es que la mayoría creen saber qué quiere el cliente, pero no tiene certeza frente a la experiencia. Y como no cuentan con ese nivel de claridad, prestan el servicio que creen que el cliente está esperando. La consecuencia es que el nivel de servicio es realmente mediocre”, añade Vallejo.

Para demostrarlo, cita las cifras arrojadas por los instrumentos que utilizaron: el sector mejor evaluado, restaurantes, solo obtuvo una calificación de 68 sobre 100; las cadenas de supermercados, 66; y el transporte aéreo, 61. En la otra orilla, la que registraron las peores percepciones, están transporte urbano (41), salud (47) y las entidades públicas (51).

Caballero también destaca cómo a veces los empresarios creen que lo están haciendo bien, pero la realidad dista mucho de ese pensamiento. Por ejemplo en las compañías de telefonía celular, sus directivos calificaron el servicio que prestan con 78, en contraste con los usuarios, que lo hicieron con 57.

Otro asunto, añade, es que a pesar de que se pudiera pensar que hay diferencias importantes entre el centro y la periferia, el estudio indica que esto solo se ve en transporte público, donde la calificación global es de 41 y la de la capital de la República apenas llega a 34, dejando muy mal parados a sus operadores. 

De resto, la distancia en el indicador está entre 0 y 2 puntos, que no es significativa.
El gerente de Cifras y Conceptos también resalta que, en los grupos focales, se percibió un fuerte rechazo a los monopolios y oligopolios.

Por su parte, Vallejo apunta que el hecho de que nuevos formatos de supermercados, como D1 y Justo & Bueno no centren su esfuerzo a la comodidad o la calidad del empaque, como elementos del servicio, ganan terreno porque la gente siente colmadas sus expectativas, como la cercanía a sus casas y el ahorro en dinero, factores estrechamente asociados con los hábitos de consumo.
“Frente a otras marcas se plantean otras expectativas. Por ejemplo, cuando voy a un almacén que queda en la calle 72 con carrera 5 (sector exclusivo de Bogotá) espero que me sonrían y me atiendan bien, porque sé que voy a pagar más, y lo que estos nuevos formatos están entendiendo es que hay un volumen de usuarios que tenía expectativas distintas”, anota el Exministro. 

Finalmente, en general el servicio en el país queda mal ranqueado, pues el promedio fue de apenas 54 sobre 100

http://www.portafolio.co/negocios/empresas/empresas-no-estan-colmando-expectativas-de-los-clientes-505479

Las causas del débil crecimiento de la economía colombiana

El PIB se expandió un 1,1% respecto al año anterior, el ritmo más lento desde 2009.


El crecimiento probablemente repuntará durante el resto del año, a medida que disminuye el impacto de los aumentos de impuestos y la demanda de los consumidores se recupera.

La economía de Colombia creció al ritmo más débil desde la crisis financiera global, ya que la caída en la confianza de los consumidores profundizó una desaceleración causada por el final del auge petrolero y minero. 

El producto interno bruto se expandió un 1,1% respecto al año anterior, el ritmo más lento desde 2009 y en línea con la proyección media de 28 analistas encuestados. 

Frente al trimestre anterior, la economía se contrajo un 0,2 %. El banco central realizó el mayor recorte de tasas en más de cuatro años el mes pasado en un intento de reactivar la demanda mientras la economía lucha por recuperarse de la caída de los precios del petróleo en 2014 y 2015, lo que provocó una disminución de la inversión y la producción en un sector que representa la mayor exportación de Colombia. 

Un aumento en el impuesto a las ventas al inicio del año contribuyó a la caída de la confianza de los consumidores a su menor nivel desde que el índice comenzó a medirse en 2001. 

El crecimiento probablemente repuntará durante el resto del año, a medida que disminuye el impacto de los aumentos de impuestos y la demanda de los consumidores se recupera, dijo Daniel Velandia de Credicorp. 

"La reforma tributaria definitivamente tuvo que tener un efecto en la primera parte del año, y eso se ha reflejado en el comportamiento de casi toda la economía, con excepción de la agricultura", dijo Velandia. "Esperamos que este primer trimestre haya marcado el final del ciclo, y cuando los consumidores hayan incorporado el impacto de la reforma tributaria, la demanda interna aumentará". 

La producción minera se contrajo un 9,4 % con respecto al año anterior, mientras que la construcción, que había sido un motor de crecimiento en los últimos años, cayó un 1,4 %. 
Los servicios públicos, el comercio minorista y el transporte también se contrajeron, mientras que la agricultura creció 7,7 % gracias al aumento de la producción de café. 
Desde diciembre, el banco central ha reducido los costos de financiamiento 1,25 puntos porcentuales al 6,5 %, y los analistas pronostican otro recorte de un cuarto de punto este mes. 

El choque que golpeó a Colombia fue mayor que el que afecto a México, Perú y Chile, dijo el gerente general del banco central, Juan José Echavarría. La inflación se desacelero a 4,66% el mes pasado y se ha mantenido por encima de la meta durante más de dos años, lo que ha llevado a algunos políticos a oponerse a una reducción más rápida de las tasas de interés y causado reiteradas divisiones en las reuniones de la junta directiva. 

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ha pronosticado repetidamente que un peso más débil permitirá un repunte en la industria para ayudar a contrarrestar la caída del petróleo y la minería, pero esto aún no ha sucedido. La economía de Colombia crecerá un 2% en 2017, según analistas, mientras que se espera que México crezca un 1,7 %, Chile un 1,8% y Brasil un 0,6 %.

http://www.portafolio.co/economia/las-causas-del-debil-crecimiento-de-la-colombiana-506057